Crónica e imágenes de OVERLOUD en Madrid

0

Sala We Rock (Madrid), 19 de enero de 2019

 

Prácticamente hemos comenzado el año 2019 y ya hemos tenido algunas visitas bastante potentes en la capital (bandas como Powerwolf por ejemplo), y también estamos teniendo visitas que, aunque puedan pasar algo más desapercibidas, tienen un derroche de ganas, energía y potencia que sin duda hacen que merezca la pena el desplazamiento para disfrutar de su directo, y es el caso del show que los donostiarras Overloud ofrecieron en la sala We Rock el pasado 19 de enero.

Debido a la coincidencia de otros conciertos con un enorme poder de atracción, la actuación estaba programada a una hora que no es muy habitual (23.00 horas), pero que estaba pensada para intentar atraer al mayor número de asistentes posibles; público que no fue muy numeroso, pero que no fue un hándicap para que la banda llenase la sala con la enorme presencia que tienen sobre las tablas.

Puntuales, OVERLOUD salieron dispuestos a dar un magnífico repertorio de hard rock con un toque muy cañero, para festejar el décimo aniversario de la formación, comenzando con “Hell of a Day”, donde rápidamente vimos que si llevan tantos años juntos y tres discos de estudio (aparte del décimo aniversario, la edición a mediados del pasado año de “Loud Machine” era otro buen motivo para disfrutar de este show) no es fruto de la casualidad. Enlazaron con “Bad Dog”, dejando claro el registro en el que más cómodos se sienten y gustando a los asistentes (sí debo decir que la entrada fue bastante baja, pues apenas habría 40 personas en la sala).

Hubo momentos para charlar con los asistentes, algún momento incluso donde Ion directamente se bajó del escenario, mezclándose con el público, y amenazando con volver a bajar si la gente no se acercaba más. Nos contaron alguna anécdota y tuvieron incluso momentos de bromear con alguno de los componentes de los madrileños Sexplosion (presentes en la sala), arrancando las risas del respetable cuando, en un tono distendido y bromista, dijo “tengo que aprovechar que hoy eres mi putita”, muestra del buen rollo que impera este ambas formaciones, y también del buen rollo que nos trasladaban desde el escenario.

Si bien es cierto que la presencia del último disco es destacada, no dejaron de lado temas como “Lone Star Motel”, de su primer trabajo, y la balada tocada con acústicas del último trabajo, “Wherever You Are”, dejando un momento cargado de un intimismo casi mágico.

También hubo un momento donde el vocalista bajó del escenario y los cuatro músicos restantes nos regalaron unos maravillosos minutos musicales con una mezcla de temas de Elvis, Creedence Clearwater Revival y, si no me equivoco, Blues brothers, que a más de uno le entraron ganas de ponerse a bailar por allí.

Retomaron su repertorio tras este medley con “Brand New Flame”, un tema que me gustaba bastante en las escuchas que le daba, pero que tras ver la enorme pegada que tiene en directo se ha terminado por convertir en una de mis canciones favoritas de la formación. Pero sin duda uno de los puntos más álgidos del evento tuvo lugar cuando, tras comentarnos que la canción que iban a tocar estaba compuesta tras ver en las noticias cómo una mujer se quemó a lo bonzo en la puerta de un banco y que esperaban que algún día la tocasen sin tener que pensar en los hechos que desencadenan este tipo de sucesos, tocaron “Brand New Flame”, que fue un auténtico huracán sobre el escenario.

Hubo tiempo incluso para una cover de una banda tan mítica como su vocalista, y no podemos hablar más que del inmortal Lemmy Kilmister y Motörhead; el tema que eligieron fue “Born to Raise Hell”, llevado a su terreno y resuelto de una manera excepcional, cerrando el show con “Desert Law” y con una gran ovación de los asistentes, en reconocimiento al grandísimo concierto que dieron.

En definitiva, una banda con un despliegue de energía en directo que es digno de ver, que tiene mucho recorrido y con una madurez incuestionables, que transmite perfectamente el buen ambiente que generan entre ellos y lo contagian al público, haciendo que se disfrute aún más de la noche. Aunque la entrada no les hace justicia en absoluto (todo sea dicho, creo que fue una entrada bastante baja para lo que, acorde a lo visto, realmente merecieron), demostraron que les da igual cinco que cincuenta, su hábitat es el escenario y cuando se suben el esfuerzo y el derroche de energía y potencia no se negocia. Si tenéis ocasión de verles en directo y os gustan bandas de hard rock con un corte cañero, casi coqueteando con un sonido de heavy metal, no dejéis pasar la ocasión de verles, estoy convencido de que serán una grata sorpresa.

El set-list de la noche fue:

Hell of a Day
Bad Dog
Swallow my Love
Falling Star
Lone Star Motel
Homeless
Broken
Wherever You Are
Medley (Blues-Creedence-Elvis)
The Way of Sorrow
Brand New Flame
Loud Machine
Born to Raise Hell (Motörhead cover)
Desert Law

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies