CD: LAST IN LINE – “Heavy Crown”

0

Grabar un disco para testimoniar una reunión, y vendértelo como algo «bueno», cuando en el disco se queda en la mitad del camino…


Artista: LAST IN LINE
Álbum: Heavy Crown»
Sello: Frontiers Music
Fecha: 19 febrero 2016
Nota: 5’3/10

Con solo ver el nombre de la banda, ya nos recuerda a aquel disco de DIO que vio la luz en 1984. Si además, la banda está formada por Vivian Campbell, Jimmy Bain y Vinnie Appice, rápido caemos en la cuenta, de que son tres de los músicos que grabaron el mencionado disco. Ya que todos ellos formaron parte de la banda en algún momento de la carrera del malogrado cantante. Con esta presentación, ya sabemos de qué va la cosa y lo que nos espera. Y si además, añadimos al plantel de músicos a Andrew Freeman (Lynch Mob, The Offspring) como vocalista, el resultado final, debería a ver sido otra cosa…Con todo esto, a priori parece una apuesta segura para los amantes de la etapa de aquel disco, y para los que conocemos a estos músicos de otras formaciones. Aunque la sensación que nos deja, no era la esperada, quizá debido a las altas expectativas puestas en este lanzamiento. Y a continuación desgranamos este «Heavy Crown» y entenderéis de lo que hablamos.

«Devil In Me» empieza este plástico. Aunque de primeras el riff de guitarra pueda atrapar toda nuestra atención, la realidad, desde mi punto de vista, es humo. El tema me parece algo descafeinado y con poco atractivo. Un tema bien elegido, si esta fuera la línea musical del disco. Pero no es así. Ya que llegados al segundo tema «Martyr», cambia todo a mucho más rápido y pegadizo que nada tiene que ver con la anterior. Este segundo tema, aporta la frescura y la potencia que esperábamos escuchar de esta formación, siendo para mí, el punto de enganche de este disco. A pesar de que «Devil In Me» fuese el single, he de decir que, me gusta más este segundo y que creo, que de haber empezado el disco por aquí, hubiese enganchado desde el segundo uno.

«Starmaker», vuelve un poco a las andadas del single. Un tema lento en el que se intenta trasmitir feeling y rabia a partes iguales, consiguiéndolo satisfactoriamente. «Burn This House Down» empieza con un rollo que me recuerda a la banda Chickenfoot, aunque salvando las distancias.
«I Am Revolution» sigue en la estela del segundo tema del disco. Rápido, cañero y que engancha por la rabia y ese sonido constante de la caja de la batería, además de tener unos coros muy bien realizados.
Volviendo a bajar de intensidad «Blame It On Me». Un tema que apenas aporta nada nuevo a lo que hemos escuchado desde el principio del disco y que se abusa en demasía del mismo riff de guitarra, haciendo un tema muy oscuro.

Y de nuevo un tema más rápido «Already Dead», que suena a rock americano 100%. Un tema interesante y que ayuda a olvidar el tema anterior.

El siguiente tema podría denominarse como la balada del disco, lo cual aporta otro tema lento a este «Heavy Crown». A pesar de ello, a nivel musical está por encima de cualquier de los temas lentos que le preceden.

Llegados a la parte final del disco nos encontramos con «Orange Glow» y con el homónimo del disco, «Heavy Crown», ambos en la misma línea y que suavizan la caída de esta montaña rusa, y que acaban de la mejor manera posible.

El disco en general, sigue una línea compositiva muy lineal, alternando canciones lentas con algunas más cañeras, siendo predominantes las primeras. A nivel de producción y de ejecución suena bastante bien e incluso hay algunos temas, que para mi gusto, podrían salvarse de la quema.
Está muy bien que unos cuantos amigos y ex compañeros de bandas se reúnan, haya química y decidan sacar un disco, pero no me parece un trabajo a la altura de las expectativas y más viniendo de unos músicos con largas carreras y ya consagrados, el cual es el principal reclamo de las denominadas «Super bandas».

En mi opinión, no todo este tipo de reuniones deberían culminar con un disco. En ocasiones podría quedarse en eso, una reunión en la que hacen unos cuantos conciertos locales para que tanto público como banda disfruten y fin.
Grabar un disco para testimoniar la reunión, y vendértelo como algo «bueno» cuando en realidad el disco se queda en la mitad del camino de lo que podía haber sido un gran disco. Como siempre suelo decir, igual no era el momento de escucharles o simplemente es que no me ha gustado. No obstante, esto es una opinión personal que puede servir de referencia. Pero si aun así, esta reunión te parece interesante, no dejes de escucharlo. Puede ser que le puedas sacar más jugo del que he podido sacar yo.

David Garbajosa
 5,3/10

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies