LORDS OF BLACK: Crónica e imágenes – Sala Changó (Madrid)

0

Os dejamos la crónica junto a un puñado de imágenes del la presentación de “II”, el nuevo álbum de LORDS OF BLACK en Madrid…

 


PRESENTACIÓN OFICIAL EN MADRID DE “II”
14 de Mayo de 2016 – Sala Changó – Madrid


Excelencia sonora

Conocemos a Lords of Black desde su génesis, desde que se anunciaron los componentes de este super grupo, y tras escuchar su fantástico primer álbum, éramos conscientes que estábamos ante un combo que podía hacer historia, no solo en España, si no más allá de nuestras fronteras. Un hecho ha marcado un antes y un después en la banda, cuando Ritchie Blackmore anunció la nueva formación de Rainbow, y en ella aparecía un vocalista como Ronnie Romero, que a nivel internacional apenas era conocido. De repente todos los ojos en el mundo del Rock se fijaron en Lords of Black. El sello italiano Frontiers Music les abrió las puertas, han sido invitados para acompañar la gira Europea de Axel Rudi Pell en Septiembre, y confirmaron su presencia en uno de los grandes festivales que se celebra en Japón en Octubre, como es el Loud Park…Entrando en lo que os ha traído a estas líneas, a pesar de ser un fin de semana de puente, y estar la liga de futbol en juego, el público respondió como se merece la banda, con una gran entrada en la sala Changó. Optaron por prescindir de invitados especiales para abrir el show, hecho que agradecimos, puesto que pudieron desplegar su repertorio completo, luciendo un enorme telón con la portada del álbum del colombiano Felipe Machado, y sin recortes de horario como viene ocurriendo con muchhos conciertos en Madrid, por las sesiones discotequeras posteriores.

A las 21:30 sonaba la intro de “II”, «Malevolently Beautiful», llevándonos un majestuoso «Mercilles», donde Tony saca lo mejor de sí mismo con un vibrante solo. El cuarteto madrileño salió muy concentrado desde el inicio. Cortes como «Nothing Left to Fear», que fue lo primero que escuchamos de la banda, o «Everything You’re Not», anticipo de su segunda obra, pasando por «New World’s Comin», o «Would You Take Me», sonaron rotundos, poderosos, y con mucha nitidez. La banda se mostró como una maquinaria perfectamente engrasada, donde cada pieza cumple claramente su función, y canción tras canción, su ejecución es impecable.

Aunque estaban un poco serios, si eran visibles las miradas de complicidad y gestos entre ellos, dando a entender que se encontraban muy a gusto en el escenario. La voz desgarrada de Ronnie, sus registros, y su tremenda calidad, eran replicados por la técnica y el virtuosismo, aunque sin caer en la autocomplacencia, de Tony con las seis cuerdas. Y qué decir de la base rítmica, Andy C., es toda una garantía con ese dominio de los parches y su gran pegada de la batería, pero el bajista Javier García no se queda atrás, mostrando una gran solidez.

Turno después para la majestuosa trilogía de «The Art Of Illusion», que comienza con «Smoke and Mirrors», sigue con «The Man From Beyond», ambas de su primer trabajo, y concluye con un trallazo como «The Wasteland», del nuevo disco, donde Tony aprovecha para deleitarnos con un solo de guitarra. Un largo «Ghost Of You» puso un poco de pausa al set, aunque Ronnie seguía dándolo todo, agarrando el micro con las dos manos y dejándose el alma. La parte final sería una mezcla, como durante todo el show, de los nuevos temas y de los anteriores. Los teclados disparados (sería fantástico contar con un teclista en directo) anunciaban una magnífica «Forgive of Forget», para dar paso a un tema que nos encanta, y que les da nombre «Lords of Black», a la que le siguió «At The End of The World», donde Andy se lucía con un pequeño solo de batería. Vendrían después el gran homenaje que hacen a los Thin Lizzy de Phil Lynott, con «Cry No More», donde Ronnie cantó con el público, y otro potente corte como «Shadow Of War».

Para la parte final se dejaron la pieza más larga de su primera obra, «When Everything Is Gone», diez minutos de plenitud musical y sonora, que resume todo lo que este cuarteto es capaz de ofrecernos, ante un público que miraba extasiado. Y que mejor manera de terminar y poner la sala patas arriba, que con el emblemático «We Rock», de nuestro añorado Ronnie James Dio, de quien dos días después, se cumplirían seis años de su desaparición. Los que hemos visto el tributo a Rainbow, Rising, en el que ahora canta el gran Manuel Escudero, sabemos que Ronnie clava los temas de Dio (Blackmore seguro que vio más de un video de esas actuaciones).

A la salida de la sala, los comentarios eran unánimes: «Conciertazo», «Que bolazo», «Menuda pedazo de banda», y aunque los gorilas de turno se empeñaban en echarnos, la gente quería hacerse fotos y felicitar al grupo, por esta magnífica actuación. Aquí en España tenemos muy claro que Lords Of Black puede competir en la Champions League del Metal internacional, ahora falta que fuera piensen lo mismo, y que permitan a la formación un largo recorrido, a base actuaciones, y nuevos trabajos.

Texto: José Luis Martín
Fotos: Boliche Angeles

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies