CD REVIEW: CHAOS MAGIC – “Furyborn”

0

Artista: CHAOS MAGIC
Álbum: Furyborn
Sello: Frontiers Music
Fecha: 14 de junio de 2019
Nota: 8/10

Chaos Magic es una banda con origen en Finlandia y fundada en el año 2015 como uno de esos megaproyectos de Frontiers Music, en su primer disco, con la cantante chilena Caterina Nix contaron con Timo Tolkki y el resultado fue sensacional. Por esta razón, en este 2019, Frontiers ha decidido que ya era hora de que el segundo larga duración de la banda viese la luz, bajo el título de “Furyborn”.

Y aunque en este caso no tienen al genial guitarrista finlandés con ellos, han contado con otras colaboraciones de renombre como la de Tom S. Englund (Evergrey), Ronnie Romero o Ailyn (ex Sirenia), por citar algunas de las enormes colaboraciones que vamos a poder encontrar en un disco que anda a caballo entre el metal sinfónico y el power metal, como vamos a poder ver a continuación.

Comienza el disco con “You Will Breathe Again”, un corte que comienza con unas guitarras agresivas que, en apenas unos segundos, se juntan con toda la artillería musical para comenzar a deleitar al público con un sonido que por momentos me ha recordado a Epica. La voz de la vocalista chilena es una auténtica maravilla y termina de potenciar el sonido a su máximo exponente. También me ha gustado bastante la línea de bajo del corte, por momentos bastante audible. El estribillo tiene todo lo que un gran estribillo de este subgénero del metal debe tener, es pegadizo, melódico, potente… En definitiva, una muy buena carta de presentación para este disco.

Seguimos con la primera colaboración del álbum, la de Tom S. Englund (Evergrey) en “Furyborn”, tema que da título al disco. Con un ritmo algo más lento de entrada que el corte anterior, un sonido algo más pesado y contundente, la entrada de la voz del cantante de Evergrey por un segundo hace casi dudar de si se está escuchando Chaos Magic o un corte de Evergrey, ya que podría pasar por una canción de la formación sueca sin problemas. El resultado es espectacular y la combinación de ambas voces logra una canción maravillosa, ya que mientras Tom S. Englund le pone un toque algo más melódico (sin perder ese toque tan característico de su voz), Caterina le pone un punto algo más agresivo a su entonación (sin perder esa parte tan melódica, pero en esta ocasión canta algo más agudo), logrando así combinar ambas voces de forma magistral, con un estribillo sublime, siendo, tras escuchar el disco, sin ninguna duda mi favorita del mismo.

El tercer corte lleva por título “Like Never Before”, una canción que en cuanto a ritmo se parece bastante a la anterior pero en esta ocasión el sonido no se llega a asemejar tanto al de otras bandas, mostrando la formación un buen repertorio de recursos tanto en las voces como en las guitarras, para lograr de nuevo un muy buen resultado, con una canción que tiene un tinte algo más cañero que las anteriores.

Beware of Silent Waters” lleva aparejada la colaboración de Mistheria (Bruce Dikinson, Rob Rock), haciendo un tema que coge una faceta mucho más melódica manteniendo un ritmo lento, pareciendo por instantes una balada con todas las de la ley, y el resultado de nuevo es una muy buena canción, aunque de este primer tercio del disco quizá sea la que menos me ha logrado transmitir tras varias escuchas. No digo con esto que la canción no tenga calidad, es una canción sensacional, muy bien resuelta y que arroja un resultado muy interesante de escuchar, pero en comparación con sus predecesoras quizá es la que menos me ha llegado.

En el ecuador del álbum se encuentra “Falling Again”, que cuenta con la colaboración de Nasson Corbalant Prudant, productor del álbum. Una canción que de nuevo acelera algo el ritmo y vuelve a tomar esa estructura de los grandes cortes de este estilo, con unas estrofas potentes, un puente donde parece que el ritmo va a bajar para salir a un estribillo potente, con mucha fuerza. El combo de voces, si bien es cierto que no me ha parecido tan impresionante como el de la segunda canción (la voz de Tom S. Englund siempre me ha parecido soberbia) es también una verdadera delicia para el oyente, por lo que de nuevo suben el listón con un muy buen corte, además engañando un poco con el título ya que viéndolo uno se puede esperar un corte algo más oscuro pero nada más lejos de la realidad, es potente, tiene fuerza, gancho… Un gran trabajo.

Seguimos con la aparición de Ailyn en el álbum, en el corte titulado “Bravely Beautiful”, y de nuevo tenemos un combo de voces excepcional. Ailyn siempre ha tenido una voz que me ha parecido especial, por ser una voz que, sin perder potencia o cualquier otro atributo que pueda aportar, siempre ha tendido a un registro más dulce, muy melódico, y eso se nota sobre todo en los estribillos, logrando un resultado sensacional y, junto a la segunda canción, el binomio de temas que más me ha gustado del álbum. Una canción que dan ganas de poner una y otra vez en bucle, ya que tiene fuerza en la parte instrumental y una parte muy melódica con las voces, que juntas forman un sonido exquisito.

Throw Me to the Wolves” es el tema que nos ocupa ahora, una canción que se va a una faceta totalmente potente, con un ritmo sencillo de seguir y con un sonido potente, con unas guitarras muy contundentes y una entonación por parte de la vocalista chilena que ayuda a potenciar esa atmósfera cañera que comentamos. Un resultado muy interesante y que muestra de nuevo que el abanico de recursos que tienen Chaos Magic es bastante amplio, lo que les permite hacer cortes que son como un golpe a la yugular, y este es un buen ejemplo de esta afirmación.

“I’d Give It All” es una canción que sí que trabaja como la balada. Con un comienzo con guitarras acústicas y la entonación más melódica que ha empleado Caterina Nix en todo el álbum, vamos a encontrar una canción que tiene ese toque melancólico que suelen tener estas canciones en este subgénero del metal, con un resultado maravilloso con los arreglos orquestales realizados, logrando envolver al oyente en una atmósfera muy particular para esta canción, donde la sensación que más se nota es esa nostalgia que citaba antes. Un resultado sencillamente perfecto para dejar grabado un tema espectacular en todos los sentidos, ya que como digo, tiene todo lo que tiene que tener una gran canción de este estilo, sin dejarse nada en el tintero.

Encaramos la recta final del álbum con la colaboración de Ronnie Romero (Rainbow, ex Lords of Black, ex Rising) en “Path of the Brave”. Nos vamos a encontrar de nuevo con una canción que coge un punto de agresividad (a esto ayuda mucho la voz de Ronnie Romero), con un toque de potencia y elegancia indiscutibles, que de nuevo nos muestran que a esta formación las colaboraciones les sientan de maravilla, y en este disco no se podrá negar que han sido de renombre. Un resultado muy bueno e interesante, con una canción potente y directa, que aprovecha al máximo el registro de Ronnie Romero para potenciar la calidad de su resultado final.

“My Affliction” es la penúltima canción del álbum, de nuevo comienza con guitarras acústicas aunque esto dura unos pocos segundos antes de que entren de nuevo las guitarras distorsionadas, eso sí, manteniendo durante varios segundos el binomio con la voz para volver a guitarras acústicas unos instantes. Tenemos un corte que coge esa atmósfera melancólica y de casi balada pero con un sonido algo más agresivo que en el caso comentado anteriormente; pero que esto no lleve a engaño, la percusión tiene una presencia casi testimonial y todo el peso del sonido logrado recae en las guitarras y en la voz, pero siendo así el resultado es, francamente magnífico, una canción muy interesante para escuchar también varias veces seguidas, sobre todo por el juego de sonidos que hace cuando se encara el minuto tres de reproducción durante unos instantes.

Cierra el disco “I’m Your Cancer”, un título muy directo que esconde una canción igual de directa desde el comienzo de la misma, ya que entran con toda la artillería desde el inicio y la voz termina de elevar el sonido a magistral. Con un buen juego de percusión y ritmo, logran un resultado a la altura de lo que el disco se merece, poniendo así un cierre soberbio a un disco que me ha sorprendido muy gratamente. Una gran presencia del teclado y un estribillo potente son elementos que, sin duda alguna, son los diferenciales para que esta canción tenga el resultado que podemos escuchar en el álbum, y como digo, un trabajo sensacional para cerrar un muy buen trabajo.

Y es que, aunque el disco anterior de Chaos Magic fue muy bueno, a la hora de afrontar la escucha de este álbum las expectativas se ponen altas, pero por otra parte al pensar que es solo el segundo disco y que han pasado varios años desde el disco anterior no se puede evitar tener ciertas reservas. No obstante, el trabajo realizado es tan bueno que en apenas un par de canciones esas reservas desaparecen y podemos descubrir un gran álbum, con una variedad de sonidos excelente y que merece la pena degustar con tranquilidad, para poder extraer el máximo de lo que ofrece. Un gran acierto por parte de Frontiers Music, al menos desde mi humilde punto de vista, ya que me ha parecido un disco que, si tuviese que hacer un top-10 de discos internacionales, entraría sin duda alguna.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies