LACRIMAS PROFUNDERE + INSIGHT AFTER DOOMSDAY (Crónica e imágenes – Madrid)

0


+ INSIGHT AFTER DOOMSDAY

SALA SILIKONA (MADRID) – 15 DE NOVIEMBRE DE 2019

Los alemanes Lacrimas Profundere volvían de visita a la capital con su flamante nuevo trabajo, “Bleeding the Stars”, siendo esta la primera vez que Julian Larre visitaba Madrid. Tras la salida de Rob Vitacca fueron muchas las dudas que asaltaron hasta conocer su sucesor como frontman de la banda alemana, y todas ellas disipadas tras un disco soberbio como fue el citado álbum. Junto a ellos los catalanes Insight After Doomsday, que venían con su particular propuesta dispuestos a llevarse un puñado de seguidores nuevos de vuelta a su tierra.

INSIGHT AFTER DOOMSDAY es una formación que tiene ya dos discos en el mercado y que lleva en activo desde el año 2000, experimentando con diferentes sonidos como el death, el metalcore o elementos del progresivo, lo que les confiere un sonido bastante particular. En 2014 editaron su primer LP, “The Way to Nihilism”, editando el pasado año su segundo larga duración, “Events of Misery”.

Comenzaron el concierto con un tema de este álbum, “Misery”, y comenzaron demostrando que estaban dispuestos a darlo todo, sin embargo desde el principio parecía que su propuesta no calaba entre el público asistente. Pudimos ver a algunas personas que sí estaban disfrutando del concierto de los barceloneses pero en general el ambiente durante su show fue bastante frío.

Siguieron desgranando su breve set con “Revolution” y “My Shelter”, también de su último trabajo, dos canciones que llevan una descarga interesante. A partir de aquí prácticamente enlazaron los temas uno detrás de otro porque el tiempo apremiaba, llegando a tener la sensación en un par de canciones de no saber que habían pasado a la siguiente en el set.

Una noche que se animó mucho cuando nos anunciaron que iban a tocar una cover de un grupo muy conocido, y en cuanto dijeron el nombre de este grupo, Paradise Lost, el público se animó bastante, logrando con su cover de “Say Just Words” que la gente entrase por fin en calor, rematando la faena con una versión muy particular de “Maniac” de Michael Sembello.

Un concierto que quizá tuvo una respuesta algo fría teniendo en cuenta lo que ofrecieron sobre las tablas los barceloneses, pero que dejó claro que tienen una propuesta clara y firme, que han logrado un sonido con bastante personalidad y esto es algo que no es nada sencillo de lograr.

El set-list fue:
Misery
Revolution
My Shelter
The Sigh
Rise Doomsday
Last Letter Home
Who’s To Stop Me
Say Just Words (Paradise Lost cover)
Maniac (Michael Sembello cover)

Llegaba el turno del plato fuerte de la noche, unos Lacrimas Profundere que volvían a la capital 2 años después de su último paso, en marzo de 2017, en lo que a la postre fue la última vez que quien les escribe pudo disfrutar de la voz de Rob Vitacca sobre el escenario (para el recuerdo quedan canciones de aquel día como “Hope is Here” o “Black Moon”), pero había ganas, y muchas, de ver lo que podía dar de sí su nuevo e inquieto vocalista, Julian Larre, y lo de inquieto lo digo porque en todo el concierto no paró ni un solo segundo de moverse, bajando varias veces y metiéndose entre el público para cantar y saltar.

Comenzaron con “Dead to Me”, levantando rápidamente el ambiente y logrando arrancar la primera gran ovación de la noche, pronto se vio que la banda venía dispuesta a dar una descarga que hiciese disfrutar al público asistente y mis sensación fue que lo lograron sobradamente, al menos en líneas generales lo que pude ver es a un público muy entregado a la banda, y sobre todo un frontman que es una auténtica bestia escénica, algo que quedó ya meridiano con el segundo corte, un tema que me encanta titulado “Her Occasion of Sin”.

Llegaba el momento de poner sobre las tablas una canción de su último álbum, y la primera en sonar fue “Like Screams in Empty Halls”, una verdadera animalada de canción que resolvieron a las mil maravillas para enlazar con “Remembrance Song”, rescatando así canciones de “Antiadore” que enlazaban a las mil maravillas en este set.

“Again It’s Over” fue una de las canciones que arrancaron otra atronadora ovación, con una resolución impecable y una entrega fuera de toda duda por parte de la banda, tras la que sonó la primera canción que seguramente provocaría dolores cervicales a más de uno de los asistentes, y no puede ser de otra manera cuando una canción tan completa y espectacular como “My Release in Pain” comienza a sonar, aquí debo decir que Julian Larre terminó de confirmar, si es que no lo había hecho ya, que es un completo acierto por parte de Oliver Nikolas Schmid, un vocalista muy versátil y capaz de interpretar temas tanto de la etapa de Christopher Schmid como de la etapa de Rob Vitacca sin ningún tipo de problema, una verdadera bestia sobre las tablas que estaba dejándose hasta el alma y que el público reconocía con sendas ovaciones y con una entrega propia de las grandes noches.

“Celestite Woman” pasó como un huracán por la sala, seguida de “Antiadore” y tras esta un tema que me parece una auténtica belleza y que siempre he considerado que estaba un poco olvidada, por lo que para mí fue una verdadera delicia escuchar como tocaban “A Sigh”, y pude disfrutar mucho de la canción, que enlazaron con un verdadero cañón de “Bleeding the Stars” como es “The Kingdom Solicitude”.

Siguieron desgranando el set hasta que llegaron a “Father of Fate”, donde la gente se dejó hasta el alma en el primer single del último disco y que si ya suena potente en el LP, en el directo fue un huracán de categoría cinco que hizo temblar hasta los cimientos de la sala y que dejó a todo el mundo al borde del agotamiento, pero aún quedaban los bises, que comenzaron con otra canción espectacular como “My Velvet Little Darkness”, siguieron con “A Pearl” y terminaron con una grandísima canción como “Ave End”.

En definitiva, un paso arrollador por Madrid que quizá mereció más público (habría una media entrada aproximadamente), pero que no fue un hándicap para que la banda diera una descarga espectacular sobre las tablas, haciendo disfrutar en líneas generales a todo el mundo y dejando una noche de esas que quedan en el recuerdo y, sobre todo, a la gente con ganas de más, por lo que esperamos que más pronto que tarde Lacrimas Profundere regresen a España a seguir deleitando a sus seguidores tal y como hicieron en esta noche.

Su set-list fue:
Dead to Me
Her Occasion of Sin
Like Screams in Empty Halls
Remembrance Song
Again It’s Over
My Release in Pain
Celestite Woman
Antiadore
A Sigh
The Kingdom Solicitude
The Letter
To Bleed or Not To Be
Father of Fate
My Velvet Little Darkness
A Pearl
Ave End

Texto y fotos: Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies