Hablamos con HILOTZ sobre «Aske»

0

HILOTZ hace 15 días que editó su nuevo trabajo discográfico, «Aske», un trabajo del que os hablamos recientemente y que es un disco directo, crudo y contundente, una completa declaración de intenciones por parte de los vascos dejando clara su apuesta musical. Joseph Draven ha podido charlar con la banda sobre el disco y otros temas de actualidad, y esto es lo que nos han contado.

Metalegun: Hola Hilotz, gracias por dedicar estos minutos a responder estas preguntas que os mandamos desde Metalegun.

Hilotz: Gracias a vosotros, por vuestro tiempo e interés.

ME: ¿Cómo surge la idea de Hilotz?

H: La banda surge hace ya diez años, como resultado de la pasión hacia el metal que compartíamos cuatro amigos de la ikastola. Comenzamos con nuestros instrumentos casi al mismo tiempo que con la banda, por lo que al principio se trataba más de pasarlo bien y transmitir nuestra ilusión que de dominar nuestra ejecución. En los primeros cinco años la banda pasó por cinco cambios de formación y es en 2015 cuando asentamos el núcleo actual. Etxahun y Pablo, baterista y guitarrista respectivamente, han traído estabilidad a la banda y también un tremendo salto cualitativo en el aspecto musical.

ME: Este es vuestro segundo disco, ¿cómo son las expectativas puestas en él?

H: Es un disco al que hemos dedicado tres años de preparación, hemos optado por la paciencia y por cuidar cada detalle, y eso hace que estemos muy satisfechos con el resultado. Después de tanto tiempo en nuestro interior, ahora el disco está en la calle y pertenece también a todos aquellos que lo escuchen. Girar a nivel estatal y empezar a abrir puertas en el circuito internacional eran algunos de nuestros objetivos con ‘Aske’, pero la pandemia lo ha puesto todo patas arriba. Aun así, nuestra música puede llegar a cualquier rincón del planeta gracias a la red, por lo que estamos inmersos en labores de promoción. ‘Aske’ es nuestra aportación particular a estos tiempos convulsos, un intento por ayudar y mejorar la vida de las personas a través de la música.

ME: Cantáis en euskera, y me parece algo destacable y de mucho valor, cuando lo «fácil» sería hacerlo en inglés o castellano, ¿por qué tomáis esta decisión?

H: Nos alegramos de que te parezca algo de valor, ya que esta es una pregunta que se nos hace una y otra vez. ¿Imagináis preguntar a una banda española por qué canta en castellano? ¿O a una inglesa por qué lo hace en inglés? Parece que estuviéramos obligados a justificarnos constantemente, por el hecho de cantar en una lengua minorizada. Nuestro idioma es el euskara, nacimos, crecimos y vivimos en euskara, y cantarlo no es más que una pulsión natural. El mundo no es de un solo color, existe vida más allá del inglés y del castellano y nos gustaría reivindicar la singularidad de cada idioma. La fonética es diferente en cada lenguaje y eso tiene consecuencias directas en la musicalidad de las canciones. Me encanta escuchar bandas en alemán, francés o griego, aunque no las entienda. Su música adquiere un cariz diferente por el solo hecho de cantar en otro idioma. Utilizar el euskara se ve casi siempre como un impedimento de cara a la proyección internacional de una banda, pero, en realidad, es lo que nos diferencia del resto, lo único distinto que podemos ofrecer.

ME: ¿Cómo ha sido el proceso de composición de este segundo disco?

H: Ha sido un proceso que nos ha servido para asentar las bases de la banda de cara al futuro. ‘Aske’ es el primer disco compuesto al 100% por los miembros actuales de Hilotz, el primer trabajo que sentimos totalmente nuestro. El guitarrista Pablo ha traído su pasión por el thrash metal combinado con ritmos latinos, mientras que Etxahun ha desarrollado una visión de la percusión mucho más ambiciosa a las baquetas. Además, también toca la guitarra y ha aportado la vertiente del black metal. Thrash, death y black metal se funden una vez más en nuestra música, pero tratamos de no poner límites a nuestra creatividad e incorporar todo aquello que nos resulte interesante.

ME: ¿Alguna anécdota divertida que se pueda compartir de la grabación?

H: Cada día Ekaitz Garmendia (productor y encargado del estudio) establecía una hora en la que despertarnos al día siguiente, para sacar el máximo partido a cada jornada de grabación. Una noche, después de cenar, nos pusimos a jugar al ajedrez entre diferentes brebajes y la velada se alargó sobremanera. A la mañana siguiente bajamos a preparar el desayuno, estábamos ya listos para retomar la grabación, pero no había ni rastro de Ekaitz ni de sus perros. Pensamos que habría madrugado para dar una vuelta con ellos o hacer algún recado, pero no, se había dormido por completo. La grabación de esa mañana fue más espesa de lo habitual.

ME: Tenéis un estilo muy crudo, directo y agresivo, o al menos fueron los tres primeros adjetivos que se me vinieron a la cabeza al escuchar «Aske», ¿cómo lo definiríais vosotros?

H: Estamos bastante de acuerdo con los tres adjetivos que mencionas. Diría que la intensidad es una de nuestras principales características, las canciones tienen una fuerza propia. Aunque siempre tratamos de incorporar pasajes calmados, ambientales o incluso experimentales a nuestra música. Variado sería probablemente el denominador que más nos gusta.

ME: En su momento dije que el disco es una declaración de intenciones desde el primer segundo, ¿por qué decidisteis ser tan directos en el inicio del álbum, ahora que parece que la norma es hacer una especie de introducción?

H: Bueno, en realidad la primera canción del disco cuenta con una extensa introducción de minuto y medio, un arranque con toques orquestales y espíritu épico. En vez de fragmentarlo como una intro individual, lo incorporamos a esa misma canción inicial. Quisimos que funcionara como un crescendo natural que diera pie a la intensidad posterior. Es verdad que, una vez entra el riff principal de guitarra, la canción es bastante directa y repite ciertos patrones. Creo que esa es la clave para que acabe siendo un tema pegadizo, aun sobrepasando los ocho minutos.

ME: Ha habido una cosa que me ha parecido curiosa, y es que cerréis el disco con un tema titulado ‘Agur’. Lógicamente creo que esto no es una casualidad, así que preguntaré, ¿por qué y cómo surge este tema?

H: “Agur” es nuestra visión particular del aurresku, el baile tradicional más popular del País Vasco. Se toca y baila en ocasiones señaladas como homenajes, celebraciones, funerales… sus melodías representan ya una especie de rito en la sociedad vasca y quisimos reinventarlas, darle nuestro propio toque. Hemos adaptado la pieza al estilo metal desde el respeto a la tradición, pero, a su vez, hemos incorporado riffs que no están presentes en el aurresku original. La canción representa el choque entre la tradición y la modernidad, idea que también hemos tratado de trasladar al audiovisual mediante un videoclip. En él enfrentamos a un hombre y una mujer a través del baile y ha sido una forma de enriquecer nuestra propuesta musical, a través de un enfoque cinematográfico.

ME: Tenéis una combinación de sonidos interesante en algunos puntos del disco, como el inicio de ‘Hitegira Bidean’ o ‘Sinisten Dut’, siendo este último de los que más me llamaron la atención. ¿Cómo realizáis el proceso compositivo para buscar esos toques diferentes en vuestras canciones?

H: Nos interesan muchos estilos de música diferentes, tanto dentro del metal como fuera de él, y eso acaba plasmándose en nuestras composiciones. “Hiltegira Bidean” y “Sinisten Dut” comparten un espíritu neoclásico, con toques barrocos, que otorgan un aura melancólica a las canciones. En ambos temas hemos tratado de crear melodías memorables, estribillos que uno recuerde al terminar de escuchar la canción. Pero también hemos apostado por estructuras no convencionales y, exceptuando un par de riffs, en estas canciones ningún pasaje se repite de forma reiterada. La diferenciación no es algo que busquemos conscientemente, pero al crear una seguida de riffs tratamos de no poner puertas al mar y eso hace que el resultado final sea más variopinto.

ME: Ahora la pandemia tiene toda la industria paralizada por completo, ¿ha sido especialmente difícil sacar adelante este disco?

H: Realmente, no. El disco estaba finalizado mucho antes de que el coronavirus cambiara nuestras vidas. Pasamos unos meses tratando de encontrar el sello discográfico adecuado con el que lanzar ‘Aske’ y el acuerdo con Maldito Records se materializó en abril, recién comenzado el confinamiento. Por momentos dudamos sobre si publicar en estos tiempos inciertos era la mejor decisión, pero no publicar hubiera supuesto sumir a la banda en una incertidumbre aún mayor. No queremos que el virus domine nuestras vidas por completo. En primavera dimos comienzo a la campaña promocional del disco y, aunque ahora no haya conciertos, ‘Aske’ está en boca de mucha gente porque hay menos novedades que nunca.

ME: Voy a intentar poneros en un apuro, ¿cuál es vuestra canción favorita de «Aske»?

H: Es imposible tomar distancia y quedarse con una sola, ya que hemos convivido con estas canciones durante años. Quizás el propio “Aske”, que da título al disco, sea el tema que mejor resume las diferentes vertientes musicales y temáticas que exploramos a través del álbum.

ME: Cuando el virus nos deje, ¿tenéis prevista alguna gira?

H: En estos momentos estamos tratando de dar forma a un puñado de conciertos, unas pocas citas señaladas en las que todo lo que supone ‘Aske’ pueda lucir debidamente. Lo ideal sería poder realizar un show que potencie el apartado visual, que cuente con invitados especiales… pero todo está en el aire. No sabemos cómo estaremos la semana que viene, así que vamos día a día, ahora mismo no tiene mucho sentido dejarnos la piel diseñando una gira de 15-20 conciertos. Publicar ‘Aske’ ahora puede servir para que el público esté más familiarizado con el disco y más deseoso que nunca de presenciarlo en directo.

ME: Habéis tocado con bandas como Su Ta Gar, Angelus Apatrida o Crisix, ¿cuáles son esas bandas que sería un sueño para vosotros ver en el mismo cartel que Hilotz?

H: Así a bote pronto, te diría que nos gustaría actuar con cualquiera de las grandes bandas de la escena del thrash metal de la Bay Area. Siguen siendo una gran referencia para Hilotz. En cuanto a propuestas más actuales, sería un placer poder compartir escenario con Vektor o Warbringer. Son dos grupos que combinan thrash, death y black metal, como nosotros. Nos encantaría conocerlos en la distancia corta y charlar sobre la visión musical que compartimos.

ME: Viendo las movilizaciones para pedir a los gobernantes que ayuden a la supervivencia de la cultura, ¿cuál es vuestra perspectiva de todo esto?

H: Existe un doble rasero a la hora de implementar las medidas sanitarias para frenar el virus. Podemos ir apilados en el bus, trabajar ocho horas y después salir de bares. Incluso podemos ir al cine, lo cual es una muy buena noticia, pero mientras tanto se cancelan un montón de eventos musicales que han sido diseñadas con medidas de seguridad aún más estrictas. La cultura es lo que nos hace ser libres, pensar por nosotros mismos, y no es ninguna sorpresa que los responsables institucionales le den la espalda. Nunca los escucharás haciendo campaña con la cultura como eje central de su agenda. Lo llamativo es que la industria cultural es también eso, una industria, un engranaje que genera y mueve dinero, pero sin embargo sigue desprotegida.

ME: Una última, sobre plataformas de streaming. Esta pregunta me encanta hacerla por las diferentes opiniones que genera, ¿cuál es vuestra opinión sobre plataformas como Spotify, Deezer, etc?

H: Son las vías actuales para lanzar y escuchar música, simplemente, un lugar en el que hay que estar. Su método de negocio no beneficia particularmente al artista, pero sucede algo parecido con las discográficas o el resto de agentes que pertenecen a la cadena de la industria musical. Cada uno vela por sus intereses y los creadores suelen ser los últimos en la cola a la hora de recibir su recompensa. Para nosotros, lo importante es estar en todos los sitios posibles, para que Hilotz y ‘Aske’ sigan creciendo.

ME: Por nuestra parte esto es todo chicos, las últimas líneas son vuestras, para que podáis decir lo que queráis a los lectores de Metalegun.com. ¡Un saludo!

H: Gracias si has llegado hasta aquí, esperamos que Hilotz te resulte interesante y podamos encontrarnos en el futuro.

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies