CD REVIEW: LOVEKILLERS FEAT. TONY HARNELL – «Lovekillers feat. Tony Harnell»

0

Artista: Lovekillers feat. Tony Harnell
Álbum: Lovekillers feat. Tony Harnell
Sello: Frontiers Records
Fecha: 6 de diciembre de 2019
Nota: 6/10

El vocalista Tony Harnell une sus fuerzas con los músicos Gianluca Ferro (guitarra), Alessandro Del Vecchio (bajo, teclados) y Edo Sala (batería) para alumbrar este álbum de Lovekillers, titulado “Lovekillers feat. Tony Harnell”, un trabajo que según la presentación que realiza la discográfica tiene reminiscencias del sonido de TNT.

Un disco que, en definitiva, es prácticamente un disco de baladas que me ha recordado al lado más conocido de bandas como Scorpions, con el tono de voz tan particular del vocalista elegido para el álbum. Un disco que si te gustan esas baladas, en ocasiones un tanto empalagosas, sin duda te gustará, pero que si un exceso de este tipo de canciones te producen una hiperglucemia será mejor que escuches con la debida precaución. Vamos a desgranar canción por canción el disco.

Arranca el álbum con «Alive Again», un tema que inicia unos segundos con un sonido casi ambiental para dar paso a unas guitarras muy interesantes. En el tema vamos a ver cómo las seis cuerdas combinan sonidos limpios con sonidos distorsionados, una base rítmica con el punto justo de fuerza, con un bajo exquisito, y un trabajo vocal excelente, muy melódico y con un resultado bastante bien trabajado, una buena forma de abrir el álbum.

Una estructura similar al tema anterior es lo que nos vamos a encontrar en «Hurricane», con guitarras manejando un buen registro de sonidos, aunque con presencia nula de sonido limpio de las seis cuerdas, pero en cuanto a ritmo, batería, bajo y voz vamos a tener algo bastante parecido al tema de apertura, siendo de nuevo una buena canción.

En este caso vamos a ver algún recurso diferente en las guitarras, y la voz tirando algo menos de agudos en este «Ball and Chain», un tema que toma un par de variaciones para evitar sonar igual que los dos anteriores, pero donde tampoco vamos a ver un cambio especialmente importante respecto a lo mostrado en los dos cortes anteriores, siguen siendo temas que suenan a balada, podría decirse que intentando coger esa faceta de Scorpions y llevarla al extremo, o al menos esa es la sensación que dejan estas tres canciones.

«Who Can We Run To» se inicia con un teclado en los primeros segundos que dejan paso de nuevo a un solo de guitarra con un ritmo más bien pausado. Durante unos segundos después de este solo tendremos sólo voz y teclado, siguiendo por esa estela indicada previamente. En este caso el punto diferente se va a tener con esos instantes donde las guitarras no participan, pero poco más hay que destacar que no se haya hecho ya de este tema.

La llegada de «Higher Again» se agradece porque es el primer tema que rompe ligeramente con lo anterior, otorgando algo más de fuerza a las guitarras y acelerando algo el ritmo, aunque tampoco mucho más que en el primer corte. Logran de esta manera un sonido interesante y bastante agradable de escuchar, con un trabajo vocal a la altura de lo que requiere el tema a nivel musical, dejando registrada una muy buena canción.

Con «Across the Oceans» volvemos a ese punto de balada puta y dura, con un ritmo lento, guitarras combinando sonidos limpios y distorsionados, un corte tremendamente melódico que retoma esa senda de balada tras balada vista en la primera mitad del álbum, sin emplear ningún recurso especialmente llamativo o novedoso en el disco, por lo que al final se queda en una buena canción, sin más.

No cambia mucho el estilo que tiene «Bring me Back», diferenciándose del anterior en pocas cosas aparte de la melodía y la letra, por lo que tenemos un tema que es bastante similar a su antecesor.

«Now or Never» recupera algo de distorsión en las guitarras para romper de alguna forma el sonido de las dos últimas canciones y darle un punto más animado a la canción. Un paso más de fuerza que se viene bien para evitar que resulte excesivamente repetitivo. Sin embargo, aparte de eso, el tema no ofrece nada más que no se haya destacado previamente, aunque debo reconocer que la melodía de las guitarras y del estribillo es bastante pegadiza.

«Heavily Broken» es una canción en la que de nuevo vamos a tener guitarras limpias en esa faceta que hemos visto, quizá, demasiado en este disco, buscando esa atmósfera más íntima. Otra balada con todas las de la ley de la que poco hay que decir, puesto que en este disco tenemos al menos otras 4 canciones que suenan bastante similares a esta.

Encaramos la recta final del disco con «No More Love», donde una vez más aceleran algo el ritmo y le otorgan un plus de fuerza con las guitarras, solo que en este caso el uso del teclado me ha resultado de lo más interesante, añadiendo no solo el punto melódico extra, sino aportando una completitud al sonido que creo que es destacable. Además logran hacer un estribillo magnífico, logrando un muy buen resultado con la canción en su conjunto.

Cierra el álbum «Set Me Free», una canción que arranca con el teclado solo, al que se une la voz tras unos segundos, trabajando solo estos dos instrumentos en cerrar el disco como cabría esperar, pero con la sorpresa de que la guitarra no entra hasta consumido un tercio del corte y lo hace en segundo plano, con un riff de fondo interesante. Mediada la canción comienzan a entrar el resto de instrumentos, momento en que ya sí que el tema se transforma en lo que cabría esperar para el cierre de este disco.

Como comentaba al inicio de este texto, si eres de los que te gusta ese lado romántico, de baladas por doquier y ritmos envolventes, suaves, canciones repletas de melodía, aquí tienes una pieza que es recomendable que degustes, pero si eres de los que les gusta algo de variedad en un álbum, como es el caso de quien les escribe, este disco se les acabará haciendo repetitivo por momentos, ya que hay sectores donde vamos a tener hasta tres canciones seguidas con un sonido muy similar entre sí, flojeando bastante en algunos puntos y provocando una ligera pérdida de interés para el oyente más exigente. Un disco que me deja bastante frío, ya que viendo los músicos que forman parte de este proyecto y sabiendo sus carreras, creo que era algo que podría haber dado mucho más de sí, aun siendo un disco de baladas.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies