CD: SARATOGA – “Morir en el bien vivir en el mal”

0

SARATOGA ha firmado un álbum con reminiscencias a su carrera por un lado, e innovador por el otro. Sencillamente fantástico…

 

Artista: SARATOGA
Álbum: Morir en el bien, vivir en el mal
Sello: Maldito Records
Fecha: 13 de Mayo 2016
Nota: 8/10

Muchisima expectación era la que Tete, Niko, Jero y Dani habían generado desde que en el verano de 2014 anunciaran el regreso como banda con esta formación inédita en la banda. Tras unas presentaciones en directo, llego el momento de grabar un álbum, y este “Morir en el bien, vivir en el mal”, es el resultado de esa unión, y a rasgos generales (más abajo veremos todo desgranado), tengo que felicitar a SARATOGA por varias razones. Una de ellas es la fidelidad que la banda ha trabajado este disco, con temas SARATOGA 100%, que contrasta con los buenos “experimentos sonoros” (o mejor dicho, hacer algo más de lo que ya sabíamos que la banda sabían hacer) de otros temas como el propio “Morir en el bien, vivir en el mal” o “El Vals de la rosa herida”, de una facturación exquisita y que “rompen” un poco el modelo Saratoga en un disco que, se colocará con el tiempo como una de las mejores piezas de la banda.

El sonido del álbum es muy potente y suena de lujo a todos los niveles. Se ha hecho un gran trabajo sin duda en este aspecto. Pero para entrar en materia, nada mejor que poco a poco, y así, vamos a “perseguir” tema a tema éste lanzamiento, que comienza con, “Perseguido”, de la manera más fiel que podáis recordar a Saratoga. Sonando a ellos mismos y con mucha, mucha fuerza en un corte muy heavy, donde Tete lanza los primeros rasguños vocales en un tema que posee un estribillo muy melódico. Al igual que en todo el álbum, contiene unas guitarras exquisitas, para mi, uno de los mejores sonidos de guitarra de Jero en toda su carrera, donde todo está claro y nítido, con un sonido entendible en todo momento y…donde debe estar.

“Mi venganza” comienza a una velocidad de batería radical bajo las guitarras de Jero y potentes bases de Niko, para pasar y dar un vuelco en su entrada al estribillo, donde todo se ablanda un poco, para volver a ritmos variables y dejarnos otro estribillo muy coreable, esta vez menos pegón, pero muy válido para acompañar a un tema muy notable donde de nuevo, los arreglos de guitarras son estupendos, al igual que el solo de Jero, quien me ha sorprendido en este trabajo para bien.

Hasta aquí, podemos decir que el disco esta siendo bestial, pero ahora llega, con una melodía de bajo muy marcada, lo que para mi es sin duda uno de los mejores corte del álbum. Me estoy refiriendo al que le da nombre al álbum, “Vivir en el bien, morir en el mal”, y es que además de su composición, más seria en líneas generales, sus guitarras más pesadas, la letra y melodía de la misma con coros más “taberneros” en ciertas partes, enriquecen el tema, y es lo que un servidor busca en una banda ya tan consagrada, que me sorprenda, y Saratoga, con este corte (y otros que comentaré más adelante) , lo ha hecho. Aunque no será el más solicitado por el fan, quizás por eso, por esa variedad y alejamiento al sonido más Saratoga tradicional. Jero vuelve a estar insuperable en un solo, que le queda como un guante a la temática de la canción.

Turno del single “Como el viento”, otro tema Saratoga 100%, con estribillo super-cantable, fuerza en sus guitarras y baterías a doble bombo, Un tema que suena a la banda de comienzo a final y que deja paso a una parte algo menos “vistosa” con, “Volverá”, otro corte muy heavy, esta vez con guitarras más ochenteras en sus riffs iniciales, pasando a la dureza rapidamente, con un Tete eso si, esplendido, y es que quizás, aunque parezca que todos conocemos la voz de Tete, en éste álbum da un jodido vuelco a su garganta y soporta tonalidades y ”subesybajas”, alucinantes. Quizá no sea el tema más emocionante del álbum, y es posible que pase por alto en los directos de la banda, ya veremos… Y “Luchar o Morir”,  otro de los cortes Saratoga, muy adornado en guitarras, donde resalto, de nuevo,  el magnifico solo de Jero y melodías de Tete. Aunque parece algo monótono en algún momento, la fuerza y pegada que posee deja con la melodía en la boca una vez terminada. Quizás guarda muchas referencias, sobre todo en el estribillo, a alguna pieza de su álbum “Vientos de Guerra”.

La intensidad vuelve de la mano de “El Vals de la rosa herida”, donde encontramos un corte diferente, atrevido, muy bien trabajado, con cambios de batería y donde Tete, demuestra una vez más sus enormes dotes vocales, que comparte con una exultante Aroa Martin (Khael) quien realiza una colaboración le lujo en el tema . Un corte que gana aún más por el tema del que habla, la lacra que supone, la violencia de género, y lo hace de una manera excelente. Y para seguir con esa “diferencia” musical que estoy intentando expresar en ésta reseña, aparece “El ciprés solitario”, un temazo en mayúsculas que comienza tranquila con la voz de Tete bajo los acordes acústicos de la guitarra de Jero, y continua así durante un periodo de tiempo, haciéndote pensar que estamos ante la balada del álbum, pero el tema pega un giro de 180º y pasa, tras unos cortes fantásticos, a un estribillo de esos, menos casuales, pero con una frescura y un feeling estupendos. Otro de los temas del disco por su magnifica variedad.

Turno ahora de los SARATOGA más puros con “VI”, donde el Heavy Metal más pesado se adueña del reproductor. Un corte de guitarras asesinas y baterías a “mata caballo”, directa, explosiva, que vuelven a encender el ambiente y que como durante todo el recorrido, el resultado final es notable.

“No pidas perdón”, con los penetrantes teclados de Pepe Herrero (Stravaganzza, Mónica Naranjo), dan paso a una serie de contra-ritmos que explotan muy rápidamente en uno de los cortes más abstractos en la carrera de la banda. Una “balada-medio tiempo-caña”. Si, así de fantástica es…divida en varios fragmentos, comenzando tranquila, continuando a medio tiempo, explotando en un estribillo pegadizo y de nuevo pasando a un solo que no me me imagino algo mejor en ese lugar. Sencillamente, fantásticos estos nuevo Saratoga.

Los dos últimos en sonar  recuerdan a viejas composiciones de la banda. “Saliendo de la oscuridad”, más alegre, más Saratoga, guardando las líneas compositivas de la banda, aunque ofreciendo mucha más fuerza y rabia, con un riff excelente y un pre-estribillo que de nuevo recordara a otras composiciones anteriores. Y, “Etérea”, que cierra al más puro estilo “SanTelmo 1940”, donde la letra da una lección a los políticos del mundo entero.

Tras casi dos años esperando éste lanzamiento, y con el “miedo” (entrecomillado) que tenía por saber que iba hacer la banda, tengo que decir que en lineas generales, este “Morir en el bien, vivir en el mal”, me ha parecido un señor álbum, con temas secuelas de la carrera de la banda pero aún más frescos  y muy bien realizados y otros más novedosos, lo que le da un punto extra de frescura y calidad a una banda que habla por si sola en un álbum que será con rl tiempo, de los mejores de su carrera.

 8/10
Miguel Egun

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies