CRÓNICAS E IMÁGENES DE LA XII EDICIÓN DEL BODEGA ROCK

0

SÁBADO 19 DE AGOSTO – HORNILLOS DE ERESMA – VALLADOLID
(FREEDOM CALL – DÜNEDAIN – TAKEN – DEBLER – WICKED INC.)

Desde hacía bastante tiempo, teníamos apuntado en nuestra agenda la asistencia. Este tipo de festivales, son los que, bajo mi punto de vista, mantienen la llama metalero encendida. Un festival humilde donde los haya, con una organización exquisita y, este año, después de 12 ediciones, contaba con la primera incorporación en el cartel de una banda “guiri”. Estamos hablando del BODEGA ROCK, uno de los festivales más longevos del país que año tras año, y no sin poco esfuerzo, va creciendo y tomando un nombre propio. Así que hasta la localidad vallisoletana de Hornillos de Eresma nos desplazamos para asistir a lo que a la postre, sería una auténtica y estupenda velada de Heavy Metal.

A las 21:15, comenzaron a sonar los primeros acordes de la noche de la mano de WICKED INC., la banda valenciana liderada vocalmente por Marti Doria, quien se ha rodeado de auténticos figuras para este proyecto como son Pablo Tello y Rafa de las Heras a las guitarras, Víctor Tello al bajo y Tony Camarero a la batería.

Tras un debut discográfico de 5 temas el pasado mes de mayo bajo el nombre de “Ready to fight”, los valencianos WICKED INC. aparecían en escena, para lo que finalmente, resultara ser una notable actuación.

“Walling Wall”, tras la intro de rigor, fue el primer corte en caer, donde comenzaron algunos problemillas en el sonido, que se subsanaron a medida que avanzaba la canción para dejarnos desde ahí, hasta el final, un show lleno de buen Metal, con un Marti en una muy buena forma vocal y una banda que se dejo la piel en el pequeño, pero resultón escenario “bodeguero”

“Ready to fight”, sonando ya la banda en ese momento estupenda, seguidas de “Your Sacrificie” y “Devil Horns”, aumentaron el ambiente, y el público, desperdigado por el pueblo antes del festival, comenzó a llegar hasta prácticamente llenar la plaza, y es que WICKED INC., estaba sonando muy bien, esa mezcla de Heavy, rozando el Thrash, con las melódicas voces de Marti, a veces endurecidas, llegaron al público asistente, que no dejó de apoyar a la banda hasta el término de su show.

Para meter aún más al público en el bolsillo, la banda interpretó el clásico de Iron Maiden, “The evil that men do”, versión que Marti ya realizaba con sus DÖRIA, y que ahora, en manos de esta nueva formación, suena más dura aún.

En el tramo final, “The Hunter”, y “Time to go”, el tema más popular de la banda, cerraron una actuación de la que salí muy contento. Últimamente aparecen muchas y buenas formaciones en el panorama nacional, y WICKED INC., es una de ellas.

Tras la descarga de los valencianos, llegaba el turno de los madrileños DEBLER, a quien también tenía muchas ganas de ver, y a pesar de no trabajar el género que a un servidor más le gusta, tengo que decir que su show fue perfecto.

Fue una de las bandas con mayor conexión con el público, el cual respondió a todas y cada una de las canciones que salían por el modesto pero super eficaz equipo de sonido del festival, el cual permitió a todas las bandas ofrecernos unos shows nítidos y de gran calibre.

“Nadie nos podrá parar” abrió el show, con un, desde ya, Rubén estupendo a las voces, no sin antes una larga intro, que sirvió para meter en ambiente al personal, muchos seguidores de la banda.

“Frente al espejo”, “Sentencia Final” o “Renacer del alma” de su primera entrega, fueron algunos de los cortes que los madrileños dejaron caer en la fresca noche vallisoletana, con una banda muy metida en su papel y con un sonido notable.

La buena disposición de DEBLER a moverse por el escenario, le da un toque extra al show, y es que tanto Alex y Sergio, correteando el pequeño espacio que tenían, como Dani y Rubén, saltando a los bafles delanteros del equipo de sonido, ofrecieron un concierto muy elaborado. DEBLER es una de esas bandas que sabes que van a ir a más.

Buena actuación de DEBLER, a quienes los veremos el próximo mes de septiembre presentando su nuevo álbum en Madrid.

 

Llegaba el turno de la banda que más expectativas había generado entre público. Prueba de ello fue el importante número de personas que se acercó a puesto de merchan de la banda, quienes tras el show, me comentaron que vendieron 25 copias de su álbum debut homónimo. Si los escuchas, caes ante ellos, confirmando así cada una de las palabras que aquí comentamos en su día refiriéndonos a la exquisita formación, TAKEN.

Los navarros consiguieron que nadie se moviera del recinto durante toda su actuación con su power metal melódico de gran calibre, con unos temas llenos de melodía, estribillos pegadizos y como no, lo que para un servidor es una de las mejores voces del Metal actual, la del señor David Arredondo, un vocalista sin límites y lleno de cualidades, que redondea perfectamente la calidad compositiva de todos sus compañeros de reparto. Desde las brillantes líneas de bajo de Dani, a las perfectas baterías de Jon, pasando por las encajadas melodías de esos cuatro marcianos que son Gauss e Iosu a las guitarras y David y Diego a los teclados, empastándose melódicamente hablando, extraordinariamente.

Prueba de tanta calidad se vio reflejado desde el minuto uno con la rápida y pegadiza “Tales of glory”, tema que también abre su debut discográfico de 2016, un tema muy duro vocalmente para comenzar un show, y que David realizó sobrado, cosa que el público notó, y ya no paró de apoyar a la banda durante toda su actuación.

“Under the skies of Asia”, otro tema de dinámica rápida, con un sonido excelente, y otro estribillo de esos que se graban a fuego en la cabeza, continuó el show de los pamplonicas, que estaban bordando su actuación., que continuó con un corte emotivo y duro a la vez, el medio tiempo, “Afterlife”, un temazo a la altura de muy pocos, adornado por dos llamas a cada lado del escenario, y donde David vuelve a dar una demostración de formación vocal. Creedme, algo impresionante.

Llegaba el turno de uno de los temas más coreados, el single y videoclip de su debut, la potente y, porque no decirlo, comercial, “Wormy brains”, haciendo las delicias de todo el recinto. Pero el momento álgido del show de TAKEN, estaba por llegar…

Antes de terminar una actuación más que sobresaliente con la bellisima “Distant shores”, donde David sale a escena con una bandera de la banda y lanza al público para hacerle participe, nos quedaba la sorpresa en forma de versión. David no presento el tema, simplemente se dedicó a juguetear con el público, haciéndoles tararear una melodía estañara, basada en un simple: “ti, ti, ti, ti…ti, ti, ti…”, que resultó unirse a los teclados del comienzo del tema de Helloween del mismo nombre. Si señores, TAKEN se marcó un “Helloween” con una frescura y una calidad insultante, poniendo firme a todo el festival. Un tema de minutaje larguisimo y dificultad máxima, llevado por TAKEN de manera brutal al escenario del BODEGA ROCK, haciendo rendirse al más escéptico del recinto y recibiendo una ovación mayúscula.

Sin más. TAKEN es una formación que comienza a dar que hablar, y no por casualidad. Desde estas líneas, recomiendo que, si tenéis la ocasión de acercaros a uno de sus conciertos, no lo dudéis, la experiencia será magnífica.

Llegaba el turno de la desafortunada actuación de DÜNEDAIN. Si, desafortunada. Y no, no por mal sonido u otra cosa relacionada con la banda, sino por la desgraciada caída que sufrió su vocalista, Carlos, en la recta final de la actuación, que le obligó a no terminarla y a ser trasladado al hospital, al volver a sufrir de la operación de rodilla a la que se sometió hace ahora 11 años. Desde aquí, le deseamos una pronta recuperación.

DÜNEDAIN hizo el concierto perfecto. Lleno de las canciones más coreables y lleno de calidad sonora, con un Carlos, explosivo, tanto a nivel vocal, como de puesta en escena, sin parar ni un solo momento de corretear, saltar y fundirse con el público desde el minuto uno. Un auténtico torbellino.

La banda tiene muchos fans en la comarca, ya que en ningún momento se dejo de corear tema que saliera por los bafles, parecía que el set list lo había elegido el publico. El acierto de la banda en la elección de los temas fue excelente visto lo visto en el recinto del festival.

“Legado”, con mucha fuerza, Abrió el show. Un tema perfecto para tal menester, con unos coros resaltables, que fue uno de los aspectos que más me gustó de la banda, la cual veía por primera vez en vivo con Carlos y Toni apoyándose vocalmente, y es que la unión de ambas voces, sobre todo a la hora de los coros, es excelente. Además, el toque, aún más heavy que imprime Carlos a las voces, hace que ahora DÜNEDAIN, suene más cañero que antaño.

“Bola de cristal”, “Vuela”, la coreada, “Fiel a mi libertad”, y la entrañable “Noche de sueños”, sirvieron para certificar el buen estado de forma de la banda, que estaba disfrutando igual o más que el respetable.

Como digo, la elección del set list fue más que acertado para un fan de la banda, y temas como “1000 golpes”, “Rosa Negra” o “Mi alma sigue en pie”, contribuyeron a mejorar el ambiente, que se enrareció cuando Carlos, tras realizar uno de los cientos de saltos que hizo, cayera en mala postura y, literalmente, troncharse la rodilla, la cual ya había operada años atrás, teniendo que ser evacuado del escenario y posteriormente llevado al hospital por los servicios médicos que llegaron al recinto.

Esto no amedrentó a la banda, y tras más de 15 minutos de parón, y cuando ya creíamos que el show de DÜNEDAIN, por razones más que obvias, había terminado, inexplicablemente, continuó con el concierto, y Tony se puso a los mandos del micro principal. Primero para ofrecernos la instrumental “Buscando el norte”, y seguido, para cerrar el show con “Corazón de invierno”, recibiendo un mar de aplausos.

Este fue su set list:

01. Legado
02. Bola de cristal
03. Vuela
04. Fiel a mi libertad
05. Noches de sueños
06. Hechizo
07. Confía en el amanecer
08. 1000 Golpes
09. La rosa negra
10. Una razón
11. Mi alma sigue en píe
12. Tu sueño
13. Por los siglos de los siglos
14. Buscando el norte
15. Corazón de invierno

¿Que puedo deciros de FREEDOM CALL?…¿Que siempre suenan de lujo y que tienen en su poder un conjunto de himnos de “Happy Metal” brutales? … Apelativo con el que describió el propio Chris Bay, vocalista y guitarrista de los teutones a la banda…Pues si, así es. FREEDOM CALL llenó de himnos el BODEGA ROCK, todos coreados por un público entregado, que ofreció su mejor cara a una banda que sabe lo que hace y lo que los fans quiere, con las ideas muy claras y dispuesta a dejarse todo encima de un escenario, sea del tamaño que sea…

FREEDOM CALL es una banda de esas que enamora, lleva la esencia de ese Metal divertido que capitaneaban Helloween antaño, y siguen llevando la bandera de “Happy Metal” allá donde van.

Cortes como “Tears of Babylon”, abriendo el concierto de manera brutal, seguidas de “United Aliance”, “Union of the strong” y la que da nombre a la banda “Freedom Call”, sirvieron para que todos y cada uno de los allí presentes, supiéramos que estábamos ante una formación de 10, con una clara estrategia, meterse en el bolsillo al público español, con el que Chris, interacciono en castellano en varios momentos del show.

Como un torbellino aparecieron, “Hammer of the gost”, “Master of light”, que da nombre a su último lanzamiento, “Carri on”, y una tarareada hasta la saciedad, “A perfect day”, llevando el show de los teutones al clímax con la siguiente tanda de temas. Primero la veloz y divertida, “Hight up”, para continuar con el himno por excelencia de su última obra, “Metal is for everyone”, donde la banda dejó al público una buena parte de estribillo para que se desgañitara, volviendo a show para terminar un tema que en vivo, pone los pelos de punta.

“Power & Glory”, “Warriors” y “Land of lights”, cerraron el recital de FREEDOM CALL, que como adorno final, termino con el estribillo de “Metal is for everyone”. Una actuación de lujo para cerrar un festival más que interesante, con entrada gratuita y un ambiente de esos que generan hermandad.

Tuvimos la oportunidad de desayunar con FREEDOM CALL el domingo después del concierto, donde nos contaron lo contentos que quedaron, llegando a comentarnos que era una de las mejores veces que recuerden han sonado dentro del escenario en toda su carrera, cosa que lleno de orgullo a la organización y que demuestra lo bien que se pueden hacer las cosas, y es que vuelvo a repetir, el sonido con el que contó este BODEGA ROCK, fue exquisito.

Metalegun, y en este caso un servidor, quiere agradecer a Alfredo Alonso, organizador del festival, el gran trato recibido, además de felicitarle a él, y toda la asociación Hornillos Eresmás, por el gran festival, organizativo, horarios, presencia ante cualquier anomalía, etc…consiguiendo que todo fluyera de manera perfecta. Enhorabuena a todos. Nos vemos en el próximo BODEGA ROCK.

Texto Miguel Egun
Fotografías: Laura Bárcenas

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies