ROMPIENDO MITOS: CAP. 3

0

Rompiendo mitos - los 90Seguimos el repaso a la gran discografía que dentro del metal (y todas sus varientes) se firmaron en la década de los 90. Hoy toca 1992.

 

1992

 

Hay que reconocer que 1992 no fue precisamente el mejor año para el metal (de todos los de esta década).  Aún así, este año saldrán a la luz una buena cantidad de discos de gran altura, pero quizás echamos en falta una obra maestra como fue el “Painkiller” de Judas Priest en el 90 o un álbum mega-importante para la historia como fue el “Black album” de Metallica en el 91.

También es el año de la explosión definitiva del black metal noruego, que se verá reconocido a nivel mundial por dos motivos. Uno fue la quema de iglesias por parte de algunos miembros de las bandas, una de las “famosas” fueron las realizadas por Varg Vikernes (Burzum) que al año siguiente daría un paso más y asesinaría a Euronymous, guitarra de Mayhem.

 

Mayhem

 

El otro motivo, este más agradable, fue la cantidad de discos que salieron ese año del llamado Inner Circle que componían muchas bandas de este black metal noruego que comenzaba a despuntar: los debut de InmortalDiabolical fullmoon mysticism” o de los propios BurzumBurzum“, el tercer álbum de DarkthroneA blaze in the northern sky” o las demos de EmperorWrath of the Tyrant” y de Enslaved titulada “Yggdrasill“.

Pero a pesar de que este año no sobresale por tener un “discazo” de los que toda la comunidad metalera esté de acuerdo, si tenemos una colección de buenos títulos donde destaca la desaparación casi por completo de álbumes de thrash o de glam, que habíamos visto con frecuencia en los años anteriores.

 

COMENZAMOS

 

Rompiendo mitos - los 90

 

Tras un disco “debut” impresionante (lo de debut entre comillas porque era el debut en el sonido por el que todo el mundo los conoce ahora) los norteamericanos Pantera nos sorprenderán dos años después con otra maravilla titulada “Vulgar display of power” donde sentaban las bases definitivas del “sonido Pantera” que tantas veces ha sido imitado por infinidad de bandas. Este disco incluía una cantidad importante de himnos de la banda de los cuales destacaba sobremanera “Walk“.

 

 

5 años habían pasado desde que Def Leppard publicó su exitoso “Hysteria” (20 millones de copias vendidas). 5 años que se antojaban muchos para los fans de la banda. 5 años que tuvieron que pasar para que la banda editara un nuevo trabajo. Y este salió a la venta el último día de marzo bajo el título de “Adrenalize“. Este disco pudo haber salido antes pero la desgracia se volvió otra vez a cebar con los británicos y un año antes de la edición de este “Adrenalize” fallecía su guitarra (y compositor de muchos de los éxitos de la banda) Steve Clark. “Adrenalize” es probablemente el último discazo de Def Leppard.

 

 

El 21 de abril salían a la venta dos discos absolutamente diferentes entre si. Por un lado, el segundo trabajo de la banda de hard rock americana Slaughter que llevó el título de “The wild life“. Este segundo trabajo consagró a los de Las Vegas como una de las bandas punteras del hard rock y, aunque no es un disco muy conocido entre el gran público, contiene un tracklist estupendo. A partir de aquí Slaughter no consiguió mantener el nivel de este disco ni del buenísimo debut “Stick it to ya

 

 

El otro discazo que salió este mismo día, venía del otro lado de los Estados Unidos. Desde Florida, la cuna del death metal, Obituary se confirmaba como una de las bandas más importantes del movimiento con este tercer álbum que llevaba por nombre “The end complete“. Discazo que completaba una perfecta trilogía con sus dos primeros plásticos “Slowly we rot” y  “Cause of death“, aunque quizás lo mejor estaba por llegar dos años después con la publicación de la maravilla titulada “World demise“, todo siempre bajo la particular voz de John Tardy.

 

 

La década de los 90 no fue en absoluto una buena década para los intereses de Iron Maiden. La banda más grande de heavy metal de todos los tiempos cosechó en estos años 4 discos más que mediocres. Entonces por qué está “Fear of the dark” en esta lista de los destacados del año 92?. Pues por 3 razones: 1. Porque es el mejor disco de los 4 que sacaron, sobre todo después de venir de la decepción que significó “No Prayer for the dying“. 2. Porque fue el año del último disco de Bruce Dickinson con la Doncella antes de la nefasta entrada de Blaze Bailey a la voz. 3. Porque fue la primera vez que Maiden grababan una balada, “Wasting love“.

 

 

3 años después de la maravilla titulada “The headless children“, W.A.S.P. se sacaban de la manga otra joya que llevaría por título “The crimson idol“. Este álbum es un disco conceptual donde se cuenta la ascención y caída de una estrella del rock. Tras este disco, Blackie Lawless y sus W.A.S.P. peregrinaron por el desierto sin encontrar su camino hasta prácticamente el 2015 donde, con “Golgotha“, firmaron uno de los mejores discos de la banda.  

 

 

Megadeth estaba viviendo un momento dulcísimo en su carrera. Después de haber firmado en el año 90 uno de los mejores discos de metal de todos los tiempos, “Rust in peace“, dos años después publicaban “Countdown to extinction“, otra golpe en la mesa y una patada en los huevos a “sus amigos” de Metallica que nunca más sacarían un buen disco. Esta sonrisa de Mustaine se alargaría unos años más hasta la llegada de “Youthanasia” del cual hablaremos dentro de dos capítulos.

 

 

Es probable que el nacimiento oficial de lo que hoy se conoce como metal progresivo (no confundir con rock progresivo que ya se hacía desde los años 70) sea este disco. “Images and words” fue el segundo álbum de Dream Theater, el primero con James LaBrie a la voz y que estaba acompañado de otros monstruos como el guitarrista John Petrucci o el batería Mike Portnoy. Casi nada. El disco ganó numerosos premios y vendió, solo en Estados Unidos , medio millón de copias.  

 

 

El 8 de septiembre aparecía en el mercado (y en las televisiones) un disco raro. No por su sonido, sino porque no supimos en su momento colocarlo en un lugar concreto. Ugly Kid Joe coqueteaba en este disco debut con el heavy metal, pero también con los nuevos sonidos que estaban inundando las radiofórmulas de todo el mundo. Pero a la vez sonaban a hard rock del clásico y tenían una imagen, digamos, fresca…bien alejada de los cánones metaleros y más cercana al grunge, aunque sin el pesimismo de estos. Sea como fuere, “America’s least wanted” se convirtió en un discazo por méritos propios. Hoy sigue siéndolo.

 

 

En las antípodas del sonido de Ugly Kid Joe estaban los extremos Cannibal Corpse, que el día 22 de ese mismo mes sacaban a la luz “Tomb of the mutilated” su “desagradable” y maravilloso tercer disco de estudio. Una orgía de sangre, visceras y mutilaciones a la que ya nos tenían acostumbrados los de Buffalo. Como curiosidad, el tema “Hammer Smashed Face” con el que abrían el disco, apareció en la primera parte de la película “Ace Ventura” protagonizada por Jim Carrey, fan confeso de la banda.

 

 

El año iba acabando, pero en estos últimos meses tendríamos un discazo por mes (septiembre, octubre y noviembre). En septiembre Manowar nos sorprendía con una ópera metal titulada “The triumph of steel“, un discazo, de lo mejor de Manowar, que contenía una maravillosa, espectacular y perfecta suite de 28 minutos basada en “La Iliada” de Homero y que llevaba por título “Achilles, agony and ecstasy in eight parts“. Pero es que el resto del disco no le va a la saga y contiene auténticos himnos de los de Nueva York como “Spirit horse of the cherokee “, “Master of the wind” o esta “The power of thy sword “.  

 

 

Prefiero no poner discos en directo en esta serie de reportajes, pero es que el “Live” de AC/DC supuso este año todo un acontecimiento. No solo salió en disco sino que los australianos publicaron también un VHS (más tarde aparecería en DVD) de este concierto. Un disco que salió como disco simple y al mes siguiente como doble, que contiene todos los clásicos de la banda y que es un auténtico referente en los discos en directo. Poco más se puede hablar de esta banda y de este disco. Absolutamente necesario.

 

 

Y el último gran disco que salió este 1992 fue el primero de la nueva etapa de Bon Jovi. Con la muerte tocando en la puerta el glam, Bon Jovi supo a tiempo cambiar, evolucionar, escapar (llámalo como quieras) y se alejó de la laca, las ropas estravagantes y el maquillaje y se volcó en una nueva imagen y un nuevo sonido que les cambió definitivamente la vida convirtiéndolos, ahora sí, en una de las bandas más conocidas del planeta gracias a este álbum. Pero es que “Keep the faith” es un discazo desde el principio al final.

 

 

Y con esto terminamos el repaso al año 1992. Si crees que falta algún disco que está aquí, no dudes en comentarlo en nuestro facebook. La próxima semana nos adentraremos en los discos del año 1993.

 

Redacción y dirección: Salva Arteaga

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies