CD REVIEW: BAJOPRESION – La maquina de sueños

0

Artista: BAJOPRESIÓN
Álbum: La maquina de sueños
Fecha: Febrero 2018
Sello: Rock Estatal Records
Nota: 6/10

BAJOPRESIÓN lanza, “La maquina de sueños”, el segundo largo tras su debut de 2015, “Desafiando al caos”. Un álbum con 11 cortes que recoge las inquietudes musicales de su líder, Javier Canseco (Cuatro Gatos, Asfáltica), quien junto a Antonio Robledillo a las voces, Rodrigo Álvarez a la guitarra y Nacho Ortiz a las baterías (gran trabajo en todo el recorrido), han conseguido mantenerse atento durante “CASI” todo el recorrido del álbum, ya que dentro existen grandes melodías vocales, mucha ambientación y, Metal cuando se requiere, aunque a mí,  “La máquina de Sueños”, me ha parecido que tiene dos caras muy diferentes…

…Del tema 1 al 5 podríamos decir que es una auténtica joya de disco, con composiciones pegonas, llenas de matices, canciones que enganchan a la primera escucha pero, del 6 al 11, el disco baja muchísimo en intensidad, y todo lo bueno que leeréis sobre la mitad del álbum, cae en picado en su segunda parte, cosa poco favorable para una banda que, estoy seguro, posee calidad suficiente para enterrarnos a todos. Pero vayamos por partes.

“El alquimista” abre el álbum con lo que comentábamos antes. Mucha melodía vocal a cargo de Antonio y bases sólidas a la vez que ambientales, sobre todo por la participación de Fernando Ponce de León, quien imprime un toque folk al tema y que como comienzo, a pesar de que no tiene nada que ver con lo escucharemos después, abre el disco de manera correcta.

Delirios” es un corte más pesado, con más melodía vocal y mucho más…“heavy”, con mucha esencia ochentera y que cuenta con una de las estructuras más atractivas del lanzamiento en su parte central, con un solo notable y una muy buena ambientación. Para mi, de lo mejor del álbum.

Cambiando al destino”, llena de teclados soportando el peso, comienza de una manera…extraña, para poco a poco coger camino, y ofrecernos un corte de trazado mucho más melódico con grandes voces de Antonio. La intensidad sube según avanza el tema, llegando a otro estribillo pegón, quizá no tanto como los anteriores, pero muy resultón, consiguiendo que el disco nos vaya entrando excelentemente.

“Condenado a divagar” cuenta con grandes riff’s, quizás una producción más potente en esas bases cortantes le hubiera dado más fuerza a una muy buena composición. De nuevo un gran Antonio vuelve a ser la parte destacada.

Mucho más melódico, tirando casi a radio fórmula, llega “Último adiós”, un corte que chorrea crema desde el primer acorde. Rozando el hard rock, mezclado con las melodías pop más resultonas y fuerza cuando se le pide. Un corte que en líneas generales suena muy bien y que demuestra la diversidad compositiva de BAJOPRESION.

Ahora, es cuando, para mi, el álbum baja en intensidad y entra en una parte…bastante diferente con, “Falsedad”, la cual comienza con mucha rabia, rápida pero, muy previsible, quizá demasiado, desembocando en un corte que suena a composición de otra banda si has estado escuchando el álbum y que poco más aporta al disco que los grandes altos de Antonio en su estribillo y la recolocación de un buen solo clásico bajo la base rítmica del tema

Pasado el ecuador del álbum llega, “Cien años más”, una balada que ablanda el disco durante 4 minutos y que , bueno, no es de las que podríamos definir como “baladón”, simplemente, relaja el lanzamiento…Aunque tiene su parte dura. Quizás si hubieran dejado algo de las estupendas melodías que contiene el álbum para este tema, hablaríamos de otra manera, pero le veo que le falta ese “punch” para catalogarla.

Tu mismo” da una nueva forma al disco, parece progresivo pero…. Un corte más embarullado donde Leo Jiménez pone su voz (también ha realizado coros en muchos de los temas) . Un corte más dentro del disco, el cual parece más elaborado pero solo eso, parece…. no va más allá en un disco que desde hace 15 minutos, ha bajado bastante en intensidad. Cosa que continúa con, “Parásitos”.  Vuelve a comenzar con esos intentos de progresivo, que se disuelven rápidamente para dejarnos, de nuevo, otro tema con poco poder de convocatoria. No me entendáis mal, no estoy diciendo que sean temas malos ni mucho menos, simplemente, creo que desde hace 4 cortes, la pegada general a bajado bastante.

Los dos últimos en sonar son, “Hermanos de sangre”, con un buen Manuel Escudero como voz invitada. Tema con muchos coros y orquestación en su parte de estribillo que deja paso a,  “Juicio Final”, con Victor de Andres como guitarrista invitado en el segundo solo del tema, dejando su sello en un corte más, otro de esa mitad del disco que tanto me ha costado examinar.

En líneas generales, aquí hay potencial, mucha calidad y creatividad, además de estar lleno de matices que, en muchos momento, rozan lo excelente, pero se me ha hecho demasiado largo, sobre todo desde la mitad al final, parte que baja los enteros de algo que prometía muy y mucho en su primera parte. No quiero que se entienda mal, lo mismo que a mi me ha parecido aburrido medio disco, para otros puede ser mágico, ya que a pesar de que a esos temas le falte para mi… “enganche”, tienen mucha calidad.

Miguel Egun

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies