CD REVIEW: NEAL MORSE – “Jesus Christ The Exorcist”

0

Artista: NEAL MORSE
Álbum: Jesus Christ The Exorcist
Sello: Frontiers Music
Fecha: 14 de junio de 2019
Nota: 10/10

De una u otra forma, todo el mundo conoce a Neal Morse, un músico que lleva una carrera dilatada y exitosa, siendo parte de grupos como Transatlantic (con músicos del calibre de Mike Portnoy). Cuando a Morse le llamó un amigo tras ver Jesucristo Superstar en Broadway y le propuso hacer una nueva versión del aclamado musical pero en rock progresivo, seguramente no sospechaba que la obra resultante iba a tener el calibre tan descomunal que nos muestra este “Jesus Christ the Exorcist”.

La historia, según cuenta el propio Neal Morse se remonta al año 2008, cuando ese amigo le llama tras ver Jesucristo Superstar en Nueva York y le propone hacer una ópera rock basada en el personaje bíblico por antonomasia. Tras mucho sopesar el propio Morse estaba convencido de decir que sí, pero conocer que Frontiers Music era el sello que más fuerte apostaba por editar esta locura, le llevó a dar el sí definitivo y ponerse manos a la obra.

Puesto sobre el escenario en 2018, esta obra ha contado con un elenco de músicos tan grande en cantidad como en calidad, con Neal Morse (teclado, guitarra), Paul Bielatowicz (guitarra solista), Bill Hubauer (teclado), Randy George (bajo), y Eric Gillette (batería), los vocalistas Ted Leonard (Spock’s Beard, Enchant), Nick D’Virgilio (Big, Big Train, Spock’s Beard), Jake Livgren (Protokaw), Matt Smith (Theocracy), Wil Morse, John Schlitt (Petra) y Rick Florian (White Heart) entre otros; un descomunal cartel para una obra de proporciones, nunca mejor dicho, bíblicas.

El resultado fue tan gratificante para todos, que en este 2019 lo podemos disfrutar todos en un magnífico doble CD del que resulta realmente difícil hablar sin decir que es una verdadera delicia musical. El trabajo descomunal realizado a la hora de escribir esta obra por parte de Neal Morse se ve fielmente reflejado por una interpretación sensacional por parte del elenco elegido para dar vida a esta ópera rock, y esto se puede apreciar “Jesus’ Temptation” o la que es de mis favoritas de Jesucristo Superstar, que tiene mil versiones de bandas de diferentes estilos y que en este disco ha sido una de las que más me ha gustado, “Gethsemane”.

Un potencial que queda fuera de toda duda con cortes como “Jerusalem”, y una interpretación soberbia (por citar algún corte, porque esto se puede apreciar en todo el álbum, diré que me ha gustado especialmente en “Free at Last” y “Jesus Before Pilate and the Crucifixion”), que elevan esto no a la categoría de gran ópera rock, sino a la categoría de obra maestra.

A todo esto además, y bajo mi punto de vista, le encuentro una dificultad añadida, y voy a tratar de explicarme lo mejor posible. Nos encontramos ante una obra que habla de Jesucristo, surgida a raíz de ver la interpretación de uno de los musicales más interpretados de todos los tiempos y que ya hemos citado alguna que otra vez, “Jesus Christ Superstar”, la genial obra de Andrew Lloyd Webber que no sólo es que tenga versiones en varios idiomas (aquí es donde reconozco que la interpretación de Camilo Sesto me parece sublime, aunque esto suponga que la mayoría de los lectores queráis lincharme) y que ha sido interpretado por multitud de artistas de indiscutible fama mundial y dirigido por otros tantos ases del séptimo arte, como por ejemplo en 1972 en el Reino Unido, donde la adaptación estuvo dirigida por el australiano Jim Sharman (The Rocky Horror Picture Show) o en esta década donde han contado con Melanie C (Spice Girls) como María Magdalena, o la producción original sueca, que en 1972 contó con Agnetha Fäitskog de ABBA como María Magdalena; incluso recientemente en nuestro país el propio Leo Jiménez (Leo Jimenez, Stravaganzza) ha dado vida a Jesucristo en esta obra.

Sin embargo, y aunque la comparación directa más lógica es la que estamos llevando a cabo, esta obra no viene a competir con Jesucristo Superstar ni nada por el estilo, ya que aun contando la misma historia, lo hace desde un prisma tan diferente que al final resulta una obra fresca, con cierto toque novedoso (no sólo porque el disco haya salido este año), y esto es digno de admirar.

Todo esto nos hace ver la magnitud que ha conseguido alcanzar el musical de Lloyd Webber, haciendo que artistas más que reconocidos en sus respectivos países se presten a participar en representaciones del mismo, por lo que afrontar el desafío de hacer una nueva versión de una historia contada con semejante nivel de éxito no debe ser nada fácil, pero debe ser aún menos sencillo lograr un resultado que consiga convencer al respetable, y creo que Neal Morse ha conseguido esto a las mil maravillas, ya que como digo, el disco es una verdadera maravilla musical, con una interpretación magnífica por parte de los cantantes elegidos y con una ambientación musical envidiable, logrando dejar para la posteridad una ópera rock de las que pueden hacer historia sólo por su indiscutible y enorme calidad.

Lógicamente gran parte del mérito se lo llevará Neal Morse por ser la mente tras semejante locura, pero gran parte de este mérito le corresponde también a los cantantes que han colaborado con él, que son Ted Leonard (Jesus), Talon David (María Magdalena), Nick D’Virgilio (Judas Iscariote), Rick Florian (el diablo), Matt Smith (Juan Bautista), Jake Livgren (Pedro y Caifás), Neal Morse (Pilatos, Demonio 1, Discípulo 1), Mark Pogue (Israelita 1, el hombre loco de Gadarenes, Fariseo 2), Wil Morse (Israelita 2, Demonio 3, Fariseo 1), Gabe Klein (Demonio 2, Fariseo 4), Gideon Klein (Demonio 4), Julie Harrison (sirvienta). Este elenco es también gran responsable de la magnitud de esta obra.

Se puso en marcha sobre un escenario en 2018, en este 2019 todos podremos disfrutar de una visión diferente de la historia de Jesucristo, con ese toque que sólo un género como el rock progresivo podía darle, y que además creo que le sienta fantásticamente bien; quién sabe si la utopía de ver este transatlántico de dimensiones descomunales de gira mundial podría o no ser una realidad, pero lo que sí está claro es que, si este disco cae en tus manos, escúchalo tranquilo, con calma, y no una o dos veces, varias más, para poder degustar cada detalle, cada nota, cada segundo como se merece, porque la obra, sin duda alguna, merece que sea así.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies