DARE: CRÓNICA Y FOTOS (MADRID)

0

Os dejamos la crónica e imágenes de Jose An del paso de los irlandeses DARE por la sala We Rock de Madrid el pasado 12 de Abril…

 

DARE
+
STRANGERS
12 ABRIL 2014 – SALA WE ROCK

 

Nostalgia es una palabra que según la línea que decidas que siga puede tener una connotación u otra, y que define perfectamente el concierto que el pasado sábado 12 de Abril disfrutamos en una abarrotada sala We Rock, con Strangers y con los iconos del rock inglés DARE, con el recuperado miembro original Nigel Clutterbuck, haciendo las funciones de guitarra rítmica, y en su haber las funciones de bajo, según el tema y el momento, pero no nos adelantemos:

Los chicos de Strangers, después de trabajarse la escena undergraund desde hace años, han llegado a publicar su nuevo disco y, nos lo presentan en este día, a un público afín a los sonidos AOR Y Hard Rock. Y es menester decir que es una apuesta valiente y con decisión, pues su sonido va contracorriente a las modas imperantes, más duras, pero ellos beben de las fuentes que el Hard Rock implemento en los años ochenta y la melodía, es su seña de identidad. Strangers ofrecen un buen compendio de canciones que oscilan entre el AOR y el Hard Rock, muy preponderante la vertiente más AOR, pero sin llegar a caer en los matices y dogmas que delimitan este género, y sobre todo pueden contar con un buen puñado de hit-singles que en otras épocas, e incluso en esta si la radio comercial no fuese tan ciega, bien podrían repuntar aquella época dorada en la que grupos como Def Leppard, Foreigner, los propios Dare, on su vertiente hispana como Sangre Azul, agitaban un estandarte de música que arrollaba, y desde el que el público, como lo pudimos ver, aun tiene sed.

La novedad que este redactor pudo ver, aunque ya conocíamos de la presentación de su disco, es ver la aportación del nuevo vocalista que defiende ahora los temas del grupo y que ciertamente casa muy bien, con el estilo y el espíritu del grupo. Aunque las influencias sean notorias, goza de un buen nivel técnico, defiende bien el escenario, y sobre todo, se ve junto al grupo, asentado y de cara a mover un álbum a ese público que desconozca su propuesta, su valor gana enteros.

El grupo en si no ha variado prácticamente en nada, de los directos anteriores, siguen mostrando un buen bagaje escénico, se les ve disfrutando de su propuesta, y con muchas ganas de escenario, bordando los temas que componen su álbum como son «Forbbiden love», «Take me away», un tema que derrama lágrimas de nostalgia de unos tiempos en los que la luz Hard Rock reinaba, y sonaba en la MTV y que podría codearse con grupos como Tyketto, o «Emotions», buen tema que conjuga la parte más melódica con el buen hacer de guitarra, mesada en su labor por la presencia omnipresente de la parte rítmica de la batería y del bajo, y el alma de este grupo que comporta el teclado, y además donde el vocalista Oscar O’brien se le ve en su salsa.

«Night in paradise» uno de los temas mas hardrockeros, bandera de presentación y buque insignia del grupo a mi parecer, un tema pegadizo en estribillo que el público no dudo en seguir al son del vocalista, el tema insignia de su sello como es «Rocking you tonight» , pero que no puedes dejar de lado otros como «Waiting» «Forbidden love», en los que el grupo derrocha ganas, actitud, y no dudan en jalear al publico ante su propuesta. Además, y ya lo hemos vivido, Strangers les gusta dar a sus seguidores algo mas, darles alguna sorpresa, y esta noche tuvimos dos, la versión de «Carrie» de Europe, perfectamente calibrada por el grupo, y que sería el preludio de la acusación invitada de la vocalista Mar Abello en el tema/balada «Hold on the dream» y donde pudimos ver al vocalista Òscar en una perfecta comunión y complicidad con la vocalista, un tema clásico de Hard Rock que rezuma buen hacer, amor y que encandilo al público.

Debo decir que los temas que interpretaron, y dadas las limitaciones de la sala, sonaron muy bien, sin prácticamente distinciones con lo que oímos en el disco, y pudieron gozar del mejor sonido de la noche, cosa que les favoreció sin duda, y ellos supieron aprovecharlos.

 

DARE es un grupo querido entre el público español, y conocedor de su propuesta, no dudo en dar una de las mejores entradas que he visto últimamente en las sala We Rock, pero que no tuvieron su noche en cuanto al sonido, cosa que por otra parte, suele ser tónica en la sala, incluso con las mejoras instaladas.

Para poder estar ante la leyenda que representa el vocalista Warren Worthington, con los himnos que representan esta banda, y siendo deudores al sonido más diáfano y directo al corazón, esta sala se tiene que poner las pilas sin duda y terminar de solventar estos detalles con un equipo de P.A. bien instalado, y con una infraestructura que permita disfrutar de lo mejor de esta leyenda, y estos increíbles músicos que bañaron la sala de líneas armónicas, estribillos que por la cara del público, y por la piel de gallina que se me pone al recordarlo sin duda estamos ante unos gigantes musicales, que lejos de vivir de las rentas, dieron lo mejor de sí en cada tema y encandilaron al publico allí congregado, llegando a hipnotizarle.

Sería difícil no hacerlo, pues el set list no era en absoluto tacaño, y estaba regado de clásicos intemporales, como con el tema que arrancaron, «Sea of roses» con esas ínfulas gaélicas, celtas que también combinan con el sonido del grupo, ( y que también pudimos disfrutar en «Dreams on fire» ) y el combo en todo momento se vio a gusto ante el público y se les noto por las caras alegres que se regalaban entre ellos con guiños y abrazos, en perfecta comunión con un público entregado coreando sus temas desde el principio.

Los tema de DARE son garantía de buen hacer, y de éxito seguro, pues la trayectoria es notoria, además como ya he comentado la reincorporación del guitarra Nigel Clutterbuck al combo, les ha dado un poso de firmeza que les ha sentado muy bien, y lo señalo ante el detalle de que en unas tres cuartas partes del concierto lo realizaron sin bajo, cosa que dado los temas de base semiacustica como «Stormwind» de su álbum «Beneath the shining water» no se noto prácticamente en nada, y el espectáculo no se resintió ante esta tesitura, pues las tablas y la genialidad se sobreponen ante estos pequeños detalles. Así con todo pudimos ver al vocalista Warren con un nivel vocal intacto, además de un nivel físico, ciertamente envidiable, grande sobre el escenario, y con la presencia de un combo que no ha perdido ni una pizca de grandeza, ni de técnica, como la técnica granada que destila el guitarra Vinnie Burns, soberano en su instrumento, y perfecto apoyo de Warren, feliz por estar soportado en las figuras de dos grandes guitarras.

El set list nos regala temas de la trayectoria reciente y pasada del grupo, mayormente basado en su álbum debut «Out of the silence» pero también con temas como «Silent thunder» de su «Belief» de 2001, con esa esencia gaélica que también transmite el grupo, para pasar a «Where Darknes Ends» del álbum «Beneath the shining water» del ya lejano año 1988 y que tocaron a continuación el uno del otro, y que dejó improntas de grandeza y sensibilidad en la sala, también tocaron «Wings of fire» «In to the fire», y las imprescindibles «Rain dance» del álbum «Out of the silente», autentico momento intenso entre el público y el grupo, tema esperadísimo, y que precede a «King of Spades» (momento elegido por el grupo para inmortalizar el gran evento) y «Return the hearth» ambos del «Out of the silence».

Gran noche del hard rock sin duda, de unas grandes leyendas.

Texto y Fotos: Jose An Zombie
www.metalegun.com

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies