ROMPIENDO MITOS: CAP. 8

0

Rompiendo mitos los 90Nuevo capítulo de la serie ROMPIENDO MITOS donde Salva Arteaga nos trae cada semana los discazos que salieron en los 90. Hoy toca 1997.

 

1997

Y llegamos al año 1997. Comenzamos a vislumbrar una nueva década y un nuevo siglo que ya está casi a la vuelta de la esquina. Pero nosotros seguimos inmersos en el análisis musical de esta década que para algunos fue negativa para el metal, básicamente por culpa de otros géneros, ajenos al metal, que se apoderaron de los medios de comunicación y que hicieron que nuestra música dejara, aparentemente, de existir. Pero nada más lejos de la realidad.

Como hemos ido viendo a lo largo de estos capítulos que recorren cada uno de los años de los 90, la década estuvo sembrada de discazos y de, en bastantes casos, auténticas obras de arte. Por supuesto, también hemos visto algunas decepciones en forma de disco. Algunos de esos grupos se supieron “recuperar” pero otros cayeron en barrena y hasta hoy no han sabido encontrar de nuevo el “camino a casa“.

 

turisas

 

Esta década, como hemos visto hasta ahora, se ha movido en varios estilos. Si al principio de los 90 el thrash daba sus últimos coletazos (hasta su próximo renacimiento), el glam desaparecía casi por completo y el heavy clásico se debatía entre la vida y la muerte, otros estilos marcaban el ritmo de estos años. Con el principio de la década asistíamos a la eclosión de una serie de géneros que en los siguientes años se asentarían definitivamente. Los géneros extremos (death y black principalmente) cogían la batuta junto al power metal para casi no soltarla más.

Pero es a partir de 1997 cuando otro género extremo va a hacer su presentación en sociedad. Hablo del folk metal, que aunque ya teníamos algunas bandas por el continente haciendo cositas, por ejemplo Cruachan en Irlanda, no se consideraba aún un género con peso en la escena. Es en este año cuando nacen una serie de bandas que, junto a las que apareceran en los próximos años, y entrado ya el nuevo siglo, le darán notoriedad a este género que aún está en pañales. En este año nacerán bandas como Turisas (foto), Elvenking o Finntroll, los siguientes años verán el nacimiento de otras como los estonios Metsatoll, los feroenses Tyr o los suizos Eluveitie.   

COMENZAMOS

 

Rompiendo mitos los 90

 

1997 es el año más precoz en lo que a grandes álbumes se refiere que hemos tenido en la década, pues el primer día del año, salía a la venta “The divine wings of tragedy” el tercer disco de los norteamericanos Symphony X. Perfecta manera de comenzar el año. Con una alineación propia de una selección ganadora del mundial, Symphony X se marcaba un discazo (¿el mejor de la banda?, para algunos sí) donde sobre una base de metal progresivo, introducían muchas partes de power. A destacar el temazo de 20 minutos que da título al disco. Una maravilla.

 

 

Pasado un mes, en febrero, aparecía el (real) primer disco de unos niños que procedían de la localidad alemana de Fulda y que se hacían llamar Edguy.  La banda del ahora popular Tobias Sammet publicaba el primer disco titulado “Kingdom of madness“, aunque el año anterior, cuando eran menores de edad, ya habían puesto en circulación una demo titulada “Savage poetry” que años más tarde reeditarían con una nueva grabación. Este “Kingdom of madness” nos daba las primeras pistas de quiénes eran y qué hacían estos Edguy, que no era otra cosa que un power metal muy influenciado por Helloween y con un talento compositivo de Tobias fuera de lo común para un chico de su edad.

 

 

Vamos a discazo por mes, y en marzo toca el segundo trabajo de Machine Head titulado “The More Things Change…“. Es la perfecta continuación a su debut “Burn my eyes” editado 3 años antes. “The More Things Change…” será el primer disco en el que la batería correrá a cargo de Dave McClain, actual batería de la banda, y que le da un sonido un poco distinto al primer disco, con cambios de ritmo que enriquesen el resultado final. Este disco fue el último antes del pequeño bajón compositivo que tuvieron en los dos siguientes, hasta “recuperarse” de nuevo con “Through the Ashes of Empires” y sobre todo con la maravilla titulada “The blackening“.

 

 

Pasamos al siguiente mes. Será en abril cuando los fineses Stratovarius publiquen la continuación al espectacular “Episode“. Esta vez lo titularán “Vision” y mejora aún su antecesor. Es una época dorada para Stratovarius, pues el siguiente año sacarían otra joya, como ya veremos en el próximo capítulo, como fue “Destiny“. Power metal en su máxima expresión, temazos con guiños a la música clásica, hacen de “Destiny” uno de los mejores discos de power de toda la historia.

 

 

En mayo toca oscuridad. Oscuridad traída desde Noruega. Oscuridad a cargo de la banda de black metal melódico Dimmu Borgir.Enthrone darkness triumphant” es una obra de arte de metal extremo. Parte del éxito a nivel mundial que tuvo la banda y una de las razones para fichar por la potente Nuclear Blast, se debió al cambio de idioma que hicieron, componiendo este album absolutamente en inglés, cosa que ya habían probado en su EP del año anterior “Devil’s path“.  Disco imprescindible en las estanterías.

 

 

Los powermetaleros (en sus inicios) suecos Hammerfall debutaban este mes de junio con un discazo que lo hizo subir como la espuma en popularidad dentro del género. Estamos en un momento que el power está en alza, seguramente en el momento de mayor brillo del estilo y en el que salen bandas de de este género hasta debajo de las piedras. Como suele ocurrir en estos casos, solo los buenos perduran, y este “Glory to the brave” lo es. La banda más adelante pasará a ocupar posiciones más heavymetaleras dejando atrás el power que los vio nacer y los popularizó.

 

 

Julio es verano, sinónimo de vacaciones y los “discazos” se lo tomaron como tal. Así que no será hasta agosto cuando tengamos una cita con ellos de nuevo. Para compensar, serán dos grandes lanzamientos los que tendremos en este mes. El día 19 sale a la venta el “Awake“, el quinto trabajo de estudio de los alemanes Crematory. “Awake” es un discazo, probablemente junto a “Act seven” sus dos mejores trabajos y con los que obtuvieron notoriedad a nivel mundial. Oscuridad y melodía, voces guturales y limpias, guitarras potentes y teclados hipnotizantes compartiendo la misma casa en perfecta armonía.

 

 

Una semana después, también desde Alemania nos llegaba otra nueva entrega de la banda de Kai Hansen. Gamma Ray publicaban “Somewhere Out In Space“, la continuación al maravilloso “Land of the freeeditado dos años antes. Difícil tenían superar a su antecesor, y de hecho no lo consiguieron, pero “Somewhere Out In Space” es un discazo del principio al final, lo único malo es que fue, y siempre será, comparado con su antecesor. En este nuevo disco Gamma Ray tendrá una nueva formación, pero que afortunadamente será la definitiva. En los siguientes 19 años han mantenido el mismo lineup a excepción del cambio de batería en el año 2014.

 

 

Más power metal. En octubre llegaba desde Italia una banda que traía aire fresco al género. Rhapsody (ahora Rhapsody of fire) daban una vuelta de tuerca al sonido e incluso a la temática. Con un poco más de velocidad, con un poco más de acercamiento a la música clásica y con una temática propia en la que se basarán sus tres primeros discos, la banda de Luca Turilli debutaba con “Legendary tales” y sorprendían a propios y extraños. La trilogía se completaría los siguientes 3 años con “Symphony of enchanted lands” y la joya titulada “Dawn of victory“.

 

 

El año (metalero) terminará en noviembre con otros tres discazos. Dos aparecerán el día 1 y ambos son los debuts de dos bandas finesas que hoy en día están en lo más alto del metal. La primera de ellas es Nightwish que publicaba “Angels fall first“. El disco se coló enseguida entre las primeras posiciones de ventas en el país escandinavo. El power sinfónico que practicaban se veía reforzado por la poderosa voz soprano de su vocalista Tarja Turunen. Esto, junto a las grandísimas composiciones del disco, hizo que Nightwish comenzará a oirse por todo el continente. Todo esto se reafirmaría en los siguiente discos, “Oceaborn“, pero especialmente el que le dio el espaldarazo definitivo “Wishmaster” el año 2000.  

 

 

Una banda haciendo death metal, con teclados y con un tipo que se viste con pintas de glam metal. ¿Pero esto qué es? Pues esto es Children of Bodom. La banda de Alexi Laiho daba una patada en la puerta y entraba sin pedir permiso con “Something wild“. Death metal melódico lleno de rabia y velocidad. La historia de este disco es más que llamativa, pues este album iba a salir con un sello belga, pero cuando el jefe de Spinefarm lo escuchó, les presentó un contrato muchísimo mejor al del sello belga. La dificultad para romper el primer contrato hizo a la banda cambiar de nombre y pasaron de llamarse Inearthed a ser conocidos como Children of Bodom. A partir de ahí todo es historia….de la buena.

 

 

El año de grandes publicaciones lo cierran un grupo habitual en esta sección. In Flames sacaba por tercer año consecutivo un pedazo de album. De los tres probablemente sea el mejor y aún nos quedaría en 1999 otra joya titulada “Colony“. “Whoracle” es un disco conceptual que cuenta la historia del planeta Tierra después de un apocalípsis. La música sigue la línea de sus anteriores entregas y en él se atreven incluso a realizar, con majestuosidad, una versión de un tema de Depeche Mode.

 

 

Una vez repasado el año 97 vemos que no hay ningún disco de los llamados super ventas ni nada por el estilo, como lo fueron el “Black album” de Metallica o el “Use your illusion” de Guns N Roses, pero lo que si hay es una cantidad importante de discazos, empezando por el “The divine wings of tragedy” de Symphony X (¿mejor disco del año?) hasta llegar hasta este “Whoracle” de In Flames. Sin duda uno de los mejores años de la década. Si crees que falta alguno, comentalo en nuestro facebook. Mientras yo me pongo manos a la obra con el penúltimo capítulo de esta serie, el del año 1998.

Redacción y dirección: Salva Arteaga

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies