DARK MOOR presentó “Origins” en Madrid, esta es la crónica con imágenes del show

0

Sala Cool (Madrid), 1 de febrero de 2019

Casi sin darnos cuenta hemos consumido el primer mes de 2019 con algunos conciertos muy interesantes, y febrero iba a empezar con mucha potencia, con un show realmente prometedor a la par que espectacular llevado a cabo por una de esas bandas que no hacen mucho ruido y su calidad es más que indiscutible. Hablamos de Dark Moor y del huracán que hicieron pasar por la céntrica sala Cool de Madrid.

Era la puesta de largo de su último álbum, “Origins”, editado en la recta final del pasado año, y con ese buen puñado de nuevos cortes y la fuerza que les da haber celebrado hace poco su vigésimo aniversario, venían dispuestos a demostrar que la ciclogénesis explosiva de la que tanto se habla no está en la atmósfera, está en la tierra y no se llama Helena, se llama Dark Moor.

Unos 15 minutos más tarde sobre la hora prevista (según la información que tenía, se abrían puertas a las 20:00hrs y empezaba el show a las 21:00) se abrieron puertas para que la gente entrase y pudiese dejar atrás el punzante frío de la calle, y por consecuencia se retrasó el inicio del show unos 15 minutos. Con una sala rozando el lleno se apagaron las luces y comenzó a sonar la introducción que daba paso al huracán que se avecinaba, comenzando con mucha potencia con el corte “Birth of the Sun”, corte que abre “Origins”, contando además para la ocasión con gaita y violín, y logrando bordarlo, sonando casi mejor que en el disco y arrancando la primera gran ovación de la noche.

Prácticamente sin descanso enlazaron con uno de los primeros grandes clásicos de la formación que sonó, “The Chariot”, una de esas que ya es imprescindible. Tras este corte tembló la sala al completo con la ovación que le dedicó el respetable a la banda, que había salido dispuesta a comerse la sala y Madrid entero, y vaya si lo consiguieron, con un derroche energético envidiable y con la sensación de que estaban disfrutando al máximo sobre el escenario, sensación que se contagió al público que también disfrutó al máximo del concierto.

Cabe destacar lo comunicativos que estuvieron desde el escenario, y me intento explicar. Dark Moor siempre ha sido una banda que ha tenido un trato cercano sobre los escenarios con los fans, pero en esta noche tuve la sensación de que ese trato era aún más estrecho, que estaban más comunicativos de lo habitual, y prueba de ello fue que prácticamente en cada corte Alfred nos explicaba la historia que había inspirado esa canción.

Pero sin duda lo que hizo de la noche algo mágico fue la gran comunión que había entre artistas y público, algo que impregnaba el ambiente de una sensación especial, le daba los toques de esas noches que se convierten en inolvidables y permanecen en el recuerdo durante años.

Siguieron desgranando el set-list corte a corte y tras cada canción los aplausos y los vítores recibidos hacían temblar la sala al completo, especialmente sonoros tras cortes tan míticos como “Gabriel” o “Love From the Stone”, clásicos que no podían faltar en una noche como esta.

La incorporación de un teclista a la formación les da aún más riqueza musical, algo que en el caso de Dark Moor es prácticamente su seña de identidad, y que se fuertemente reforzada con el teclista, pero además el contar con un violín y una gaita en este concierto hacía que lo que se estaba escuchando allí fuese una verdadera maravilla, con una cantidad de matices y una riqueza envidiables. A todo esto además contribuía la inmensa calidad de los solos de Enrik y el impresionante estado vocal en que se encuentra Alfred, que ayer dio una verdadera clase magistral de canto.

Siguieron desgranando el set (donde entró algo más de la mitad del último disco), y sin duda uno de los puntos más álgidos del show fue “Raggle Taggle Gipsy”, un tema con cierto corte fiestero que puso a saltar a más de uno de los asistentes, y el giro musical con un toque más hard rock de “In The Middle of the Night”, que demuestra que la formación no le tiene miedo a nada y que cualquier cosa que les pongan por delante la resolverán con una maestría impresionante.

Tras el amago de retirada tras otra canción mítica como “Tilt at Windmills” (si la memoria no me está jugando una mala pasada) y para que la gente corease el nombre de la formación. Al volver hicieron el juego de intentar convencer a Enrik de tocar alguna más a base de gritar cada vez más fuerte (algo que, aunque sea un clásico en los conciertos, sigue teniendo su gracia), y cuando el guitarrista se dio por satisfecho y tras presentar el corte comenzaron a desgranar un gran clásico como “First Lance of Spain”, enlazando con una canción tan bella como excelente, “Lovers”, y encarando al recta final con lo que fue el adelanto de “Project X”, “The Road Again” (cabe decir que cuando tocaron la primera canción de este disco Alfred comentó que no sabía por qué la gente no había entendido ese disco, aunque esto ya es cuestión de gustos y no voy a entrar en eso ahora).

Y como no podía ser de otra forma, se acercaba la última canción, y no hizo falta que la presentase la banda, pues desde el público se empezó a gritar “pirata”, clara señal de que tocaba la versión que Dark Moor han hecho de esa maravillosa poesía de Espronceda, y que a su modo han conseguido darle un toque diferente y hacerla caballo de batalla para ellos (al igual que otra banda nacional la tiene, a su modo y como una que no puede faltar en sus directos). Una “Canción del Pirata” donde la gente se dejó los últimos ápices de voz que le quedaban y que cerraron una noche para el recuerdo.

En definitiva, el derroche de energía, la simpatía, la perfección musical y, sobre todo, la comunión que había entre todos los presentes hicieron de la noche del 1 de febrero en la sala Cool de Madrid una noche inolvidable, Dark Moor es de esas bandas que siempre van a dar un concierto excelente, pero en esta ocasión fue algo más que un concierto excelente, y esto es algo que está al alcance de muy pocos músicos, lo que hace que la única forma de acabar este texto sea diciendo: ¡Enhorabuena Dark Moor!

El set-list fue:
Birth of the Sun
The Chariot
Before the Duel
The Spectres Dance
Crossing Trough Your Heart
Gabriel
Druidic Creed
Iseult
Love From the Stone
And For Ever
Phantom Queen
Ritual Fire Dance
For Her
Raggle Taggle Gipsy
In the Middle of the Night
Tilt at Windmills
First Lance of Spain
Lovers
The Road Again
Canción del Pirata

Texto y fotos: Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies