CD REVIEW: SARATOGA – ‘Aeternus’

0

Artista: Saratoga
Álbum: Aeternus
Sello: Maldito Records
Fecha: 16 de noviembre de 2018
Nota: 9’5/10

Poco se puede decir de Saratoga que no se haya dicho ya. Una banda que lleva más de 25 años sobre las tablas, con un buen puñado de discos editados y que traspasa fronteras, siendo a día de hoy uno de los mayores exponentes de nuestro heavy metal. En este 2018 la banda vuelve con un disco bajo el brazo que no va a dejar indiferente a nadie, ya que destila calidad en cada segundo de la reproducción del mismo, resultando un verdadero cañón de disco, un álbum que será eterno, tal y como reza su título, “Aeternus”.

Y es que han hecho lo que mejor saben hacer, un heavy metal muy directo, potente, sin exploraciones raras ni cosas ajenas a lo que la formación madrileña siempre ha ofrecido. Desde que regresaron con la formación actual (Tete Novoa a la voz, Jero Ramiro a la guitarra, Niko del Hierro al bajo y Dani Pérez a la batería) la banda ha entrado en una dinámica positiva que les lleva a superarse disco tras disco, y en este caso lo demuestran con creces.

Si ya su anterior trabajo, “Morir en el bien, vivir en el mal” vimos un trabajo descomunal, arrojando un resultado excelente, en este “Aeternus” vamos a ver algo aún mejor, con un cuidado por el detalle tanto en lo musical como en lo estético que es realmente asombroso, y sobre todo con una banda que parece estar viviendo una segunda juventud, en un estado de gracia indiscutible.

Arranca el álbum con lo que ha sido el primer single, “Olvidado de Dios”, que puede ser una breve síntesis de lo que nos vamos a encontrar en el disco, a nivel musical un auténtico bombazo en toda regla, con potencia, calidad, melodía… No le falta de nada al corte, con una lírica además entonada a las mil maravillas por Tete Novoa, mostrando un abanico de registros que me llevan a pensar que es, seguramente, el mejor disco que ha hecho a nivel vocal desde que entró en Saratoga en 2007.

Pero si el inicio es por todo lo alto, lo que sigue no hace más que incrementar el nivel que muestran de inicio, ya que los cortes siguientes, “Una Vez Fuimos Héroes” y “Tres Ahorcados” son dos apisonadoras en toda regla. Dos cortes de lo que mejor hace el cuarteto madrileño, heavy metal por doquier. Con unas líricas interesantes con mensajes que recogen problemas de actualidad y que tratan de dar ese punto de positivismo con finales que, en más de un caso, a muchos nos gustaría que ocurriesen, consiguen crear esas canciones que sin darte cuenta te pasas todo el día tarareando.

Una cosa que me ha gustado mucho en este trabajo (y que es la tónica de trabajo habitual de Saratoga) es lo diferentes que se llegan a ver los cortes en función de quien los compone. Partiendo desde una base que resulta común para todos, pues al fin y al cabo los músicos son los mismos en todos los cortes, cada compositor le da su toque personal, ya sea jugando con los ritmos, con las melodías, o con lo que sea que se les pasa por la cabeza en ese momento, y esto lo vemos bastante bien con “Renegado”, ya que siendo un corte puramente heavy se ve un punto diferente a los anteriores, sin perder en ningún momento esa esencia que tanto caracteriza a los madrileños.

“De Tierra de Nadie” es una canción de esas que reflejan fielmente lo que mejor le funciona a Saratoga. Una canción contundente con un juego de ritmos muy interesante y, sobre todo, unas segundas voces en gutural que le aportan ese toque diferente a esta canción, donde nuevamente vemos un buen abanico de registros por parte del vocalista de la formación, así como un batería que toca con una velocidad y una calidad realmente excepcionales, un corte que, por resumir, se puede decir que es 100% Saratoga.

“Si Tú No Estás” tiene un comienzo que me ha encantado, con un solo de bajo marca de la casa por parte de Niko del Hierro, demostrando lo importante que es un buen bajista para hacer de los temas algo superlativo. Este solo da paso a un tema repleto de potencia y con un solo antológico de Jero Ramiro, en otro corte que se puede decir que es uno de esos que destilan ADN Saratoga en cada segundo de reproducción, pero que no baja ni un solo ápice el enorme nivel que se muestra a lo largo de la reproducción del disco. Además el juego de entonaciones que realiza Tete es un añadido para un corte que, estando dedicado a la música, es más que muy bueno.

Hay una balada que resulta de una belleza extraordinaria bajo el título de “Acuérdate de Mí”, un gran corte, con una armonía y una melodía envidiables, que dejan una balada de esas que tan bien se les da a los chicos de Saratoga, y donde además Tete Novoa vuelve a mostrar un abanico de registros excelente, que le da ese plus de calidad, que junto a las guitarras de Jero Ramiro (del que apenas he dicho nada, pero se nota que ha optado por solos más melódicos en lugar de solos tan agresivos como nos tiene acostumbrados), y el descomunal trabajo de Dani y de Niko consiguen la que, al final, se ha convertido en una de mis favoritas de este “Aeternus”.

El siguiente corte, “Culpo a Dios”, es excepcional sobre todo a nivel vocal. Nos cuenta una historia que a la par que poner el vello de punta es tan real como la vida misma, por un lado un niño soldado africano y por otro un niño pobre que se ve obligado a buscar en la basura algo con lo que subsistir; y entre estas dos historias nos dejan una canción memorable, remarcando un problema social muy real y que parece que mucha gente no quiere ver, y que Saratoga opta por darle visibilidad con lo que mejor saben hacer, música. Un corte potente y con esa fuerza tan característica de esta formación, que dejan otra de esas canciones que acabas tarareando a todas horas sin darte cuenta.

“100.000 Veces No” es un corte curioso y adictivo, con una especie de simetría que vamos a contemplar en los inicios de las estrofas y los puentes, ya que todas estas frases empiezan exactamente igual, con la palabra “no”. Junto a esta curiosidad, nos encontramos un tema marca de la casa, de esos agresivos que recuerdan a grandes éxitos de la formación como “Perro Traidor” o “Barcos de Cristal”, un tema cañero, potente y con un resultado final de matrícula de honor para dejar registrado uno de los cortes del disco sin duda alguna, y uno de esos que no podrán faltar en directo, ya que tiene toda la pegada necesaria para hacer que a quien aún le quede voz en un concierto de Saratoga, se la deje con esta canción.

Cierra el disco un corte de heavy metal puro y duro titulado “Siempre Hacia el Sol”, donde la banda hace el último despliegue de este LP para cerrarlo por todo lo alto, con una canción que sin duda gustará a todos los fans de Saratoga. Un cierre que convierte en este disco en redondo (no sólo por la forma del CD), ya que empieza con un bombazo y cierra con otro bombazo, pero el nivel general de todo el álbum es realmente altísimo, siendo quizás uno de los mejores discos de la historia de Saratoga, y si esto es exagerar, al menos sin duda sí que es de los mejores de los últimos años.

En definitiva, Saratoga han vuelto por la puerta grande, con una bomba atómica bajo el brazo llamada “Aeternus”, tras varias escuchas cada vez tengo más claro que se cuela en mi top-10 del año, y a nivel nacional en el top-3, y eso que hemos tenido un año con bastantes discos interesantes, pero parece que la formación madrileña quería dejar boquiabiertos a propios y extraños y, bajo mi punto de vista, lo han logrado más que de sobra.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies