Def Leppard: Joe Elliott sobre el accidente de Rick Allen

0

El vocalista de DEF LEPPARD, Joe Elliott, fue entrevistado recientemente por la radio pública de Hawaii, donde fue preguntado por lo que supuso que su batería, Rick Allen, perdiera un brazo en un accidente de tráfico:

«Nunca pensamos en despedirlo debido a un accidente. Esa no es la manera británica de hacer las cosas. Entonces esto no era un negocio. Era un club pequeño y era nuestro y solo nuestro, y cuando uno de nosotros se va por el camino, traer a alguien nuevo y unirlo es algo muy complicado. Fue increíblemente difícil deshacerse de Pete Willis, y fue difícil tomar una decisión para reemplazar a Steve Clark, porque todos tenemos una gran unidad. Obviamente, no somos tan sólidos como U2 porque nunca han tenido que lidiar con ese tipo de cosas. Cuando piensas que tenían los mismos cuatro muchachos que comenzaron aproximadamente nueve meses después de que lo hiciéramos nosotros, es un logro asombroso que sigan siendo tan grandes y tan populares como lo son. Con nosotros, cuando Steve estaba luchando con su adicción al alcohol, nos reunimos con él para prestarle nuestra ayuda total. Con Pete , cuando estaba luchando con lo suyo, nos reunimos con él todo el tiempo que pudimos hasta que se volvió imposible, por lo que metimos a Phil. Hasta que no es imposible, no se da por perdido nada.

Cuando Rick perdió su brazo, no podíamos poner un cartel de “Se busca batería”. Estaría mintiendo si no pensáramos como seres humanos que, pasado por lo que acababa de pasar, probablemente no tocaría la batería otra vez, estuvo dos o tres días hasta que salió del coma en el que estaba. Una vez que estuvo en posición vertical, nos dijo: ‘Creo que pensé en una forma de seguir tocando la batería’. Me recuerdo a mí y a Phil mirándonos y pensando, ‘Sí, son las drogas las que hablan’. Volvimos a trabajar en el álbum, porque ya había tocado una base de batería de lo que fue el primer borrador de ‘Hysteria’, por lo que teníamos mucho trabajo para seguir adelante con las sobregrabaciones y cosas por el estilo donde no tenía que estar él. Hicimos todo eso y le permitimos que siguiera con esa idea que nos dijo, simplemente reflexionando sobre cómo mover todo lo que hacía con el brazo, a la pierna. Luego tuvo que ponerlo en práctica, y se encerró meses con un kit de batería electrónica.

Nunca le vimos como aprendió. Habría sido un error flotar sobre su hombro, verlo volver a aprender a  tocar, así que lo dejamos solo unos cuatro o cinco meses, recuerdo que entró en la sala de control del estudio en Holanda y dijo: ‘Quiero que vengais a escuchar algo’. Todos entramos allí sin saber qué esperar, pero él comenzó a tocar el principio de ‘When The Levee Breaks’ de LED ZEPPELIN, y fue asombroso. Fue como, “Dios mío, si cierras los ojos, suena como un batería”. 

Ese fue el comienzo. No tocó su primer concierto hasta el verano del ’86, por lo que tuvo unos buenos 18 meses para programar de nuevo su mente a una nueva forma de tocar la batería. Los primeros dos o tres shows, sacamos un segundo batería, solo para darle confianza, pero otro accidente del batería 2, hizo que Rick no tuviera más remedio que tocar solo por primera vez en un escenario tras el accidente, sin ningù batería de apoyo y fue brillante. Todos alucinamos. A partir de ese momento, volvimos a ser autosuficientes nuevamente. Nunca tuvimos ninguna presión de sello ni de oficina, porque sabían el tipo de banda que éramos. Una familia: no necesariamente siempre estamos de acuerdo en todo, y hemos tenido algunos momentos difíciles, peleas y desacuerdos como la mayoría de los matrimonios. Pero en su mayor parte, ha sido un viaje asombroso. Sigue siéndolo. El hecho de que Rick sigue existiendo todos estos años más tarde, y no solo se las arregla, en realidad es un músico mucho mejor ahora que antes. Él tiene que pensar más duro, porque no tiene esa oscilación natural de dos brazos. Tiene que planear cómo va a hacer las cosas con un poco más de reflexión, lo que se adapta mejor a las canciones. Hizo que todos volvieran a evaluar la forma en que organizamos. No estoy sugiriendo que las personas se quiten un brazo para mejorar su musicalidad, pero con Rick, fue otro feliz accidente. «El accidente real no fue feliz, pero la mejora resultante de la banda como unidad estructural fue el feliz accidente después del muy infeliz accidente».

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies