CD REVIEW: CRASHDIËT – “Rust”

0

Artista: Crashdïet
Álbum: Rust
Sello: Frotiers Music
Fecha: 13 de septiembre de 2019
Nota: 8/10

La banda de glam rock sueca Crashdïet vuelven al frente de batalla con su nuevo trabajo, “Rust”, un disco donde siguen demostrando un sonido muy marcado, logrando así diferenciarse de otras bandas de género al lograr dar algo personal a su música.

Si bien también hay que decir que en otras cosas no se desmarcan tanto de las bandas del género, pues en líneas generales se puede apreciar un aire de elegancia con un toque macarra, algo muy habitual en bandas del estilo (sirvan como ejemplo Twisted Sister, una de las influencias más patentes en la música de Crashdïet). Formados en Estocolmo en el año 2000, la formación tiene, sin contar este “Rust”, cuatro discos de estudio, el último de ellos editado en el año 2013 bajo el nombre de “The Savage Playground”. Tras este disco han estado en cierto periodo de inactividad puesto que han cambiado de vocalista, por lo que la banda la forman actualmente Gabriel Keyes a la voz, Martin Sweet a la guitarra, Peter London al bajo y Eric Young a la batería.

Comienza el álbum con el tema que le da título, “Rust”, un corte que empieza con un bajo muy potente. La entrada de las guitarras le hace ganar en agresividad y forma el colchón perfecto para que el vocalista despliegue sus mejores armas. Este tema se remata con un estribillo muy interesante, y con un toque bastante adictivo. El corte tiene una base melódica bastante interesante y muy propia de las bandas del género, explotando al máximo un recurso bastante visto en la música, como decía antes, de bandas como Twisted Sister, y son unos coros realmente soberbios en los estribillos. Una carta de presentación bastante interesante para enganchar rápidamente al oyente y dejar clara su propuesta musical.

En segundo lugar tenemos “Into the Wild”, un tema en el que unos coros exquisitos dan paso a unas guitarras excelentes, y todo esto da lugar a un corte con un ritmo fácil de seguir y bastante pegadizo. A través de un bajo realmente sublime el corte coge mucha potencia. Tenemos un trabajo vocal realmente excepcional en un corte con una estructura interesante y muy bien trabajada, en el que se incluyen unos giros que le dan ese toque diferente y que hacen que no decaiga la atención en absoluto, manteniendo así un muy buen nivel en este álbum, y seguramente con estas dos canciones a los seguidores más fieles de bandas de este estilo ya habrán convencido lo suficiente.

Idiots” aporta ese aire algo más macarra del que hablaba antes, empezando por el mismo título de la canción. Un inicio arrollador y plagado de fuerza que nos deja con unas guitarras contundentes y un trabajo vocal excelente. Los estribillos son una explosión sonora espectacular, logrando un resultado muy bien elaborado. Un corte con cambios de ritmo muy interesantes y que derrocha energía, pegada y agresividad a raudales, logrando así uno de los resultados que más me han convencido del disco.

Seguimos con “In The Maze”, uno de los inicios más suaves del disco, durante los primeros segundos no hay nada de distorsión. Unas guitarras maravillosas dan paso a la voz, que en las estrofas va a tener guitarras limpias de fondo. El estribillo desata todo el potencial sonoro del que dispone la banda para registrar una gran canción, muy completa y cuidando el detalle casi hasta la obsesión, para poder ofrecer un resultado impecable y que sigue teniendo ese punto adictivo.

We Are The Legion” arranca de nuevo con un sonido muy limpio. En esta ocasión, estos segundos iniciales dan paso a un corte con una pegada descomunal, con una fuerza tremenda en la base rítmica, apoyada sobre todo en un bajo que tiene mucha potencia. A estas alturas si algo queda claro del disco es que esta banda es especialista en estribillos espectaculares, pues en este corte tenemos otro, y esta es la parte que hace que no se diferencie tanto de otras bandas del género, puesto que los estribillos espectaculares cuando hablamos de glam es una constante.

Encaramos la segunda parte del disco con “Crazy”, una de esas canciones que se acaban convirtiendo en un himno para los seguidores de este tipo de formaciones. En esta ocasión vamos a tener un comienzo plagado de fuerza que da paso a un tema contundente y muy directo, con un trabajo vocal soberbio, pero que quizá tiene el estribillo que me ha parecido más flojo. Esto puede parecer contradictorio pero intentaré explicarme. El estribillo es cierto que me ha parecido el más flojo del disco en general, ya que vamos a poder ver estribillos mucho más potentes e interesantes, pero en líneas generales este estribillo no le resta potencia al corte, que queda perfecto para ser usado como single, y por eso digo que es una de esas que se acaban convirtiendo en un himno para los seguidores.

Parasite” es uno de los temas más potentes del disco, con un sonido agresivo que se contagia incluso a la voz. Tiene una base rítmica muy potente y unas guitarras fantásticas para crear ese ambiente cargado, crudo y agresivo que nos deja un tema que derrocha pegada y potencia, mostrando que la banda se sabe poner el mono de trabajo y hacer canciones que rompen los esquemas y pueden dar una versión más potente de su música.

Una canción de sonidos envolventes y limpios es “Waiting for your Love”, un tema que es como un oasis en medio del desierto. El despliegue melódico de la voz es espectacular en una balada muy bien estructurada, mimada hasta el extremo, algo que se puede apreciar en un resultado soberbio, que incluye un solo de guitarra antológico. Las baladas de este género suelen ser realmente exquisitas, de las mejores baladas que se pueden hacer en el rock en general, y este tema es una buena muestra de esto, siendo, sin duda, de los mejores del disco.

Encaramos la recta final del álbum con “Reptile”, una canción que derrocha fuerza y pegada a partes iguales. Un derroche de fuerza en un corte que podría estar firmado por gente como Kiss fusionados con Judas Priest, ya que por momentos se sale de los esquemas por completo y coquetea con todo el descaro del mundo con el heavy metal, además un heavy metal del que se hacía antaño, de ese que es directo, contundente, crudo, potente, como una patada en la cara. Un despliegue realmente sublime que deja registrada una canción espectacular, siendo la que más me ha gustado con diferencia.

La misma frase repetida tres veces nos deja con “Stop Weirding Me Out”, una canción que no llega a ser tan potente como la anterior, pero que sigue en esa estela de sonidos cañeros, potentes y contundentes, y que de nuevo retorna por la senda de los estribillos pegadizos que pudimos ver en la primera mitad del álbum. Una canción que de nuevo derrocha potencia con un solo de guitarra soberbio.

Cierra el álbum “Flith & Flowers”, una canción que comienza en un in crescendo que acaba con la entrada de la artillería pesada. Un tema que en el inicio juega a las mil maravillas con el ritmo, algo que veremos con los dos estribillos, que son de un corte potente, con una garra descomunal y que de nuevo nos muestran una variante con más garra del sonido de la formación.

En conclusión, tenemos un disco que hace honor al género en el que se mueven, pero saliéndose por momentos de esos cánones establecidos para adoptar cosas de otro tipo de sonido y que logran así un resultado muy interesante, logrando dar un toque personal a su música y haciendo que el disco sea muy interesante de principio a fin, sin desfallecer en ninguna canción y logrando mantener así la atención del espectador; un trabajo destacable y que nos deja, como digo, un gran álbum, un resultado destacable sobre todo teniendo en cuenta que es el primer disco de su nuevo cantante.

Joseph Draven

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies