CD REVIEW: INCURSED – «Baskavígin»

0

Artista: Incursed
Álbum: Baskavígin
Sello: Helheim Records
Fecha: 5 de febrero de 2021
Nota: 9/10

INCURSED es una banda de pagan folk que nace en el año 2007 en Aranda de Duero, trasladándose a Bilbao y comenzando rápidamente a trabajar en composiciones para editar en el año 2009 su primer EP, “Time to Unsheathe Our Rusty Swords”, al que siguió “Morituri” en el año 2010, con el que comenzaron a dar sus primeros conciertos. 2012 fue el año en que la banda publica su tercer trabajo, “Fimbulwinter” y en 2014 vio la luz “Elderslied”. El lanzamiento de este año hace que la banda comience a salir de nuestras fronteras, haciendo fechas con bandas del calibre de ELUVEITIE, ENSIFERUM, SUIDAKRA o CRUACHAN. En el año 2018 la banda une sus fuerzas a On Fire Rock Promo y editan “Amalur”, lo que los lleva a tocar en festivales como Metaldays o Leyendas del Rock.

En este 2021 la banda viene dispuesta a seguir demostrando que el sonido que manejan está más que trabajado, que han logrado darle un toque personal y, sobre todo, que están mejor que nunca con este “Baskavígin”, un auténtico discazo por parte de una banda que sigue una línea ascendente muy clara, y que todavía tienen muchísimo que ofrecer, ya que la banda compuesta por Jon Koldo Tera (voz, teclado), Lander Lourido (guitarra), Oier Calvo (guitarra), Haitz Etxebarria (bajo) y Asier Amo (batería) se muestra más que en plena forma.

El disco arranca con la intro ‘1615 (Intro)’, un tema tranquilo, muy melódico y que supone el preámbulo perfecto para ‘Baskavígin’, un tema directo, con una potencia totalmente desbocada y con unos guturales que, si la intro te ha invitado a relajarte, te levantan de la silla al instante. Una base rítmica rápida y fuerte, con unas guitarras contundentes, unos solos agresivos y un trabajo vocal descomunal, tanto en los guturales como en las voces limpias, logrando un resultado realmente impresionante desde el primer momento. Una apertura directa, dejando claro el sonido de la banda, agresivo, pero con su parte de melodía y muy depurado, consiguiendo unos coros sublimes y unos estribillos muy pegadizos. Juntando todos estos elementos en la coctelera tenemos una auténtica bomba de relojería que estalla en cuanto comienza a sonar, dejando un arranque de álbum excepcional.

El álbum prosigue con otro tema que es como un gancho directo al centro de la cara, contundente, potente, agresivo y muy directo, que lleva por título ‘Who Stole My Beer?’, un título que invita a pensar en un tema festivo, y desde luego no defrauda en absoluto, ya que el estribillo se convierte en una auténtica fiesta con esa sección folk destacando junto a unos coros muy bien trabajados, y que elevan la calidad de este tema (ojo a la línea de percusión, es realmente excepcional) a un nivel altísimo, logrando una nueva bomba de características realmente maravillosas, exquisitas y muy apropiada para los aficionados a bandas como algunas de las citadas en el primer párrafo.

‘The Black Hunter’ es un tema que tiene un toque épico en los estribillos que lo hace altamente atractivo. El juego de ritmos es más que interesante, manejando de nuevo ese sonido agresivo en las guitarras pero que colaboran con los solos a incrementar esos pasajes que suenan tan épicos, y de nuevo un trabajo vocal colosal para dejar una canción realmente espectacular, que roza la categoría de obra maestra, y que es sin duda una de las mejores canciones del disco, un disco que pone realmente difícil decir esto, pero este tema en particular me ha parecido más que sobresaliente por todo cuanto se escucha en sus casi cinco minutos y medio de duración, donde tenemos un despliegue sin reservas y una muestra en su totalidad del sonido de la formación, y la verdad, que me ha parecido que suena francamente espectacular.

Sigue el álbum con ‘Colossal’, que, si hablamos de temas con ritmos vertiginosos y una base rítmica totalmente desbocada, los primeros segundos de este corte son el mejor ejemplo posible que se puede poner. Tras estos segundos nos vamos a encontrar con un corte rápido, con unos dobles bombos tremendamente agresivos, unas guitarras cañeras y un nuevo despliegue vocal sin reservas de ningún tipo, un grandísimo trabajo en un corte que sigue manteniendo un nivel tremendamente alto en este álbum.

‘Eusko Troll Label’ hace bastante honor a su nombre, ya que al menos a mí me invitaba a pensar en un corte con un aire canalla, bastante fiestero y con unas melodías y ritmos bastantes animados, y cumple sobradamente con esto, decorándolo además con una voz agresiva hasta el extremo que le da una dosis de fuerza descomunal, logrando así un resultado que nuevamente es una verdadera bomba, sonando con una potencia sin límite y con un resultado sensacional.

‘Into the Curse’, un tema que vuelve a tirar de esa faceta próxima al Power Metal que tanto gusta a la formación y que tan claramente han mostrado a lo largo de este disco para realizar unos solos excelentes y jugar con guitarras limpias y voces prácticamente susurradas, logrando así un tema intenso, sorprendente, que se pone a la altura de ‘The Black Hunter’ sin ningún tipo de problema, con unos cambios en la percusión muy bien encajados y unas melodías pegadizas, además de unos giros vocales muy bien trabajados, siendo otro de los temas más completos del álbum, en un disco donde, insisto, es bastante difícil destacar algo así en un tema en particular porque todos los temas cumplen con estas características, pero estos dos casos en particular me han parecido especialmente destacables.

En ‘Patxi Porroi’ nos vamos a encontrar de nuevo un corte muy fiestero por momentos, animado, pero sin dejar de lado esa potencia desbocada que viene mostrando la formación a lo largo del disco. Con unos coros que animan a cantar a pleno pulmón y una melodía para abrirse una cerveza y disfrutar, tenemos sin duda ante nosotros uno de los cortes que más harán saltar a la gente cuando la situación mundial permita volver a disfrutar de la música en directo, ya que es una fiesta concentrada en unos cuantos minutos, añadiendo como ingredientes unos solos espectaculares y esa potencia digna del power más puro que define el sonido de Incursed, un resultado sublime.

‘Paganauts’ es un tema donde lo que más destaca con diferencia son unos estribillos con unos coros exquisitos, sin dejar de lado la potencia que derrocha la canción durante toda su duración y unos sonidos muy trabajados, con un solo antológico, pero sin duda el punto más fuerte de este tema son unos coros épicos que ponen el punto álgido a una canción que, como el resto del disco, sigue sonando de una forma impresionante.

Encaramos la recta final con ‘Souls on Fire’, un corte que arranca con una faceta bastante más folk que lo visto hasta ahora, una faceta que no va a perder con la entrada de la base rítmica y las guitarras, sino que se va a reforzar de una manera muy clara, logrando así un tema que es fiel a ese pagan folk más habitual, con un resultado que es sensacional, una canción que tiene unos giros meticulosamente establecidos para que el oyente no deje de sorprenderse, ya que en el momento en que el ritmo acelera y la parte folk desaparece para volver a desatar la furia del sonido de la formación es casi cuando estas empezando a dejarte llevar por esa otra sección, que en los estribillos vuelve a hacer acto de presencia junto a unos coros magníficos, lo que muestra ese trabajo tan meticuloso y esa forma de buscar en qué punto de la canción sienta mejor hacer esos cambios, logrando un resultado, de nuevo, espectacular.

Cierra el disco ‘Saltus Eta Ager’, un tema que está dividido en dos partes, la primera ‘Saltvs Vasconvm’ y la segunda ‘Ager Vasconvm’. El corte supone el broche de oro para un disco soberbio, empleando para ello ese sonido agresivo, potente, contundente que la banda ha ido mostrando a lo largo de este disco, con unos solos excepcionales y una montaña rusa de diez minutos de duración donde vamos a tener de todo, pasajes con toques épicos, pasajes rebosantes de potencia… En definitiva, una condensación en poco más de diez minutos de lo mucho que puede dar de sí el sonido de la formación, un cierre, como decía, inmejorable para este álbum.

Decir que nos encontramos, sin sombra de duda, ante el mejor disco de Incursed tras haberlo escuchado es decir una obviedad. El resultado que ha conseguido la formación con este “Baskavígin” es realmente una maravilla, un disco sublime de principio a fin y que, la única pena, es que no puedan llevar de inmediato a los escenarios, porque si logran trasladar ese sonido tan potente y depurado que han logrado en el estudio a los directos, van a ser arrolladores sin duda alguna. Sólo se puede añadir una cosa, y es que el próximo disco de la banda debería temblar, este “Baskavígin” le ha puesto el listón tremendamente alto.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.