CD REVIEW: LORDI – «Killection»

0

Artista: Lordi
Álbum: Killection
Sello: AFM Records
Fecha: 31 de enero de 2020
Nota: 8/10

LORDI, los monstruos finlandeses vuelven a la carga con un disco muy interesante, empezando por el concepto del mismo y terminando por la portada, titulado “Killection”.

Formados en 1992, a día de hoy raro es quien no conoce a esta banda, tras asaltar la fama mundial ganando el concurso musical Eurovisión en el año 2006 con aquel mítico “Hard Rock Hallelujah”, por aquel entonces la banda estrenaba su cuarto álbum, “The Arockalypse”. En este 2020 la banda estrenará el próximo 31 de enero este “Killection”, que será su decimoprimer trabajo discográfico.

Comentaba también que es interesante el concepto del disco y para ello vamos a ver primero el subtitulo que acompaña al título del álbum, “A Fictional Compilation Album”. Una idea un tanto descabellada de Mr. Lordi, que aclara que lo que han hecho con este disco es crear un falso recopilatorio de lo que habría sido la carrera de Lordi si hubiesen empezado su trayectoria en los setenta, lo que va a explicar muchos de los sonidos que vamos a poder encontrar (algunos realmente sorprendentes). Para poder darle mayor credibilidad a esta fantasía, han empleado equipos totalmente vintage y han grabado en varios estudios, buscando lograr esos sonidos y esos efectos de cada época. Por supuesto, también hay hueco para una canción actual, de lo que es Lordi en 2019, según el propio cantante, porque es lo normal en este tipo de recopilatorios, estrenar una canción inédita.

Así pues, arranca el disco con la introducción “Radio SCG 10”, una cuña de radio en toda regla para arrancar el álbum, como si de la emisora heavy más famosa del planeta se tratase.

Tras esta pequeña introducción empezamos este nuevo y monstruoso viaje con “Horror for Hire”, un corte que suena a Lordi en estado puro, guitarras afiladas, unos coros estupendos y la voz inconfundible de Mr. Lordi haciendo gala de ese tono rasgado tan característico que tiene, una canción con gancho y potencia que emplea a la perfección los puntos más fuertes de la banda para crear una gran apertura con la que enganchar al oyente desde el principio y mantenerle fijo en el asiento mientras disfruta de esta nueva ola de terror que nos mandan desde los gélidos campos finlandeses. El estribillo, que tiene esos coros que decía antes, es sumamente pegadizo.

Shake the Baby Silent” es la siguiente parada de este viaje, un corte que arranca con algo parecido a gritos de terror de un crío para dar paso a una canción con un tono algo más pesado por momentos, con una entonación más grave en las estrofas (lo que no quita que escuchemos algún agudo) y un estribillo explosivo, y una guitarra solista realmente excelente, una estructura que Lordi ya han usado en discos anteriores y que les funciona muy bien, y en este caso sucede exactamente lo mismo, un tema muy interesante con un resultado muy bueno.

Like a Bee to the Honey” arranca con un sonido más tranquilo los primeros segundos, casi parece que estamos escuchando otra banda. La voz entra en un tono grave y bastante melódico, que va ascendiendo poco a poco a medida que avanza el tema hasta llegar al estribillo donde la voz es totalmente reconocible. Pese a esto, el tema es realmente sorprendente por usar una combinación de elementos que no es lo habitual en esta banda, logrando un resultado espectacular, un tema tremendamente melódico y pegadizo, un trabajo sublime de los monstruos finlandeses. El saxo que vamos a poder escuchar es la guinda del pastel de una canción que acerca al éxtasis musical.

Seguimos este viaje con “Apollyon”, un tema que al comenzar tuve que mirar varias veces el nombre del artista porque no podía creer que fuese de Lordi, ya que se sale totalmente de lo que suele hacer la formación finlandesa. Un corte donde predomina el teclado con una entonación vocal similar al tema anterior y con un sintetizador que escuchamos poco tiempo pero que le sienta de maravilla a la canción, las guitarras tienen presencia testimonial, pues apenas las vamos a escuchar en los estribillos y poco más discutiéndole algo el protagonismo a los teclados. El bajo pasada la mitad de la canción, que durante unos segundos se escucha sólo, me ha recordado a algunos compases de alguna canción de Queen, lo que da una idea de lo que se llega a alejar este tema de lo que es habitual en Lordi.

SCG10 The Last Hour” es un interludio a modo cuña de radio en el que se meten voces como si fuesen voces de ultratumba y una llamada telefónica para pedir una canción, como si estuviésemos escuchando la radio vaya.

Blow my Fuse” nos trae de vuelta sonidos más reconocibles de la formación finlandesa, aunque con un ritmo y unas guitarras que siguen rompiendo en cierta medida con lo habitual, pero en la voz recuperamos ese tono desgarrado tan particular. Hay un solo de guitarra breve pero sublime. El corte es bastante interesante sobre todo por el trabajo que hace la base rítmica, que saca un sonido realmente magnífico. Un tema que tiene esos elementos de Hard rock que hacen reconocible a Lordi pero que por momentos coquetea sin pudor alguno con un rock n roll en estado puro, manteniendo así un trabajo interesante y sorprendente.

I Dug a Hole in the Yard for You” es la vuelta a los Lordi en estado puro, un tema contundente, cañero, con un título que suena a amenaza de muerte para esa persona que siente un extraño placer tocándote las narices todos los días, y con una propuesta musical de esas que tras el “Hard Rock Hallelujah” han mantenido a Lordi donde están, propuestas musicales crudas, directas, con una instrumentación exquisita y una voz potente, dejando eso que suelo considerar que sería un buen single. Tras varias sorpresas en los temas anteriores también es un buen punto poder ver la faceta más clásica de la banda en una canción, y si además está tan bien resuelta como esta, el nivel sigue subiendo enteros.

Debo reconocer que este corte me ha costado un poco escribirlo sin reírme, y todo deriva del título, “Zombimbo” (os ahorraré el chiste, ya que me parece realmente malo). Centrándonos en lo estrictamente musical de nuevo nos vamos con una canción que en la base rítmica e instrumental rompe con lo habitual, aunque en este caso la voz sí sigue siendo esa voz tan reconocible de Mr. Lordi. Un corte que tiene un bajo sencillamente espectacular, con unas guitarras trabajando a las mil maravillas para ofrecer una variedad sonora interesante y un solo muy bueno, pero sobre todo un teclado que lleva casi todo el peso, dejando así otro corte sumamente sorprendente e interesante.

Up to no Good” nos vuelve a traer unos Lordi más reconocibles, más hard rockeros, más en su salsa, y eso se ve en la presencia de algunos agudos en la voz que en este disco no son tan habituales como se podría esperar. De nuevo van a usar un estribillo de esos pegadizos, que a la segunda frase ya te tienen repitiendo sin darte cuenta el título de la canción mientras suena por los altavoces, dejando registrada otra muy buena canción para seguir con un viaje que está resultando ser mucho más que interesante.

Otra cuña de radio bajo el nombre de “SCG10 Demonic Semitones”, donde siguen con esas voces de ultratumba que vuelven loco al locutor, incluyendo el momento “El Exorcista”.

Cutterfly” se sale por la tangente empezando con un teclado y sin presencia de guitarras hasta el estribillo, de nuevo con un trabajo vocal exquisito y saliéndose por completo de lo esperado con una canción que se rige por un teclado sublime y un estribillo excelente, de nuevo un trabajo sorprendente por parte de los míticos ganadores de Eurovisión 2006.

Encaramos la recta final con una vuelta a los orígenes, potencia y garra con “Evil”, otra de esas canciones que suenan por completo a lo que Lordi suele hacer, un tema con guitarras afiladas, potencia por doquier y una pegada descomunal en una canción que, sólo por el título, invita a pensar en algo así, por lo que en este caso en particular sí podemos decir que es justo lo esperado, pero resuelto con una calidad que a esta banda no se le debería poner nunca en duda.

Aunque de inicio parece que de nuevo se van a salir por la tangente, con “Scream Demon” Lordi van a cerrar el disco como mejor saben hacer, con un corte que se ajusta totalmente a lo que más se les conoce, un tema que parece sacado de la banda sonora de una película de terror, bajando algo el ritmo respecto del tema anterior pero manteniendo un sonido totalmente reconocible, siendo así el broche de oro perfecto para un disco sorprendente y de una calidad incuestionable. El estribillo es excepcional, con esos coros tan magistrales como solo esta banda sabe crear para sus canciones.

Cierra el disco la última cuña de radio, “SCG10 I Am Here”. Una última llamada, en la que se supone que gana un meet & greet con la banda pero que, como no podía ser de otra manera es una voz monstruosa. Todo ello antes de que se desate la escena de terror predecible donde la puerta se abre y el locutor grita de terror antes de morir.

En definitiva, una locura la idea que plantean Lordi en este disco, pero que han resuelto con una maestría espectacular, hasta el punto de que realmente consiguen que cada canción se impregne de los sonidos que dominaban cada una de las épocas, pudiendo encontrar así temas que nos llevarán a la década de los ochenta, de los setenta… Un viaje por la historia del rock de la mano de unos monstruos escandinavos, tanto en lo musical como en lo estético, ¿qué más se puede pedir para una tarde ociosa?

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies