ALQUIMIA + DARKBLAZERS: Crónica e imágenes (Madrid)

0

Ya podéis leer y ver un buen puñado de imágenes de la presentación de “Espiritual” de ALQUIMIA en Madrid junto a Darkblazers



+

23 de Abril de 2016 – Sala But (Madrid)

Una vez más en la capital, otra jornada de coincidencias de conciertos interesantes a los que asistir en la que lamentablemente, debíamos de elegir a cual ir ante la imposibilidad de multiplicarnos, así que un servidor eligió la presentación madrileña de “Espiritual”, el último trabajo hasta la fecha de ALQUIMIA, ya que debido a otros compromisos me fue imposible verles en sus últimas visitas a la capital y había muchas ganas de verles en directo.

Para abrir la velada una buena elección, los madrileños DARKBLAZERS, a los que ya tuvimos la oportunidad de ver hace poco más de un año abriendo para KOVEN en la presentación de su “En el Otro Viento” y que nos dejaron un buen sabor de boca con un show más que correcto, imprimiendo César, su vocalista, notas de humor en los comentarios entre tema y tema, dándole así a la actuación un carácter más distendido.

Interpretaron con enorme soltura temas de cosecha propia tales como “Arcadeborn”, con el que abrieron su actuación, o el más conocido “Angelcider”, que ya en su día incluyeron en aquel Ep de nombre “Revolution has Begun” y en el que colaboró con su voz Israel Ramos. También interpretaron otros cortes de nueva creación como “Appearance is Deceiving” o “Garou (The Hungry Wolf)” y anunciaron la inminente salida de su primer larga duración bajo el título de “Mutant Anthems”, del que por supuesto cayó “Mutant Anthems”, el tema que dará nombre al álbum.

Por supuesto que también habría una versión para romper el hielo con los más profanos en el repertorio de la banda, así que para grata sorpresa de muchos se marcaron una metalizada versión del tema central de la película “Grease”, “You’re the One that I Want” que fue más que coreada, finalizando su actuación con el aplaudido “Revolution has Begun” su reconocido tema que dio nombre a aquel Ep de 2012.

Con una enorme imagen de la portada de su último disco en la pantalla, vistiendo el fondo del escenario, daba comienzo el show de ALQUIMIA como no podía ser de otra manera que con dos trallazos de su último álbum, un tremendo “Espiritual”, que servía para asentar el sonido en la sala, seguido de “Caballero Blanco”, después de las cuales toda la actuación de ALQUIMIA irían literalmente “sobre ruedas”, concluyendo con dos impresionantes horas de concierto, dejando bien sentado que estamos ante una grandísima banda de Metal, digna de batirse el cobre en cualquier parte del mundo.

Tras estas dos maravillosas canciones, “Dama Oscura”, y “Divina Providencia”, fueron las primeras incursiones de su imponente disco debut, siendo esta última la que termino poniendo un momento de reposo ante tan aplastante entrada en escena. Después volverían a la dinámica central de la banda con “Sol Negro” y la celebrada “Vulnerable”.

Un servidor tenía claro que iba a ver en directo a una gran banda, pero he de reconocer que salí del concierto mucho más satisfecho de lo que me esperaba en un principio, ya que ALQUIMIA en directo son una auténtica pasada, sonido claro, nítido, potente, con unos músicazos de indiscutible calidad técnica y humana, haciendo su trabajo a la perfección y disfrutando en todo momento de ello, algo que fue claramente palpable a lo largo de toda la actuación. Si a eso le sumas que las espléndidas letras de sus canciones son maravillosamente interpretadas por la grandísima voz de un flamante Israel Ramos, que no para de sonreír en todo momento e interactuar continuamente con un entregado público que las canta absolutamente todas, tienes un concierto de 10 sobre 10.

Una vez más, y no me cansaré nunca de hacerlo, he de felicitar públicamente a las personas que hicieron posible que los menores pudieran asistir a las conciertos, GRACIAS!!!, es absolutamente maravilloso siempre observar como los menores disfrutan de sus bandas favoritas acompañados de sus padres, y cantan todas y cada una de las canciones. Delante de mi tenía una niña con sus padres, en primera fila y pude contemplar como Israel la cogía de la mano y la miraba a los ojos al tiempo que le cantaba esas partes tan emotivas de la impresionante “Claro de Luna”, las lágrimas a flor de piel, he de reconocerlo.

Alberto Rionda, creo no hace falta recordarlo, es uno de nuestros grandes músicos y compositores de Metal, su talento creador, su gusto por hacer temas de mucha calidad y su carisma le hacen llenar el escenario tan solo con su presencia, y aunque es un tipo bastante serio e inmóvil en escena, solo con las notas y acordes que brotaban las varias guitarras que lució a lo largo del concierto, nos hace comer de su mano. Es imposible, y sería de estúpidos obviar o dejar a un lado su impresionante carrera al frente de AVALANCH que tantos buenos discos y buenas canciones nos dejó desde su formación allá por 1993, y por supuesto que sonaron temas de la formación asturiana eligiendo con álbum bandera aquel laureado “El Ángel Caído” de 2001, ya que interpretaron casi consecutivamente de ese mismo trabajo perlas de la talla de “Xana”, “Delirios de Grandeza” o la arraigada a su tierra, “Santa Bárbara”.

Aun disfrutando de todas las sensaciones sonoras que estábamos viviendo éramos conscientes de que esto iba tocando a su fin, y es que cuando uno está disfrutando de verdad parece que todo se hace más corto y el tiempo corre más deprisa, pero la verdad es que a estas alturas del concierto ya llevábamos trece temas cuando después de interpretar la deliciosa “El Ocaso de los Dioses” cerraron el grueso de la actuación y se retiraron con una cerrada y cálida ovación.

Unos minutos en los que un encendido público no paraba de reclamar una nueva presencia de la banda en escena, y salen al escenario Alberto e Israel para interpretar un pequeño y simpático set acústico formado por dos temas de AVALANCH, que hicieron de nuevo las delicias de los más afines a la banda asturiana, “El Príncipe Feliz”, aquella balada basada en el cuento de Oscar Wilde, adaptación con letra de “Volviendo a Casa”, la instrumental que cerraba la edición especial de “El Hijo Pródigo”. A esta delicia le seguiría “Cambaral” un enérgico corte de “El Llanto de un Héroe” de 1999, que también tuvo su revisión acústica en aquel recopilatorio de 2006 “Un Paso Más”.

Como tramo final de la actuación tres temas sabiamente elegidos que dejan literalmente el local patas arriba, la brutal “Sacrificio”, nos volvía a volar la cabeza con su frenético ritmo, la archiconocida “Torquemada”, celebrada y coreada por todo el respetable y “Almas Unidas” que ponía el broche de oro a esta genial y magistral velada.

En resumidas cuentas, dos horas grandiosas junto a una grandiosa banda. Esperamos ya el próximo encuentro con ALQUIMIA.

Texto y Fotos:
Alejandro Penedo

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies