CD: KEEP OF KALESSIN – “Epistemology”

0

Composiciones sin ton ni son, desorden, caos y música que brilla por su ausencia. S no quieres pasar un mal rato, no escuches este disco..

 

Artista: KEEP OF KALESSIN
Álbum: Epistemology
Sello: Indie Records
Fecha: Febrero 2015
Nota: 4/10

El próximo dieciséis de febrero verá la luz el sexto larga duración de los noruegos KEEP OF KALESSIN. Un disco compuesto por ocho temas, aunque en el presente artículo repasaremos la edición limitada que incluye dos canciones más. «Epistemology» es el nombre elegido para este trabajo, un disco que deja un sabor agridulce, tirando a amargo. Unas composiciones que se encuentran a medio camino entre el Melodic Black Metal, el Heavy Metal (por momentos) y el Death Metal, pero con la sensación en todo momento de que la parte instrumental va por un lado, y la vocal por otro. Desorden por todos lados.

El presente álbum se abre con «Cosmic Revelation» una breve intro de poco más de un minuto que deja paso a «The Spiritual Relief», el primer tema es una buena muestra del nombrado desorden, un caos total, los instrumentos a una velocidad alta, mientras que por su parte la voz (melódica?) interpretando más bien una balada de SCORPIONS. Casi diez minutos de caos total que disipan las ganas de seguir escuchando.
La segunda entrada es «Dark Divinity». La cual entra con baterías propias del Black Metal y por fin, las voces si están acordes con lo que sale desde los instrumentos, guturales que hacen que la composición tenga lo que debe tener. Escuchando este tema y el anterior, uno se pregunta el por qué estos noruegos han decidido abrir el disco con el tema elegido para ello. Aun así la música sigue estando desordenada, como carente de guión, cada instrumento cuenta con libre albedrío para improvisar, excepto en ciertos momentos donde todo cuaja, es una pena que dichas partes sean tan breves. Lo mejor del tema…un buen punteo de las seis cuerdas en su parte central.

«The Grand Design» es la siguiente en sonar. No entiendo nada. El ritmo de la batería y las guitarras es tan «pastoso», tan desordenado todo, que no consigo encontrarle lógica alguna. Una cosa es hacer composiciones «extrañas» pero otra es hacerlo tan mal como lo hace esta banda en este disco. Desastrozo e inaguantable serían dos términos que bien podrían definir esta composición.

La quinta entrada lleva como nombre «Necropolis» (no me importaría estar enterrado en estos momentos y librarme de tal tortura). Aunque debo reconocer que este tema no está nada mal. Buena entrada, y es que al menos los instrumentos van ordenados, cada uno en su sitio y sin pisarse los unos a los otros. No es una obra maestra pero comparado con lo anterior este tema podría a optar a premios…
Le sigue «Universal Core», brutalidad desde los bombos y platillos y una atmósfera de puro y duro Black Metal. Tema rápido y cruel. Escuchando este tema y cualquiera de los anteriores podríamos decir que no pertenecen a la misma banda, excepto cuando meten esos coros más propios del Heavy y que tan mal quedan en este tipo de canciones. Pero por líneas generales, este tema de casi cuatro minutos es lo único que me atrevo a salvar de este insufrible disco.

La séptima canción lleva como nombre «Introspection». Entrada tranquila, relajada, para dejar paso a una melodía de tambores que son la antesala de un tema de Melodic Death Metal penoso. Malo donde los halla. La voz no llega a estar nunca a la altura de lo instrumental. Coros, por llamarlos de alguna manera, propios del Epic Metal, del Folk, solo que aquí están totalmente fuera de lugar. Por no mencionar el extraño punteo que hay casi al final.

Y cierra el disco el tema que le da nombre a este trabajo. «Epistemology», si no has tenido suficiente con todo lo anterior, la banda, en forma de tortura china, te mete un tema de casi diez minutos. Estas cosas no se hacen al supuesto público. Cambios de ritmo incomprensibles, batería por un lado, a una velocidad de locos, y guitarras por otro casi melódicas, y todo esto con unos coros a lo Heavy Metal que luchan por hacerse un hueco entre la voz principal que va más por otros senderos.

Como decía al principio, esta edición limitada cuenta con dos temas más. «Anima Mund» de dos minutos; y «Novae Ruptis» de un minuto y cuarenta y ocho segundos, pero para ser sincero, no le he prestado atención, pero es que le tengo mucho cariño a mis oídos y con lo de hoy han perdido salud. En definitiva, este disco no hay por donde cogerlo ni escucharlo. De lo peor que he oído en años. Composiciones sin ton ni son, desorden y caos y la música que brilla por su ausencia. Como consejo, si no quieres pasar un mal rato, no escuches este disco.

Nota: 4/10
Review realizada por: Santi Machin

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies