CD REVIEW: EMPIRIC – “Empiric”

0

Artista: Empiric
Álbum: Empiric
Sello: Autoeditado
Fecha: Enero de 2019
Nota: 8’5/10

De vez en cuando llega hasta nuestras manos algún proyecto que puede pasar muy desapercibido, quizá por no tener medios para hacer una promoción a gran escala o quizá porque la gente no se hace eco del mismo, Empiric podría ser uno de estos casos, un proyecto personal de un músico colombiano, JP, que tras la disolución de Fatal Porfait comenzó a componer canciones, y tras sortear un buen puñado de obstáculos, consigue darles forma y recopilarlas todas en un disco que ahora podemos escuchar en la tranquilidad y la intimidad que nos puedan dar nuestros hogares.

Para este disco JP se ha encargado de la mayoría de las guitarras y los bajos (las voces son todas suyas), pero ha colaborado con músicos tan ilustres como Ix Valieri (Zero 3iete), NIko del Hierro (Saratoga) y Dani Pérez (Saratoga). Intentar catalogar en un género lo que vamos a escuchar es complicado, pues su abanico de influencias es tan amplio como variado es el sonido que se ha logrado registrar en este LP, pero sin duda lo que convierte este disco en algo que es muy interesante de escuchar son las letras, con un toque profundo que logra convertir cada texto en algo realmente exquisito.

Comienza el disco con “Regresaré”, un corte que se inicia con fuerza, con cierto toque cercano al heavy, con mucha potencia en la base rítmica y un sonido de guitarra excepcional para darle ese punto de fuerza sobre la que apoyar una línea lírica muy interesante, con una letra interesante y con ese toque sorprendente (quizá porque no es muy común encontrar bandas o vocalistas latinoamericanos) del dialecto, ya que vamos a notar en la voz que nos encontramos ante un músico colombiano, como hemos comentado previamente, pero ojo, que esto no se comenta como hándicap o como algo que le reste calidad al trabajo porque ni mucho menos es así, el resultado es realmente excelente y el corte es un inicio maravilloso para un disco dispuesto a atrapar al oyente.

“La Noche Eterna” es el siguiente corte que suena por el reproductor, y nos vamos a encontrar con una canción que gana un punto de potencia en base a un sonido de guitarra más afilado y contundente cuando no hay voces, que son las verdaderas protagonistas del corte, pero incluso cuando tenemos la voz el sonido de la guitarra sigue estando muy presente con una faceta más melódica que mantiene la fuerza del corte pero dándole también ese toque más melódico y logrando un resultado sorprendente a la par que excelente, mostrando que el hecho de que este trabajo se haya estado gestando un buen puñado de años ha servido para lograr un resultado que se convierte en una delicia musical.

Naufrago” comienza con un riff de guitarra soberbio, dando de entrada esa dosis de adicción tan imprescindible para escuchar el tema con toda la atención que requiere como muy bien lograda. Además a la hora de entrar la letra pasamos a guitarra limpia, dotando al corte de una faceta más melódica durante unos segundos antes de que vuelva a entrar ese sonido tan afilado de la guitarra, pero sin duda el punto más álgido lo vamos a tener con un estribillo soberbio, de los que se escuchan una vez y se tararean sin darte cuenta durante horas, un trabajo excelente para dejar registrada una muy buena canción, mostrando un nivel excepcional.

Seguimos escuchando el álbum con “Tentación”, una canción que tiene un cierto aire de sonidos que coquetean con algo más oscuro, como con alguna reminiscencia del gótico, pero que en definitiva me trae a la memoria a Héroes del Silencio por momentos. Trabajando muy bien los cambios de sonido en la guitarra entre limpia y distorsionada y una vez más con un estribillo de esos que enganchan. Un trabajo muy bueno adaptando los tiempos y logrando que todo suene compacto, logrando un corte que nuevamente roza la excelencia, dejando un resultado final que mantiene el nivel del álbum muy alto, además debo decir que ojo al riff de guitarra, es sublime.

Con “Vuelvo a Caer” nos vamos a encontrar con un corte que coge una revolución más en cuanto al ritmo, con un sonido algo más cañero que los anteriores y con un riff prácticamente al inicio del corte que le da ese toque casi más heavy, cogiendo un tono algo más rasgado en la voz pero trabajando la entonación a las mil maravillas, logrando otra gran canción y mostrando ese amplio registro que lleva mostrando todo el álbum, que es sin duda alguna lo que más está enriqueciendo el sonido que estamos viendo. Mención especial a ese segundo apenas donde sólo escuchamos el bajo, pero que es un recurso muy interesante y que muy pocas veces vemos.

La siguiente parada en este viaje es “Dónde Está”, en donde nos vamos a encontrar ese sonido más melódico pero esta vez sin renunciar ni por un segundo a toda la potencia posible en las guitarras, con una base rítmica además muy presente y con mucha potencia, ya que podemos diferenciar con total claridad la línea de bajo de las guitarras, combinado con una lírica que le termina de aportar la faceta más melódica a la canción, logrando así un cóctel sonoro que sigue siendo sumamente interesante y que sigue mostrando un trabajo muy concienzudo, y sobre todo una búsqueda de la excelencia como denominador común entre todos los cortes que llevamos escuchados hasta el momento.

“El Final” es una canción que nos va a mostrar otra vertiente del sonido que tiene este álbum, ya que se va a desarrollar en un formato acústico, con una entonación grave en las voces y buscando el máximo de la melodía que pueda llegar a obtener el vocalista, logrando así un pequeño remanso de paz en mitad de la tempestad, pero con un resultado excepcional y con una canción que no hace perder el interés ni por un segundo, siendo un resultado muy bien logrado usando sólo una guitarra y la voz, funcionando ambos en una comunión perfecta para regalar el sonido tan exquisito que vamos a escuchar en la primera mitad de este corte, que llega a su final cuando el vocalista susurra la última sílaba de la palabra que cierra el estribillo, ya que después de esto vuelve a la carga toda la artillería con mucha fuerza, pero lo que hace esto es elevar aún más el nivel del resultado final, siendo una de las mejores del álbum sin duda alguna.

Encaramos la recta final del disco con “Te Encontraré”, una canción que comienza con un sonido rasgado de guitarra para dar paso a toda la potencia sonora, nuevamente destacando la base rítmica y con una línea de bajo muy bien definida y perfectamente audible, enganchando ya desde el inicio. Tras unos segundos pasamos a guitarras limpias cuando entran las voces, dando de nuevo ese toque diferenciador, esa reminiscencia a sonidos de grupos como los ya citados Héroes del Silencio. Si una cosa ha dejado clara JP es que, además de ser un gran compositor y un vocalista muy bueno, sabe cómo jugar con los sonidos de las guitarras a las mil maravillas para lograr unos resultados realmente excepcionales.

En penúltimo lugar tenemos “El Sueño Terminó”, una canción que coquetea descaradamente con el heavy metal, con un ritmo potente, un sonido con mucha fuerza y una entonación vocal que se va algo más al agudo, pero con un resultado final excelente (una vez más) y con un riff de guitarra central tan imprescindible como impresionante, el bajo sigue sonando con claridad y fuerza y la batería tiene una línea soberbia, logrando así una canción magnífica para encarar el final del disco, dejando claro que si durante tantos cortes el nivel del álbum ha sido el que se ha mostrado es fruto de un trabajo muy bien hecho.

Cierra el álbum “Maya Sky”, un corte instrumental que cierra la parte compuesta por JP para este “Empiric”, se desarrolla totalmente con guitarra acústica y es el outro perfecto para un disco excelente, una canción calmada, con una melodía que invita a cerrar los ojos y disfrutarla como se disfrutan los buenos licores. Además, tras esta canción vamos a encontrar una cover de Héroes del Silencio, siendo el tema elegido “Hechizo”, que está muy bien llevado a su terreno y también una canción que se ha añadido como un pequeño regalo, siendo una versión demo de “Estigma”.

En definitiva, nos vamos a encontrar con un disco trabajado a conciencia, y no sólo lo vamos a ver por unas letras que resultan un viaje al subconsciente del autor, que ya de por sí es sumamente interesante, lo vamos a ver también por un sonido muy cuidado y mimado, buscando el resultado deseado, además de un registro interesante y una cantidad de matices de lo más llamativo, donde prácticamente no vamos a encontrar dos temas iguales entre sí (sí que compartan algún elemento), y todo esto refrendado con una presentación visual cuidada, sencilla pero muy elegante, que entra rápidamente por los ojos y aún más rápidamente por los oídos.

Sin duda, este trabajo merece que se felicite sinceramente a JP, su autor, porque el resultado es una auténtica maravilla sonora y visual que merece y mucho la pena escuchar detenidamente y varias veces. Lo único que nos queda esperar es que esto no se quede en un solo disco, porque la calidad es indiscutible y al final el disco te deja con ganas de más, pero de una forma positiva, porque lo que te deja es con ganas de más material con, al menos, este nivel tan alto de calidad que ha mostrado en este debut de “Empiric”.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies