W.A.S.P.: CRÓNICA Y FOTOS (MADRID)

0

wasp newW.A.S.P. descarrgó en Madrid en su gira 30 aniversario. Aquí os dejamos la crónica de lo vivido con imagenes de concierto de Bilbao…

wasp logo

W.A.S.P. – Sala Riviera – Madrid – 09 de Noviembre 2012

 

El pasado viernes 9 de noviembre, los norteamericanos W.A.S.P. pasaron por Madrid para ofrecernos uno de los conciertos más esperados del año por tratarse de su gira 30 aniversario, la cual, y a pesar del que escribe los considera una de las bandas más influyentes en la década de los 80′ y de los que me considero fan, no fue el concierto que yo particularmente esperaba y me explicaré…

Para empezar, el escenario de la sala Riviera es un escenario grande dentro de lo que hay en Madrid, para realizar un show escénico adecuado a las circunstancias, aun así, no tuvimos el placer de presenciar nada «especial» en él, apenas tres pantallas que proyectaban imágenes de la banda, de actos políticos en alguno de los casos, o simplemente imágenes de carreras de coches estrellándose mientras su batería, Mike Dupke ( perfecto en todo el show) realizaba su correspondiente solo.

Por otro lado, la banda lleva anunciando dos horas de show en cada ciudad, y aquí lamentablemente tan solo pudimos disfrutar 15 canciones, o lo que es lo mismo, apenas hora y media de concierto,que en una gira aniversario, me sabe a poco.

w1
Quitando estas cosas, también tengo que decir que el concierto, fue una autentica maravilla en sonido y que Blackie conserva esa garganta rasgada y penetrante que le dió nombre en los 80′. Lawless es un tipo con mucho carazter y por que no decirlo, con mucho Ego, y eso se materializa en una puesta ene scena perfecta y muy personal. El show de W.A.S.P. musicalmente hablando, fue una autentica delicia. La manera de moverse y correr por es ecenario a Doug Blair a la guitarra, y Mike Duda al bajo es espectacular. No pararon ni un solo instante, no dejaron de corretear el escenario de lado a lado, dándole al directo de W.A.S.P. un ambiente de fiesta estupendo.

Si Blackie esta muy bien de voz, lo de Doug Blair a la guitarra, es perfecto. Consigue un sonido WASP a la perfección y realiza el 100% de los solos de la banda. Se nota que es el miembro que más tiempo lleva en la banda después de Blackie claro esta. Sus 7 años acompañando a Lawlwss, se notan en una perfección absoluta entre ellos dos.


Y entrando en lo que el show 30 aniversario dio de si, todo comenzó a las 21:15, sin artistas invitados, (ya que la banda cancelo a todos los artistas invitados en cada una de las ciudades de nuestro país argumentando problemas técnicos) el show partió con «Or Your Kness», con algún problemilla en sonido que se subsano rápidamente. Pudimos ver a Blackie nada más aparecer en escena en muy buena forma, más delgado que en visitas anteriores, y como comenté al comienzo de estas líneas, con una garganta que personalmente me sorprendió para bien. He visto a la banda en 7 ocasiones, y sin ser este el mejor show de ellos, (recuerdo la presentación de «Crimson Idol» en la antigua y añorada Canciller I allá por 1992, el cuál fue para mi su mejor paso por España) el show del pasado 9 de noviembre de W.A.S.P en Madrid, podemos considerarlo como uno de los mejores, y repito, musicalmente hablando.


«The Torture Never Stops» y la fenomenal «The Real Me», continuaron con la apertura del concierto, con un público, (que no llego a llenar la sala riviera, pero que falto muy poco) entregado a los norteamericanos, que lucían perfectamente en el escenario. Uno de los primeros momentos de mayor alboroto apreció cuando la banda enlazo dos temas de su primer y segundo disco, dos himnos  «L.O.V.E. Machine» y «Wild Child», dos temazos de nuestro Metal que fueron coreados por todos los presentes, que estabamos entregados a los norteamericanos. Quizás aparecieron muy pronto en el set list, dejando el liston muy alto, pero es lo que Blackie quería…comenzar el show por todo lo alto.


«Sleeping (in the Fire)» otro trallazo de su discografía, se fundió con «Forever Free», aquella balada de su «The Headless children» que sonó de maravilla esa noche. Y como estábamos metidos en ese disco, que mejor que representar el tema que le da nombre. Un tema que no suele entrar en los set habituales de W.A.S.P. y que fue una sorpresa y un placer escucharlo. «The Headless Childern» quizás es el disco menos popularizado de la banda en los 80, pero que contiene en su interior grandísimos temas y así lo quiso plasmar la banda en Madrid la noche del viernes 9 de noviembre.

Cambiando cualquier pronostico, volvíamos a su primer disco con lo que sin duda, es el «tema» de W.A.S.P. por excelencia. La siempre querida y cantada por toda la sala al unísono «I Wanna Be Somebody», alargada en más de 8 minutos para que Blackie dividiera la sala en dos, haciendo cantar el estribillo de un lado al otro del público.

Tras este momento álgido en la sala, ahora le tocaba el turno a lo que sin duda es el mejor disco de los norteamericanos, esa obra conceptual que Blackie realizó en 1991 de nombre «The Crimsol Idol», y que esta inspirada en la adolescencia de su hermano mayor Cliff, fallecido el pasado 2 de novoembre. Con este disco nos iríamos al tema que lo abría, aquel «The Titanic Overture», una intro especial, que dejo paso a un Medley de ese álbum con los temas «The Invisible Boy» / «I Am One» y«The Gypsy Meets The Boy», para continuar rápidamente con «The Idol» y «The Great Misconceptions of Me», ese temazo que cerraba aquel disco, haciendo las delicias de todos los presentes, que supieron ovacionar a la banda tras este estupendo Medley.


La banda abandono el escenario unos segundos, para que apareciera  Mike Dupke ha realizar un solo de batería corto pero conciso, con las citádas imagenes de carreras de coches y accidentes en las pantallas traseras del escenario. Instalado en ese momento el pie de micro calavérico y motero que utiliza Blackie y para llegar al termino de su concierto, la banda nos guardaba tres temas más como fueron; La impresionante «Chainsaw Charlie (Murders in the New Morgue)» que volvió a levantar la sala aún más si cabe; «Heaven’s Hung in Black» la balada de su álbum «Dominator» de 2007; Y la final, y siempre recordada con mucho cariño «Blind in Texas», donde W.A.S.P. se despacho a gusto con un sonido sobresaliente.


Un concierto corto, con mucha movilidad de sus componentes, con un sonido perfecto y con una banda que demostró estar en plena forma tras 30 años de carrera. Las pegas?… el poco tiempo en escena, los abrasadores parones para presenciar videos que, para Blackie tendrán sentido, pero que para los que vamos a verle nos sobran y el poco acondicionamiento del escenario para tratarse de una fecha como la que estaba representando, 30 años en la carretera.

Texto: Miguel Egun
Fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Nota: Queremos dar las gracias a Antonio Refoyo por la imagenes, cortesía de Lamiradanegra.es

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies