Crónica e imágenes del show de SEXPLOSION y PINBALL WIZARD en Madrid el pasado 26 de enero

0

+ PINBALL WIZARD

26 de Enero de 2018 – Sala Fun House – Madrid

A punto de consumir ya el primer mes de este 2018, la escena metalera en Madrid no para, y en esta ocasión traía una prometedora banda sevillana y una banda ya conocida en la escena madrileña; sus nombres son, Pinball Wizard y Sexplosion. Estábamos citados en la sala Fun House a las 21:30 horas, y por algún tipo de contratiempo se retrasó bastante la apertura de puertas (y por tanto, todo lo demás), así que con el frío metido en los huesos entramos agradeciendo el calor que había en la sala, de la que me sorprendió el generoso escenario que había, teniendo en cuenta que no es una sala especialmente grande.

Los encargados de abrir la velada fueron los sevillanos, Pinball Wizard, una banda formada en el año 2007 en Utrera y que lleva ya una trayectoria de más de 200 conciertos y algún que otro disco. Para esta ocasión venían presentando su último trabajo, “Should It Out And Break The Sound”. La formación actual (y según cuentan ellos mismos, la más estable) es Memphis Jiménez a las voces, Joey DeadCat a las seis cuerdas, Cezar Lacob a las cuatro y Sergio Sánchez a la percusión. Su nombre sale de uno de los temas más míticos de los inmortales The Who, y en base a grupos como los citados, u otros como Guns N’ Roses o Kiss, anda su propuesta musical, un hard rock muy canalla y directo.

Comenzaron su show con contundencia, mostrando que su música se compone de ritmos fáciles de seguir, pegadizos, temas que no sean excesivamente largos y, sobre todo, una depurada técnica que les da un toque personal en su música. Me llamó especialmente la atención su vocalista, ya que se aleja bastante de lo que parece que es lo normal a día de hoy cuando uno ve a una mujer cogiendo un micrófono, y voy a intentar explicarme. Memphis puede tener esa entonación dulce y femenina, con una melodía maravillosa, pero en general no se mueve en ese registro, su registro es mucho más agresivo, con una voz desgarrada que le da mucha personalidad a lo que hace, y que fue una grata sorpresa precisamente por salirse de esa “normalidad establecida”.

Como comentaba, mostraron rápidamente la contundencia de su propuesta con dos temas muy directos como son, “Hard Rock Stealt Our Hearts Tonight” y el que da título a su último trabajo, “Shout It Out And Break The Sound”, donde muestran en unos pocos minutos que lo suyo es el hard rock de la vieja escuela, aquel que tan grandes bandas ha dejado a lo largo de la historia y que aún sigue sonando mucho. Directo, con gran distorsión en la guitarra (en algunos temas la guitarra era más limpia), y sobre todo, agresivo. Fueron desgranando paso a paso un set que dejó claro que se mueven como peces en el agua en esos registros, donde además no se puede negar en absoluto la entrega que tuvieron (especialmente la vocalista), tratando de animar al público constantemente (y aquí es donde debo decir que la entrada quizá fue un poco baja, pero también es cierto que la sala no permitía mucho más aforo).

Tuvieron tiempo incluso para un par de colaboraciones, como la que hizo Zezi Sixx en “Money Down”, marcando un corte a doble voz que fue uno de los puntos álgidos del show que ofrecieron los sevillanos. Así mismo nos regalaron algún momento en el que arrancaron las risas del respetable, además de con la gracia natural que reina en el sur de nuestra península (ahí es cuando más se notaba su procedencia), con ese amago de striptease que hizo su guitarrista cuando se despojó de la parte superior de su atuendo, donde sólo le faltó la música para dejar otro de los momentazos del espectáculo.

También tuvieron el momento de levantar a todo el mundo cuando comenzaron a sonar los acordes de “Enter Sandman”, rápidamente reconocidos y vitoreados por toda la gente allí concentrada, y que fue con diferencia el tema más coreado de la noche. Poco más de una hora sobre las tablas, pero a buen seguro que esa noche salieron con al menos una docena de fans nuevos, ya que tras el concierto de Pinball Wizard las caras (en su mayoría) reflejaban satisfacción por haber visto un buen espectáculo, con una propuesta musical que, quizá sin ser excesivamente novedosa, sí que tiene ese toque rompedor de no centrarse al cien por cien en el hard rock (ya que incluso tuvimos un momento puramente blues), mostrando así una versatilidad digna de ser mencionada en unos músicos que se les aprecia aún la juventud.

Una banda apropiada para gente con gustos tan variados como los citados Guns N’ Roses, así como The Rolling Stones e incluso cosas tan dispares como Kiss y Gary Moore. Tienen todavía un largo camino por delante, pero los cimientos para poder construirlo parecen una base sólida, sólo falta que sepan moverse y encontrar los apoyos necesarios para dar ese salto que les permita ir escalando, así que será mejor no perderles de vista.

Su set-list fue:

01. La Intro
02. Hard Rock Stealt Our Hearts Tonight
03. Shout It Out And Break The Sound
04. Shake Me Shock Me
05. Money Down
06. Hard To Handle (The Black Crowes cover)
07. Ain’t Got Enough
08. Good Girls Gone Mad
09. Gimme Some Love
10. Crazy For Me
11. Come On
12. Come With Me
13. Enter Sandman (MetallicA cover)
14. Down The Road
15. Hot Dust

Apenas pasaron quince minutos entre un concierto y otro, y los madrileños venían con ganas de dar un buen espectáculo, ya que iba a ser el último concierto de su bajista (según nos comentaron, la situación laboral le obliga a emigrar a Francia para poder trabajar en su campo), así como la enfermedad que arrastraba su vocalista, que le dejó alguna secuela en la voz pero que pareció motivarle aún más para dar un gran show (agradeciendo el propio músico a Zezi Sixx su colaboración, esta vez en forma de medicación, para poder salir a las tablas).

 

En el caso de la banda madrileña, formada en el año 2009, su propuesta versa también en un hard rock muy directo, aunque en esta ocasión una de sus mayores influencias (además de la compartida con la formación anterior, que no es otra que Guns N’ Roses) quizá se pueda decir que sean los propios AC/DC. Con dos discos ya en el mercado, la formación compuesta por G. Starless, Raúl Jiménez, Fer Ajejas y Ángel Fernández Caballero salieron dispuestos a comerse el escenario, y así lo hicieron.

Con un despliegue de energía excepcional y una buena dosis de humor por parte de su baterista (los chascarrillos entre canciones eran continuos, a la par que con un buen toque cómico) pasaron como un vendaval por la sala, haciendo disfrutar a todo el que estaba allí concentrado. Comenzaron con un tema muy potente, directo y con un toque agresivo casi obligado en este tipo de música como “Wild Addicted”, y rápidamente pudimos ver que por ahí van los derroteros de su música, con unos solos de guitarra realmente buenos, y donde se ve que cuidan al máximo detalle cada una de sus composiciones.

También tuvimos varias anécdotas a lo largo de este concierto, como la participación en uno de los cortes de dos antiguos miembros de la formación (contando el vocalista que era la primera vez que se reunían los seis sobre las tablas, en los bares es otra historia), aunque sin duda la anécdota más curiosa vino cuando el bajista rompió la cuarta cuerda del bajo en “Love’s Infected”, dejando durante el tercio final del tema a los músicos sin la línea de bajo.

Y en vista de que se complicaba el cambio de cuerda, optó por quitar la rota y tocar la cover de AC/DC que hicieron, “If You Want Blood” con tres cuerdas (a lo que tuvimos ese momento de humor con el vocalista hablando de la creación del bajo de tres cuerdas). Hicieron un último corte para el que le prestaron el bajo los chicos de Pinball Wizard (cosa que desde aquí aplaudo, a veces parece que no existe ese compañerismo en un escenario) para poder cerrar el concierto en condiciones, ya que el cambio de cuerda se estaba convirtiendo en una ardua tarea que parecía que no podía resolverse a la velocidad que el bajista pretendía.

Y más allá de estas anécdotas nos encontramos, como decía previamente, con un grupo de hard rock puro y duro, con ritmos constantes y pegadizos, guitarras duras, solos contundentes, muchos agudos en las líneas vocales y una base rítmica compenetrada y potente.

Tuvieron momentos álgidos también, donde conseguían levantar a todo el mundo con algunos de los temas más conocidos; aquí sin duda jugaba a su favor ser una banda más conocida en el circuito madrileño que sus predecesores, ya que aquí sí se palpaba en el ambiente que la gente los conocía, y se conocía sus temas, lo que ayudó a mejorar el ambiente y darle ese punto de fiesta en todos los sentidos.

Veremos cómo resuelven el contratiempo del bajista (nos comentaron que ensayarán por Skype), ya que sin duda es un buen escollo en el camino de su carrera, pero se pudo notar que ganas no les faltan y que quieren comerse el mundo, mostraron también ser capaces de ello a base de contundencia y de rock, duro y cañero. Si hay fans de Guns N’ Roses, AC/DC, Kiss o bandas por el estilo leyendo estas líneas que no conozcan a Sexplosion seguramente no les defraudarán.

Su set-list fue:

01. Wild Addicted
02. She’s Ready To Lick
03. The Sick Circus Of…
04. Bitch House
05. Justified Agression
06. Go Down To Get Higher
07. Dysfunctional Generation
08. Just Fight
09. The Hunting
10. Afire
11. Love Me Like A Reptile
12. Love’s Infected
13. If You Want Blood (AC/DC cover)

Texto y fotos: Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies