CD: IRON MAIDEN – “The Book Of Souls”

0

«The Book Of Souls» es un disco más. Pobre en elaboración, con cambios en su interior sin sentido, sin continuidad y con un Bruce al límite de sus posibilidades…

 

 

Artista: IRON MAIDEN
Álbum: THE BOOK OF SOULS
Sello: Warner Music
Fecha: 4 Sep 2015
Nota: 5/10

Cinco años después de su última entrega, «The final Frontiers», los británicos Iron Maiden vuelven a atacar el mercado discográfico con un nuevo álbum, compuesto por 11 temas repartidos en dos discos, siendo la primera vez que Iron Maiden, edita un álbum con dos cd’s en su interior. Esta reseña no será como las que leeréis por ahí, ya que criticar un disco de Iron Maiden, no todos tienen los cojones de hacerlo, y si lo hacen, solo leeréis maravillas sobre el, pero hoy, aquí, no leeréis esas cosas, sino la opinión de un seguidor aferrado a la banda desde hace más de 30 años. La pregunta es sencilla: ¿Hablarían los fans de la banda de este disco como hablan si no estuviera firmado por Iron Maiden?…La respuesta es claramente NO. Y es que el fenómeno fan, a veces, y en esta ocasión, puede más que el oído, y tras unos discos de la doncella bastante pobres, véase «A Matter of Life and Death» o «The Final Frontiers», el fan estaba sediento de material en condiciones de Iron Maiden y el corazón, a veces tira más que la razón. Este «The Book of souls», no es un mal disco… «Estaría bonito»…que Iron Maiden sacase una bazofia con la acalidad que atesoran, este no es el caso, pero si podemos decir que es un disco más, pobre en elaboración, con cambios en su interior sin sentido ninguno, sin continuidad, con un Bruce al límite de sus posibilidades y, con una producción, sobre todo de voz, que raspa el aprobado.

Bueno, pues echándome la manta a la cabeza, estamos ante lo que para mi, es más de lo mismo, y no me refiero a musicalidad, sino a picardía. Iron Maiden, me ha parecido siempre, sino la mejor, una de las mejores formaciones de la historia del Heavy Metal pero, discos como éste, o como el anterior, o como el anterior del anterior, me parecen una cruel burla al seguidor de una banda tan grande como Iron Maiden.

¿Existen en su interior canciones dignas de de llevar el apellido Maiden?…la respuesta es rotundamente NO. Si, hay temas que merecen la pena pero, ¿Cuantos realmente?… y…¿Enteros cuantos?…Comenzando por las voces de Bruce, como dije anteriormente, las cuales están ya grabadas en estudio al limite, y que llevar al directo, va a ser algo muy complicado, como ocurre en el tema que abre el disco «Empire of the Clouds», donde los altos de Bruce rozan el «hasta aquí llego», y resultan incomodo de escuchar la voz de Bruce tan forzada…tan al límite, o siguiendo por los cambios de riff’s sobre algunas de las canciones metido con calzador, o llegando incluso a las partes de bajo de Harris, quien no ha conseguido en este disco, bajo mi punto de vista, ese «algo» que solo el sabe ofrecer, dejando un disco pobre en composición general.

Sin duda, el tema más Iron Maiden, aunque por lo recibido por sus fans no gustó, es «Speed of Light», para mi, el mejor, o el más fiel, el único tema Iron Maiden del álbum, perfecto como single y como adelanto de lo que es Iron Maiden, pero muy lejos de la linea del disco. Si todos los temas hubieran llevado el espíritu de este «Speed of Light» otro gallo cantaría en esta reseña.

El tercero en caer en éste álbum es «The Great Unknown», con un empiece engañoso, ya que parece que la banda nos va a dar una de esas composiciones que solo ellos saben hacer, pero que queda en otro tema seco, muerto en intención y con muy poca pegada. Aunque guarda mucho la linea de Maiden, se hace pesado, cansino y no ofrece lo que un verdadero seguidor de la doncella espera. O al menos, lo que yo, un servidor amante de la banda espera de ella, con unos cambios en su interior bastante enrarerizos y que claramente, no tienen mucho sentido.

Otro comienzo que nos hace sentir es el de «The Red and the Black», aunque a medida que avanza, pasa lo que ocurre durante todo el lanzamiento. Temas demasiado lineales y sobre todo, esperables, espesos en armonía…si si..esperables y espesos, parece que en cada momento sabes lo que viene a continuación. A pesar de ser un tema aceptable, su similitud con otros temas de la banda (salvando las distancias) es increíble en algunas partes rítmicas y los coros, metidos así como el que dice….«mete aquí un Ohhhh. Ohhh, Ohhh», con un resultado verdaderamente infantil y de banda localera.

«When the River Runs Deep» parece darnos eso que no hemos encontrábamos hasta ahora, pero las guitarras de Adrian, Dave y Janick, suenan a otra banda, y no solo aquí, sino durante todo el recorrido del álbum, incluso abusando de Wha Wha en varias partes de los solos que a Iron Maiden, le quedan fuera de lugar. Estas a la expectativa de ese vuelco esperado, que lamentablemente, nunca llega y convierte el tema, en otro corte aburrido, donde destacamos a Bruce como mejor del tema por su ahora si, melodías y tonos llegables, pero no confundiros, sigue siendo un corte aburrido de escuchar donde el solo, como ocurrirá en todo el recorrido, poco o nada nos aporta.

Ahora, con el tema que da nombre al álbum «The Book Of Souls», encontramos algo, muy poco, de esos Maiden que todos amamos. «The Book Of Souls» es un tema casi 11 minutos, que te recordará, muy malamente a algo aparecido en Powerslave, pero que comparando, no llega ni de lejos. A pesar de eso, me parece uno de los mejores cortes del disco, quizás a que Bruce mantiene linealidad en las voces, aunque vuelve a resultar, de nuevo, un corte muy pesado y aburrido en líneas generales. Podemos encontrar uno de esos cortes de riff que comentaba anteriormente, donde las uniones entre ellos, se quedan sin sentido y dejan un amargor exagerado en el oyente.

Ya con «Death or Glory», no me explico como sigo escuchando el disco. Un tema soso, sin pegada, con un estribillo nada pegadizo y pobre, que deja paso a «Shadows of the Valley», con un comienzo Iron Maiden apabullante, que, lamentablemente, vuelve a caer en un tema tedioso y muy, pero muy espeso de escuchar, con muchos arreglos demasiado infantiles y es que parece mentira que una banda como Iron Maiden, edite trabajos de esta poca calidad compositiva. La sensación que me da es la que Iron Maiden NUNCA me dio. A pesar de tener otros discos que no cuajaron en el fan, como los dos anteriores, de lejos, y con los ojos cerrados, me quedo con cualquier álbum editado de la doncella antes que con este aburrido y pesadisimo «The Book of Souls».

En el tramo final aparece, «Tears of a Clown», otro tema lento, muy blandito, sin garra, con guitarras al aire y riffs lejos de lo que Iron Maiden es, jugando con sonidos que por mucho que seas Iron Maiden, no llegarán a controlar por una sencilla razón, «No te metas en camisas de once varas»… «Tears of a Clownn» es un claro ejemplo del pobre álbum que ha editado Iron Maiden.

«The Man of Sorrows»…hasta para el nombre del tema no han tenido imaginación, ya que recordamos que «Man Of Sorrow», es un tema de la carrera en solitario de Bruce Dickinson que aparecía en su magistral trabajo de nombre «Accident of Birth», del cual podían a ver cogido algo de la esencia. «The Man Of Sorrow», es otro plomo de 7 minutos que llega a cansarnos de manera brutal y es que perdonarme, pero este «The Book of souls«, es, con diferencia, el álbum mas aplastante, aplatanico y pesado de cuantos Maiden han editado en toda su carrera.

Y ahora, el tema del que todos hablan como obra maestra, el compuesto por Bruce Dickinson y que, con violines, piano, violas y demás instrumentos poco escuchados en la banda anteriormente, nos ofrece lo que sin duda, otro ladrillazo en el ooído. «Empire of the Clouds» es otro tema cansado, a pesar de ser una gran composición. Soy  fan absoluto de Iron Maiden, pero meter un corte tan largo (18 minutos) y de tan poco calibre, resulta definitivamente infumable, con los cambios que anunciaba anteriormente con poco sentido, metidos a cholon y sin querer parecerse a lo que son, IRON MAIDEN. Verdaderamente, una desilusión impresionante.

Vamos a ver. En líneas generales, es un gran disco, si lo hubieran firmado «Los Churumbas» (por decir cualquier cosa), pero al estar firmado por IRON MAIDEN, este «The Book Of Souls», es un disco pobre, sin sentido entre los temas, lejos de la esencia Iron Maiden y muy, muy, pero muy aburrido. Quizás, la banda puso el listón muy alto con aquella maravilla del 2000 de nombre «Brave New World», o quizás, ya han entrado en el bucle de las demás bandas «gordas», ese que dice «…Tu saca lo que sea, que seremos nº1».

Decepcionante es la palabra adecuada para expresar lo que este nuevo lanzamiento de Iron Maiden me ha proporcionado. Lastima, y estoy hablando de una de las tres bandas más grandes de la historia del Heavy Metal y junto a Metallica, una de mis bandas por excelencia. Lamentable…

Nota: 5/10
Review realizada por: Miguel Egun

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies