CD: JOEL HOEKSTRAS – “Dying To Live»

0

Joel Hoekstras, guitarrista de Whitesnake, nos presenta «Dying To Live», un álbum notable lleno de colaboraciones de lujo…

 

Artista: JOEL HOEKSTRAS
Álbum: DYING TO LIVE
Fecha: Oct 2015
Sello: Frontiers Records
Nota: 8/10

En el primer trimestre del presente año, nos llegó el debut del grupo Revolution Saints, de nombre homónimo, formado por Doug Aldrich (Whitesnake), Dean Castronovo (Journey) y Jack Blades (Night Ranger)… y que para mí supuso un disco muy fresco de hard rock melódico. Pero no es el momento de hablar de ellos, sino de otra banda formada por músicos con experiencia en grandes bandas. Lo anecdótico e interesante de este lanzamiento, es que le tocaba el turno al otro guitarrista de Whitesnake, Joel Hoekstras, es decir, en el mismo año, hemos tenido un lanzamiento de cada uno de los guitarristas de Whitesnake que militan actualmente en la banda del señor Coverdale… ¿Premeditado?…

En este lanzamiento ha contado con la colaboración de: Jeff Scott Soto (Journey,Talisman, Jorge Salan, S.O.T.O, W.E.T.), Russel Allen (Symphony X, Adrenaline Mob, Allen & Lande), Derek Sherinian (Dream Theater), Vinnie Appice (Black Sabbath, Dio), Tony Franklin (The Firm, Blue Murder), Chloe Lowery (Transiberian Orquestra), entre otros. Con lo que ya nos podemos imaginar cómo iba a sonar este disco. Y con la primera escucha, cumplió todas mis expectativas. Para mi gusto, tanto la voz de Soto como la de Allen, me encantan en los diversos proyectos paralelos en los que cantan, por tanto, sabía que iba a ser un disco completo de principio a fin.

«Say goodbye to the sun» abre el disco, directo y al grano. Con un Russell Allen metido en el papel y haciendo acopio de ese registro de voz tan peculiar que le caracteriza. Es uno de los temas más potentes y pesados, alejándose de la temática general del disco que es hard rock melódico.

El segundo tema «Anymore», en la que cuentan de nuevo con Russell Allen a las voces. En una canción más relajada y más cercana al hard rock. Es una canción que le va a la perfección ya que tiene ese regustillo a bandas en las que canta como Adrenaline Mob o el proyecto con otro de los grandes vocalistas actuales, Jorn Lande. Cierto es que es el mismo cantante y evidentemente suena a dichas bandas, pero para mí, una de los mejores temas del disco.

Cambiamos de vocalista con «Until i left you». Era el turno para una de las voces que al escucharlas de primeras, sabes que es él. Jeff Scott Soto. Un tema que sigue la línea hard rockera, muy al estilo de Soto, haciendo que no decaiga el disco en ningún momento.

«Long for the days» nos lleva a la calma con este medio tiempo que rezuma Whitesnake por los cuatro costados. Sin duda un tema bien colocado, y con un sonido exquisito.
«Scream» nos devuelve a la realidad. Y es que esto es hard rock! La montaña rusa entre temas cañeros, medios tiempos y más temas cañeros, es la fórmula que siguen. Este tema tiene un gustazo a directo…tiene que ser brutal escucharlo en vivo.

Una guitarra acústica nos presenta el siguiente tema que pronto da el paso a una eléctrica. Hablamos de «Never say never» de nuevo bajo la voz de Allen. Un tema rico en melodías y muy cercano al AOR. Un tema que le da más variedad al disco, dentro del hard rock está claro.

Llegados a este punto de la review, hay que destacar el trabajo del artífice y nombre del grupo, Joel Hoekstras. Demuestra la creatividad y la inquietud, como músico, de crear música. Con este disco nos manda un mensaje «hay vida fuera de Whitesnake». Y si además se rodea de músicos de fama mundial y con gran experiencia, que se asegura acertar de lleno.

Llegamos a la «esperada» balada «Changes» con un gustillo a la serpiente blanca. Para esta ocasión se cuenta con las voces de Russell Allen. Un tema correcto que encaja perfectamente en el disco pero que a un servidor no le termina de llenar.

«The only way to go» empieza con un riff martilleante y cañero. El tema en general tiene ciertos aires arabescos. «Dying to live» es un tema compuesto para darle el mayor protagonismo a la voz y el cual, es el encargado de sacarle el mayor sentimiento al tema.

Cuando notábamos los temas un poco soporíferos en el segundo tramo del disco, nos llega «Start again», un tema 100% Soto, en el que de nuevo, el voceras se sale. Con una melodía esperanzadora y muy cercana, de nuevo, al AOR. Muy en la línea del grupo «Los Angeles», capitaneados por otro reciente miembro de la serpiente blanca, Michelle Luppi, que teníamos la noticia este año de que se incorpora a los teclados, aunque tiene una voz increíble, su papel será el de defender las teclas.

«What we believe» es la encargada de cerrar este «Dying To Live», con un dueto entre Soto y…???. sin duda un buen tema elegido para cerrar por ser un tema tranquilo, y que pone el broche de oro.

El disco, así como la formación que compone este álbum, me ha dado una alegría en este 2015. Sigue una línea marcada por el hard rock melódico, el AOR y por supuesto, heavy metal. En general el disco empieza como un misil con temas muy cañeros y hechos a la perfección tanto para Allen como para Soto, ya que se desenvuelven como pez en el agua. Sin embargo, salvando algún tema y algún que otro detalle, el disco baja un poco el listón, aunque, ojo, sin ser malos temas. Únicamente me han gustado menos, pero no son malas composiciones sin duda.

Volviendo a lo que contaba durante la review me gustaría resumir todas las similitudes que encontré con Revolution Saints y Joel Hoekstras, ya que me parece un dato curioso.

– Ambas bandas están lideradas por los dos guitarristas de Whitesnake: Doug Aldrich y Joel Hoekstras.

– Ambos músicos, han hecho un disco de características y estilos similares, dentro del género del hard rock.

– Ambos discos salen el mismo año. Uno durante el primer trimestre y el otro en el cuarto trimestre del año.

– Han contado con músicos de gran trayectoria.

– Tanto el guitarrista, Joel Hoekstras como el bajista de Revolution Saints, Jack Blades, militaron en Night Ranger.

– El video clip Revolution saints – back on my trail y Joel Hoekstras – Until i left you, tienen muchas similitudes en cuanto a la imagen, la idea que hay detrás del videoclip, y el espacio en el que se graba.

Supongo que todo esto será una mera coincidencia aunque quizá algún día podamos preguntárselo. Se ve que la grabación del «Purple Album» de Whitesnake les ha dejado mucho tiempo para dedicarse a componer temas para sus carreras en solitario.

En definitiva, un disco bastante bueno, que se mueve dentro de los parámetros del hard rock y del AOR y si estos son tus géneros, debes al menos darle una escucha.

Nota: 8/10
Review realizada por: David Garbajosa

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies