CD REVIEW: LEPOKA – «El Baile de los Caídos»

0

Artista: Lèpoka
Álbum: El Baile de los Caídos
Sello: On Fire Records
Fecha: 4 de septiembre de 2020
Nota: 9/10

Lèpoka es una de esas bandas que con mucho trabajo y sin hacer mucho ruido ha logrado abrirse un camino prometedor en nuestra escena metalera. La banda, actualmente compuesta por Daniel Nogués (voz), Zarach Llach (Whistles y Gaita), Popez Pérez (guitarra), Dionís Torralba (guitarra), Carlos “Zaph” (bajo) y Jaume Felip (batería) regresa en este 2020 con un nuevo disco titulado “El Baile de los Caídos”.

Un disco en el que la banda ha contado con varias colaboraciones como Javi Diez (Mägo de Oz), aportando su teclado en ‘En Este Sueño’ o Miguel Franco (Saurom), aportando su potente voz en el tema ‘Sombra de Libertad’.

El disco arranca con ‘Seguimos en Pie’, un tema que arranca mostrando con todo el descaro del mundo la propuesta que está haciendo crecer a Lèpoka tal y como lo están haciendo, un folk metal directo, divertido, con una base celta sumamente interesante y bien trabajada, y una sección metalera que le da ese toque de fuerza a las canciones, haciendo así una combinación de sonidos que, si bien es cierto que la primera banda que traerá a muchos a la mente será Mägo de Oz, a mí, por momentos, casi me ha recordado más a bandas como Korpiklaani. Un tema con una letra que tiene un aire de optimismo muy necesario en los tiempos que corren, una gran apertura para el álbum.

El siguiente corte lleva por título ‘Contra Viento y Marea’, comienza con la narración de Luis Posada, actor de doblaje de Johnny Depp, por lo que podemos decir literalmente que las primeras frases de este tema están entonadas por el Capitán Jack Sparrow. En lo puramente musical tenemos un tema de folk metal en estado puro, una canción donde la base rítmica aporta fuerza, sobre todo en los compases donde la batería emplea el doble bombo, pero con una nota dominante de la melodía entonada por los instrumentos celtas que suena exquisita. La letra es de esas que en un concierto ponen a saltar al respetable sin duda alguna, y el solo de guitarra es excepcional, el tema fue uno de los adelantos de este álbum y sin duda, es una verdadera maravilla en todos los sentidos.

‘El Baile de los Caídos’ comienza con unos coros que casi tienen un toque solemne y que dan paso a un tema de ritmos rápidos, plagado de potencia, pero sin perder esa esencia que hace del sonido de Lèpoka algo propio, y teniendo esos momentos que decía antes, donde el sonido me recuerda más a bandas como Korpiklaani. El resultado es una canción que no sólo suena excepcional, que da una dosis de fuerza indiscutible, sino uno de esos temas que se convertirán en un imprescindible en el set-list de los futuros directos de la formación y que seguramente será uno de los más aplaudidos, al menos a quien les escribe le ha parecido una de esas canciones que deben estar en una buena lista de reproducción, ya sea dedicada al folk metal o dedicada a música para ambientar una buena fiesta.

‘Eternia’ comienza de una forma más relajada que el corte anterior, con unos primeros segundos dedicados a crear una atmósfera que se remata con una explosión de sonidos por parte de la sección celta en unas melodías que atrapan al oyente. Vamos a poder ver un buen juego con el registro vocal por parte del cantante de la banda, mostrando una versatilidad de lo más interesante. El tema cuenta, además, con un juego de percusión sumamente interesante y un estribillo sensacional, manteniendo así el nivel tan alto demostrado en el arranque del disco con un tema que tiene un toque diferente, interesante y muy bien trabajado.

Seguimos con ‘Pandemonium’, donde de nuevo la banda va a jugar con el sonido durante los primeros segundos, comenzando con un aire solemne, casi de ritual, para dar paso a otro corte de esos de puro folk metal, con una base rítmica repleta de fuerza, unas guitarras que realizan un juego sonoro interesante y una sección de instrumentos folk que no sólo cargan con el peso de la parte más melódica del tema, sino que también le dan ese extra de potencia para lograr un resultado sorprendente a la par que interesante, y el colchón ideal para que la versatilidad del cantante vuelva a salir a relucir, dejando claro que la banda a trabajado muy a conciencia en un trabajo que debe confirmarles de forma definitiva como una banda de presente, porque si algo deja claro hasta este punto este disco de Lèpoka es que ya tienen tablas más que de sobra para codearse con los pesos pesados del metal nacional.

Arranca la segunda parte del disco con ‘En Este Sueño’, un corte que arranca con aires de balada con un solo de guitarra espectacular. De nuevo la voz muestra una capacidad de adaptación sorprendente, realizando quizá la entonación más grave de todo el álbum durante las primeras frases para acompañar a la perfección la melodía. Un tema que coge una dimensión diferente, logrando dejar una balada que está muy bien trabajada, sobre todo en la parte de las guitarras, con unos solos realmente excepcionales, incluso ese pequeño giro final que sube un punto las revoluciones, haciendo así un cierre por todo lo alto para este corte. Si había una prueba de fuego que quedaba en este disco era esta, y tras escuchar esta canción hay que decir que la banda la pasa con nota.

‘Beber Para Creer’ nos devuelve a esa senda cañera que ha mostrado la banda durante los primeros compases del álbum. Ritmos potentes con una base rítmica contundente y un juego entre guitarras y flautas que hacen que el tema termine de explotar esa fuerza que demuestra desde el primer segundo. Una vuelta de nuevo a esos temas de folk metal en estado puro que tan bien realiza esta formación, con la soltura que llevan ya varios años demostrando y con un resultado indiscutiblemente bueno.

‘La Huella del Dragón’ continúa con la estela del tema anterior, potencia y un sonido folk melódico, pero con ese punto de fuerza. El corte tiene algunos puntos con un ligero aire oriental, que le dan ese aire diferente pero que todo termina con un estribillo marca de la casa, haciendo lo que mejor sabe hacer la banda, un folk metal directo y con un punto épico que le dan ese plus de fuerza y calidad que, tras lo que estamos viendo en este álbum, es un imprescindible para Lèpoka.

‘Heavyátrico’ es un corte que tiene ese aire gamberro con una letra que tiene puntos divertidos y unos coros muy bien encajados. Un tema con una base de viento metal que le da el plus de calidad que comentaba en el párrafo anterior. Un tema canalla, gamberro, divertido, con un solo de guitarra muy interesante y que, en definitiva, es un tema marca de la casa en todos los sentidos.

Llegamos a ‘Sombra de Libertad’, seguramente una de las colaboraciones que más ganas tenía de escuchar de este disco, la de Miguel Franco de Saurom. Un tema que destila potencia, base rítmica contundente, guitarras agresivas y, sobre todo, la combinación de ambas voces que hace del tema una verdadera maravilla. La sección folk tiene la presencia justa para seguir siendo un plus para un tema realmente espectacular, sin duda el que más me ha gustado del álbum y no sólo por la colaboración que tiene, seguiría pensando que es el mejor del disco sin la misma ya que me ha parecido el tema que mejor engloba esa faceta del sonido de Lèpoka que aprovecha al máximo la potencia de todos sus instrumentos para crear un tema de una calidad espectacular y con un resultado inmejorable, una verdadera obra maestra con una colaboración de lujo.

Cierra el disco ‘El Picorsito’, un tema cuyo título ya resulta llamativo y ya nos indica que va a ser otro tema de los que se pueden calificar de canallas. Folk metal con mayúsculas en un tema que no llega a dos minutos de duración y que tiene ese punto gamberro que ya hemos visto previamente en este disco, pero logrando una calidad excepcional pese a todo. Como decíamos, con ese punto gamberro que se puede ver en la letra, que por momentos seguramente nos hará reír sin duda, y que pese a que al ver el título me generó dudas debo reconocer que es el cierre ideal para este álbum.

En definitiva, decía en alguno de los párrafos de esta reseña que este disco debe confirmar a Lèpoka ya como presente de nuestro metal, el material que ha elaborado la banda para este disco realmente muestra que el proceso de madurez ya ha quedado atrás, puesto que la formación ya ha alcanzado esa madurez musical que les debe quitar ya la etiqueta de “promesa”. No cabe duda de que esta banda aún tiene una larga trayectoria por delante y muchos discos por componer, dejando canciones sensacionales por el camino, pero este “El Baile de los Caídos” demuestra que Lèpoka tiene capacidad y calidad más que de sobra para ser una de las bandas referentes, como poco, del folk metal nacional.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies