SONISPHERE: CRÓNICA Y FOTOS (MADRID)

0

Aquí os dejamos las crónicas e imágenes de las bandas que pasaron por la edición del SONISPHERE SPAIN 2013 en Madrid…

31 MAYO 2013 – AUDITORIO MIGUEL RIOS – RIVAS VACIAMADRID, MADRID

Un año más, el «afamado» festival itinerante europeo SONISPHERE, recaía en nuestro país, pero esta vez, en dos ciudades, Madrid y Barcelona, añadiendo así otra ciudad (Barcelona) y reduciendo sus jornadas de dos a una en cada ciudad.

Para su edición de Madrid, que es de la que vamos hablar en estas líneas, se escogió este año el Auditorio Miguel Rios, situado en la localidad de Rivas Vaciamadrid, a 21 kilometros del centro de la capital y la verdad, al llegar al recinto (al cual no habíamos accedido anteriormente), nos llevamos una grata sorpresa, ya que es infinitamente mejor que el recinto de su anterior emplazamiento en Getafe (Madrid). El auditorio Miguel Rios es un anfiteatro en la loma de una montaña, con espacio suficiente para albergar este tipo de espectáculos, con el suelo asfaltado, baños físicos, grada inmensa y barras repartidas por todo el recinto, muy pequeñas eso si, pero bien repartidas.


En definitiva, hay que valorar tanto lo bueno como lo malo, y en este aspecto, no creo que exista en la comunidad de Madrid un recinto más adecuado para realizar un festival e estas características.

Pero como siempre me ha caracterizado, tengo una ley interna, personal, que no me permite «regalar la oreja» ni a mi santa madre y si algo me ha mantenido escribiendo para todos vosotros durante tantos años, ha sido decir la verdad, decir lo que hay, ya sean amigos, enemigos, conocidos, desconocidos o quien sea y así seguiré, y así sigo en estas líneas, ya que igual que comento lo bueno, comento lo malo, y lo malo de este festival, una vez más, y ya son muchas, deberían a ver aprendido (parece ser que no quieren), es la organización interior. Me explicaré.

Todos sabéis ya como funciona este festival, es muy querido o muy odiado, así que hablaros de él, ya lo sabéis, aún así, quiero recalcar varios aspectos terribles y repito, terribles, que vivimos en esta edición madrileña.

Para empezar, y para seguir con las quejas de año tras año, el precio de la bebida es desorbitado en todos los aspectos. La cerveza, caliente, fue la tónica de la noche, y la falta de coordinación en barras, con menos personal del debido, colapsaron las barras en más de una ocasión, pero lo que ya nos dejo más que cabreados, fue la zona de restauración, la cual, carecía de espacio para albergar a los miles de personas que acudían a ella. Y es que casi 28.000 personas en el primer día de Sonisphere Spain, según reza en el facebook oficial del festival, para 4 puestos de comida (bocadillos, pizza, vegetariano y kebab) son unas cifras ridículas.

Pedir un misero bocadillo, y recalco lo de misero, ya que además de ser un atraco a mano armada, 6 euros, su contenido era ridicilo, microscópico y tenías que esperar 2 horas de reloj, sin exageraros, para conseguir tan preciada joya. La comida estaba fría, realizada sin ningún tipo de miramiento para el consumidor, tratándonos como si fuéramos ovejas a quien se le da el pienso a diario. Hubo un momento que tuvo que aparecer la seguridad del recinto en forma de más de 10 guardias de seguridad acotando la zona de bocadillos para que no se perdieran los papeles (que hubiera sido lo mas lógico )durante un tiempo, para que se fuera desalojando la zona, eso supuso bajar de dos horas de espera a una…vergonzoso.


Si a esto le añadimos, que todo estaba frió, que se preparaba a «mata caballo», como si ganado fuéramos, y que los chicos de las barras no paraban, con lo que alguno llego a perder los nervios, el conseguir un pedazo de comida supuso una odisea y una situación lamentable.

Por el bien de todos, estos aspectos deberían de cuidarse más, y no tratar de creer que se puede generan lo máximo invirtiendo lo mínimo. Por favor, más cuidado con nosotros, más calidad en los alimentos, que somos los que hacemos posible, ya sea fan por sus entradas pagadas, o prensa por la publicidad que ofrecemos, más respeto por los que os hacen ser uno de los festivales «más grande» del país…

Esta claro que España es un país banaero, ya lo decian Koma, y la culpa al final es nuestra, que pasamos por alto estos aspectos casi vejatorios, pero señor@s, somos personas y exigimos un trato como tal. Es posible que Metalegun.com no vuelva a asistir a este festival, y se nos vete por decir la verdad, pero creo en la honestidad y en hacer las cosas bien, y esta claro, que esta organización no lo hace.

Si de bandas hablamos, si, el cartel estaba compuesto por IRON MAIDEN como cabeza de cartel, que si bien nos visitan año si año también, siempre es de agradecer ver un show de los británicos, pero hasta ahí puedo leer, ya que las primeras bandas, prácticamente de relleno del cartel, ANTHRAX y MEGADETH, quienes siempre repiten, y nos visitan anualmente, no eran una atracción infinita al cartel, como AVANTASIA, quienes salieron a horas intempestivas y con muy poco tiempo de actuación, el cartel es de lo más bajo a nivel de Europa si de grandes festivales hablamos, algo ya constante en este festival.

Entrando en lo musical, el sonido general del evento no fue bueno. Por regla general, las bandas sonaron a un volumen muy bajito, y si salias de las primeras filas, poder escuchar un concierto en condiciones era una tarea muy complicada, primero por lo del poco volumen que comento y después por el inmenso aire que hacía que el sonido se deslizara entre nosotros en ráfagas. Aquí no es culpa de la organización completamente, aunque con un volumen más adecuado, esto se hubiera subsanado en un alto porcentaje.

En definitiva, eso de «a estos como borregos», se tiene que terminar, y este festival tiene muchos detractores (con toda la razón). O cambian un poco la manera de trabajar, o daremos nuestro campanazo particular dejando de ir a eventos donde se nos trata como basura, literalmente.

Texto: Miguel Egun

 


En un día marcado por fuerte aire que sopla en el auditorio Miguel Rios, la primera banda en romper la cinta de partida de la la edición 2013 de Sonisphere Spain Madrid serían los británicos  VOODOO SIX, banda seleccionada por Iron Maiden para abrirles en la mayoría de las fechas europeas y que a pesar de ser una banda poco conocida, su actuación fue muy correcta, a pesar de que a esas horas, las 15:00, y de contar con un numero de publico muy reducido, salieron con una muy buena impresion del festival


«Falling Knives», de su reciente estrenado «Songs To Invade Countries To» y «Sink Or Swim», con un sonido correcto, a pesar del maldito aire que hacía, comenzó su concierto. Algunos de los temas que descargaron fueron  «Take The Blame», «Your Way», «Something For You» y «Long Way From Home» que fue cantado por un escueto numero de los presentes. Correcta actuación de los británicos, que sirvió para abrir una jornada que tendría de todo.

Texto: Alberto Figueroa

 

octoberlogo

OCTOBER FILE serian los siguientes, y los primeros en suspender del festival. Su sonido pobre y ruidoso, no caló entre los presentes, que no se mostraron muy atentos a los chicos de  Ben Hollyer, quienes no causaron ninguna emoción.

Por algún problema antes de comenzar su actuación, su aparición se retraso más de 15 minutos de lo planeado, y la banda solo pudo ofrecernos 4 canciones. Su sonido, más rudo, no hizo que les siguieran muchos asistentes y temas como «A Munitions Crusade», «Falter» y la final  «Isolation», no consiguieron convencer a la ya semipoblada audiencia del recinto.

Lo único salvable es su rabiosa puesta en escena, la cual tiene todos nuestros respetos por su contundencia y rabia encima de un escenario. Su música, un poco alejada del metal más puro, dejo fríos a los presentes, que esperaban con ansias las restantes bandas del festival.

Texto: Alberto Figueroa

 

redlogo

Una de las actuaciones esperadas por muchos era la de los norteamericanos RED FANG y que a la postre, a mi entender, dejaron un poco fríos a los presentes.


«Hank Is Dead» comenzó su actuación, con una puesta en escena sencilla pero rotunda. «Malverde», «Wires», «Prehistoric Dog», «Sharks» o «Throw Up» fueron algunos de los temas que los de portland nos dejaron , con un sonido enrarecido, y con ese estilo Stone que a pesar de ser de nuestro agrado, no pintaba mucho en un festival de Heavy Metal.

Texto: Alberto Figueroa

 

tierrasanta logo
Momento ahora de la única representación nacional del festival, los riojanos TIERRA SANTA, quienes se cargaron su concierto ellos solitos. Lo primero por el mal elaborado, bajo mi punto de vista, set list, ya que la banda posee temas insignia que pueden levantar al más «cansado» del recinto, y lo segundo, por que sin dudarlo, contaron con el peor sonido de todas las bandas en pasar por el majestuoso escenario madrileño.


Estando en un festival, es de ley ofrecer un set list con tus mejores temas, o al menos , los más queridos o más conocidos por el personal, pero TIERRA SANTA eligió un set diferente, comenzando con «Más Allá de la Vida», un tema tranquilo, el que además contó con una ecualización de pena, o temas como  «Héroe», dejando algo parados a la parroquia, que pedía los clásicos de la banda.

Si es cierto que el final de su show fue algo más alegre con «Legendario» y «La Canción del Pirata», la cual hizo olvidar algo su desafortunada hora de actuación.

Texto: Alberto Figueroa

 

newsted-logo
Uno de los atractivos, a menor escala, era la actuación de NEWSTED, la banda del ex bajista de METALLICA Jason Newsted, quienes venían presentando su primer EP de nombre «METAL».

Su sonido no fue excelente, ni siquiera podemos decir que notable, pero su actitud en el escenario era algo que teníamos que ver tras tantos años al frente del bajo de los grandes Metallica.

newsted1

«Heroic», como tema principal de su concierto, el tema de su videoclip y single «Soldierhead», «Godsnake», «As The Crow Flies» o «Long Time Dead», fueron algunos de los temas en sonar, bajo siempre unos aplausos muy sinceros y agradecidos a Jason, quien agradeció a su vez en varias ocasiones los gestos de los fans españoles.


«King Of The Underdogs» con un guiño final al «Creeping Death» de METALLICA y con un Jason muy animado, los presentes reventaron en locura cuando comenzó a sonar el clásico por excelencia de Metallica  «Whiplash» , la cual fue el éxtasis de su show. Correcto concierto de Newsted, que volvió a recordarnos que su manera de tocar es salvaje y muy metalera.

Texto: Alberto Figueroa

 

ghost logo
GHOST serían los siguientes en pisar el escenario madrileño. Su sonido oscuro y pesado, nos hizo apagarnos un poco, y los presentes, a excepción de algunos pequeños resquicios repartidos por el recinto, estaban más atentos a ir cogiendo sitio para la actuación de Iron Maiden que del directo de los suecos, quienes realizaron un concierto bastante aburrido.


El sonido fue bastante bajo, como en todas las bandas en aparecer en escena y el aire seguía haciendo de las suyas, llevándose el sonido de lado a lado del recinto, haciendo incomodo encontrar sentido a la música de GHOST. Su actuación fue de apenas 45 minutos y su sonido, además de «casi molesto» (el set list no fue muy acertado) fue claramente prescindible. «Per Aspera ad Inferi»,   «Con Clavi Con Dio»  o  «Stand by Him», fueron algunos de los temas en caer durante su tiempo de actuación.


Su concierto fue bastante aburrido y las voces de Papa Emeritus  resultan muy monótonas durante todo su show. Un concierto que sirvió para ir entrando en calor para lo que se nos iba a venir encima en unos minutos. Poca admiración causaron estos suecos, que al igual que el año pasado (también descargaron en la anterior edición), resultaron una banda «relleno» en un festival poco atractivo.

Texto: Miguel Egun

 


Y llegaba el turno de la banda a la que el 80% de los asistentes había venido a ver. Los británicos IRON MAIDEN, quienes a pesar de descargar, bajo mi punto de vista , el mejor set list de cuantas veces les he visto (y son más de 10) tuvieron algún problemilla en su actuación, producido primero, por el inmenso aire que les toco en su hora de actuación, que hacía que el sonido bailara de lado a lado del recinto, y segundo por que pudimos apreciar algún desvarió en las voces de Bruce, dejando de cantar en algunas partes, notándose, solamente en algunas canciones algo forzado. Al igual que digo esto, también digo que en más de 70% del show de Iron Maiden, Bruce cumplió con creces.


Otra pega fue el horario de su actuación, ya que más de la mitad de su show se realizo con luz del día, lo que desfavoreció muy y mucho las impresionantes luces que la banda lleva al directo.

Una vez dicho esto, y tras el habitual «Doctor, Doctor» de UFO a modo intro, comenzó el concierto de Iron Maiden, quienes como todos sabéis, venían rememorando la gira de 1988 «Made In England».

La banda realizó el set calcado al que realizó 4 días antes en Bilbao, y así «Monchild» fue la primera de la noche, seguidas de «Can I Play withMadness» y  una estupendamente realizada «The Prisoner», coreada por todo el recinto.

Bruce, ya a esas alturas, no paraba de moverse por el escenario, como es habitual, y «2 Minutes to Midnight», fue otro de los trallazos de la noche, con un sonido notable en las primeras filas, regular a media cancha y bastante mediocre desde la grada, ya que además de aire que hacía, cosa que no se puede luchar contra el, el volumen de su actuación fue realmente bajo, cosa que no entendimos mucho, ya que más tarde tanto Anthrax, como Megadeth, como Avantasia, contaron con un mayor volumen.


Uina fenomenal «Afraid to Shoot Strangers», seguida de la explosiva y legendaria «The Trooper», otra de las más coreadas hasta ese momento, continuaron su actuación, con un Gers enloquecido revoloteando por todo el escenario., mientras Bruce, zamarra militar y bandera en mano, ondeaba la tela británica agujereada de balas sobre la batería del inmenso Niko Mcbrian, sin duda uno de los mejores esa noche de toda la banda.

Llegaba el momento de la bestia, y con «The Number Of The Beast», rebajada en velocidad, enloqueció a los presentes, para continuar la estupenda velada con «Phantom Of The Opera», «Run to the Hills»  y una estupenda «Wasted Years».

Los pequeños fuegos artificiales y las llamaradas de fuego por todo el escenario, fue lo único que pudimos ver, a parte de los Eddie’s, en aparecer durante el show que la banda trae a esta gira, escenografía mucho más pobre que en su gira original de 1988. Quizás un servidor se esperaba algo más en este aspecto.


Momento que esperaba con muchas ganas. Llegaba el turno de la sublime «Seventh Son of a Seventh Son», creedme...ESPECTACULAR, fue una delicia de escuchar en vivo, más aún su parte lenta , mientras un teclista vestido de muerte, realizaba las partes de teclas en un teclado decorado como aquel piano que aparecía en la portada del single «The Phantom Of The Opera». «Seventh son Of a Seventh Son», me puso los pelos como escarpias, y donde, además de una banda excepcional, quiero resaltar la magnifica actuación de Bruce, sublime.

Que hablar de esa base de guitarras de la banda…el gran Adrian Smith, un grandisimo guitarrista que no esta lo merecidamente reconocido, un Dave Murray preciso en cada nota y un Janick Gears alocado pero perfecto en todo el concierto. SI es cierto que vimos a un Harris un poco más apagado, quizás menos metido físicamente en el show y algo más estático que en ocasiones anteriores, que no así musicalmente, y su bajo sonó como siempre, espectacular, y el gran Niko, ese jodido metrónomo que siembra todas las bases de estos temas tan emblemáticos de nuestras vidas.


«The Clairvoyant», una aplaudidisima «Fear of the Dark», donde Bruce nos invito a cantar con su ya habitual «…You…» tras el primer estribillo acústico del tema, e «Iron Maiden» cerraron su primera parte del show.

Tras 5 minutos, la banda vuelve a escena para dejarnos los últimos tres temas de su actuación, «Aces High»., algo atravesada en la garganta de Bruce, pero es que un tema de ese calibre vocal, puede que sea un error meterle tras hora cuarenta minutos de desgaste vocal, aún así, salieron del paso, una genial «The Evil That Men Do» y «Running Free», cerrando así un concierto notable y con un set list extraordinario.

Sin duda, y como dije al comienzo, el mejor set list de los últimos años que he podido presenciar en un show de la doncella. Un sonido bueno, que no perfecto y una banda que tras más de 35 años de historia, siguen ofreciendo shows estupendos. Larga vida a Maiden.

Texto: Miguel Egun

 

anthrax-logo
Anthrax no lo tenían nada fácil por eso de tocar justo tras Iron Maiden, pero enseguida se metieron al público en el bolsillo. «Among the living» fue la introducción perfecta a un concierto que se terminó haciendo corto por lo bien de forma que llegó la banda, que parece vivir una segunda juventud.

La voz de Joey Belladonna estuvo insuperable en cada tema, acompañando así la interpretación más que correcta de toda la banda. Una banda que logró un sonido compacto y de alto nivel para tratarse de un festival. Y, aunque todos los Anthrax rallaron la perfección, es de destacar la labor de Scott Ian, un tipo que sabe ganarse al público con cada gesto que le dedica.

Tras una tanda de sus mejores temas, la banda mostró su versatilidad en la interpretación al marcarse una versión de TNT (AC-DC), que finalizaron con los primeros acordes de Back in Black, también de los australianos.
El momento emotivo del concierto llegó con un precioso homenaje a los desaparecidos Ronnie James Dio y Dimebag Darrell, cuyos rostros aparecieron en lonas desplegadas a ambos lados del escenario, donde permanecieron mientras la banda tocaba «In the end», tema compuesto en su memoria.

Con esa versión y un poderoso final con todo el público coreando el estribillo de «Antisocial», Anthrax dejó claro que los años no pasan para este grupo, estandarte del thrash metal.

Texto: Alvaro Geneiro

 


Además de algún adelanto de su inminente nuevo trabajo, los de Dave Mustaine habían preparado para la ocasión un set-list repleto de grandes clásicos y no defraudaron en absoluto a sus seguidores. Pese al cansancio acumulado, Megadeth consiguió que el público coreara todos sus temas, dejando claro que la banda fue, es y será un referente en el panorama metálico.

Lo primero que llamó la atención fue una cuidada escenografía con tres pantallas (una a cada lado y otra sobre el escenario) que no dejaron de mostrar imágenes alusivas a los temas que la banda iba tocando. Aparte de estas tres nuevas pantallas seguían funcionando las dos con las que contaron todos los grupos para que sus seguidores más alejados no se perdieran detalle.

Apoteósica fue la interpretación de «Trust», tema con el que Megadeth abrió el fuego en un directo que dejó a todos con ganas de más. Acto seguido, otro clásico, «Hangar 18», tocado a la perfección con la compañía de hipnotizadoras imágenes en las pantallas. «Kingmaker», de su nuevo álbum y una bien recibida «Public Enemy Number One» dejaron a los presentes muy contentos hasta ese entonces con el set list de los norteamericanos.

Pero si hubo un tema que reventó gargantas a base de cantarlo, fue «A Tout le Monde», que, previa petición de Mustaine, fue coreado por todo el auditorio.


«Sweating Bullets», otro de los temas que consiguieron mover las cuerdas vocales de los allí presentes, dejo paso a otro tema de su nuevo disco, esta vez, el que le da nmbre «Super Collider», para tras él, terminar su actuación de la mejor manera posible, con «Symphony of Destruction» y «Holy Wars», cerrando así una de las mejores actuaciones de la banda en sus últimas visitas a nuestro país.

Texto: Alvaro Geneiro & Miguel Egun

 

avantasia logo
Con un aire descomunal, mucho cansancio y pocas ganas de seguir en el recinto, nos encontrábamos ya a esas alturas después de tanto Metal, pero aún quedaba uno de los atractivos, quizás el mayor atractivo de todo el festival, la actuación de AVANTASIA, la cual, a pesar de comenzar a unas horas poco normales y de contar con un tiempo de actuación, para mi, corto, tengo que decir que fue una de las bandas, junto a Maiden y Megadeth que mejor lo hicieron de todo el festival.

AVANTASIA venía a España acompañado por un elenco de músicos extraordinarios, y así, desfilaron por el escenario gente como Michael Kiske (soberbio en todas sus colaboraciones), Thomas Rettke y Amanda Somerville como coristas a la izquierda del escenario (estupendos ambos). Si de guitarras hablamos, tanto Sascha Paeth (inmenso durante todo el show) y Oliver Hartmann, demostraron su talento con un sonido perfecto, y es que AVANTASIA, fue sin duda la banda que mejor sonido ofreció de todas y cada una de las bandas en desfilar por el escenario madrileño.

Con «Also Sprach Zarathustra» a modo intro, del genial Richard Strauss, comenzó su actuación, y sorendentemente, el set list se baso en un 95% en sus tres primeras obras, algo de agradecer por otro lado, ofreciéndonos solamente «Spectres» de su última obra, con la que abrieron el show. «The Scarecrow», con la participación de Ronnie Atkins, quien parecía estar muy a gusto en el escenario fue la siguiente en sonar y «The Story ain’t Over», con esta vez la participación de un Bob Catley excepcional.


El show de AVANTASIA estaba resultando formidable, y con un Tobias excelente vocalmente, continuamos con el cañonazo que supone «Reach Out for the Light», donde el fenomenal Michael Kiske, se salió literalmente en esta primera colaboración encima de las tablas. Siempre lo dije y siempre lo diré, es un autentico placer, poder escuchar al maestro Kiske en un escenario, ya que a pesar de los años transcurridos desde aquellos «Keeper’s» que le dieron la fama, su voz sigue manteniendo ese «algo» que engancha a la primera escucha.

«Breaking Away», y  «Farewell», c on una conjunción de voces excelente, continuaron su actuación, para ofrecernos en ese momento una magistral «Dying for an Angel», con el maravilloso Eric Martin a las voces, realizando un duo junto a Tobias fantástico. Todo estaba saliendoles de «perlas» y el público así lo demostró, siendo sin duda la banda que más afectos recibió por parte de los allí presentes.

Llegábamos al termino de sus 70m de actuación (como dije anteriormente un show muy corto) y de la mano de «Twisted Mind», la cual fue cantada íntegramente por Eric Martin y Ronnie Atkins, dejándonos otro de esos momentos especiales del show.

Con Tobias de nuevo en acción, agradeciendo a los presentes que a esas horas siguiéramos al pie del cañón, nos dejaron una magistral «Lost in Space», donde de nuevo Michael Kiske demostró su talento. Antes de desaparecer definitivamente del escenario, fueron «Sign of the Cross«, uno de los temas estandarte de la banda, mezclada con «The Seven Angels» y con todos los vocalistas en el escenario, despidieron así un concierto corto, pero perfecto a todos los niveles.

Sin duda, la actuación de la noche fue la de AVANTASIA, quizás por las ganas que teníamos de verle, o quizás simplemente, por que fueron los que mejor lo hicieron. Tobias pidió perdón por el show tan escueto en tiempo, y prometió a los presentes que volverá, a Madrid, para realizar un show completo, hablando de tres horas de duración.

Texto: Miguel Egun

Esperemos por el bien de todos, que los organizadores del festival, remienden todos los fallos descomunales que realizaron, y que se pongan en el lugar de 28.000 personas que asistieron al festival, y que piensen si les gustaría que les tratasen así. Solamente espero que estas líneas, aunque me crucifiquen y me veten a partir de ahora, sirvan para solucionar algo, ya que antes de ser prensa, antes de ser fan y antes de de ser asistente…somos personas, que pagan por un festival, y un festival no solo es música, si no buen trato, buena organización y buenas intenciones.

Nos vemos en el sonisphere 2014?….

Miguel Egun

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies