CD: GRAVEWORM – “Ascending Hate”

0

«Ascending Hate» tiene fuerza y sabe crear la expectativa justa pero por desgracia, va cayendo en la monotonía y aburrimiento…

 

 

Artista: GRAVEWORM
Álbum: Ascending Hate
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 19 Junio 2015
Nota: 5’2/10

El reciente lanzado «Ascending Hate», es la noveno larga duración de los italianos GRAVEWORM. La formación de Brunico, han tardado cuatro años en volver a poner su sello en el mercado, y su vuelta, nos ha dejado un sabor agridulce. Tenemos delante cincuenta y cuatro minutos, repartidos en un total de diez entradas de ese Melodic Black Metal que se nutre de los mejores tintes del Gothic; con esa oscura sinfonía que las bandas italianas tan bien saben otorgar a sus composiciones. GRAVEWORM han regresado con un trabajo por un lado serio, pero que con el paso de los minutos se va haciendo aburrido y repetitivo.

El disco se abre con la composición más larga, «The Death Heritage» es una carta de presentación de siete minutos que viene a dejar claro lo que el oyente se va a encontrar en el resto del trabajo. El primer tema entra con una suave melodía de las seis cuerdas acústicas, casi rozando atmósferas del Folk, pero con ese toque de tristeza, de oscuridad, del sabor de la más dulce de las tumbas. Una suave intro que deja paso al buen Melodic Black de la banda, un Black Metal que entra precedido por unas guitarras ya con distorsión, para dejar paso a la increíble voz de Stefan Fiori; esos tonos graves propios del estilo y que tan bien encajan con la base casi orquestal de este primer tema. Steve Unterpertinger y Eric Righi se presentan con unas guitarras melódicas muy bien acompañadas por la impresionante batería de Martin Innerbichler. Gran apertura del disco.

Le sigue «Buried Alive», otro tema largo, de poco más de seis minutos, el cual comienza con un ritmo lento, pesado y acompañado de una atmósfera orquestal deliciosamente oscura. Un inicio muy Doom, donde incluso la voz, típico tono del nombrado género, le da ese toque de ultratumba. Tema de base lenta, de un Black Metal calmado y bastante sinfónico. La parte vocal juega en varias tonalidades llegando incluso a registros agudos jugando así con la variedad. Buen teclado de la señorita Sabine Meir.

La tercera en protagonismo es «Blood Torture Death». Composición más «alegre» que las anteriores. Guitarras más limpias y ritmo más propios del Symphonic Metal, pero sin perder nunca de vista esa oscuridad propia de la banda. Canción que se acelera por momentos sobre todo desde los bombos y platillos, llegando incluso al reconocido doble bombo del Black Metal. Buenos cambios de ritmo tocando muy brevemente el Gothic Metal.

Seguimos en este espléndido trabajo con la titulada «To The Empire Of Madness». Ritmos más marcados en su inicio, con los instrumentos secos y entrecortados, antesala de una canción muy atmosférica en su fondo, y con unos cambios de ritmos radicales que llegan desde el más oscuro Melodic Black Metal, al más suave Gothic Metal con unos pasajes tranquilos, fríos y melancólicos. De las entradas que más me han gustado de este álbum.

Llegamos a la mitad del disco, y escuchamos «Downfall Of Heaven». Impresionante piano inicial, muy breve sí, pero lo justo para meternos en materia. Las seis cuerdas se presentan potentes y dejan paso al tema más Black del disco. Instrumentos acelerados a la par que una voz gutural más propia del Death Metal y que también encajan en esta pieza. Los sonidos que expulsa aquí la batería son sencillamente sublime.

Continuamos con «Stillborn». Tema que se aleja de las raíces del black y se acerca más al Symphonic e incluso Gothic. Por momentos se puede disfrutar de pasajes ambientales donde la suavidad del teclado permite sumergir a los amantes de lo oscuro en ese magnífico sueño que nos da el Gothic. Pieza románticamente oscura y profunda. Unos ritmos que hará deleite en los Darky y en donde la banda deja ver la clara influencia de su país natal. Enorme composición colocada en el momento oportuno dentro del disco.

La séptima entrada es «Liars To The Lions». Regresamos a los sonidos más Black Metal, puro y duro, melódico sí, pero Black Metal al fin y al cabo. Sonido extremo sin olvidar las atmósferas. Guturales profundos desde la garganta de Stefan Fiori acompañados de instrumentos rápidos y duros a excepción de esos momentos donde el Melodic destaca por encima de todo. Una vez más el teclado cobra protagonismo y nos deja momentos épicos.

Entramos en la recta final del presente trabajo con «Rise Again». El principio se nos muestra tranquilo, con una fría melodía procedente de las teclas, para dejar paso a un estallido de todos los músicos en una mezcla de ritmos rápidos. Tema caótico por momento, difícil de catalogar ya que está a medio camino entre el Black y el Symphonic, pero con ligeros toques de Doom e incluso con tintes de Melodic Death, y es que GRAVERWORM juega a lo que quiera cuando creen oportuno.

Llegamos a la canción más corta con «Sons Of Lies». Tema muy a la línea de todo lo anterior, es decir, base sinfónica y ritmos a ratos pesados y muy doom, y a momentos rápidos y duros propios de los géneros más extremos, en este caso quizás más próximo al Death. Este penúltimo tema del disco sea posiblemente el más plano de todos, el que tiene menos cambios de ritmo resultando así una composición muy lineal.

Y cierra el disco «Nocturnal Hymns Part II (The Death Anthem)». Casi seis minutos que vienen a resumir todo lo escuchado. Mezcla de Melodic Black Metal y Gothic por doquier. Baterías salvajes en ciertos momentos, guitarras a golpe de melodía reconocibles incluso en el Heavy Metal, voces desgarradoras de ultratumbas, teclados muy al estilo de ese Gothic tan característico de Italia, y todo teñido bajo el manto de una atmósfera sinfónica.

En definitiva, este «Ascending Hate» es un disco que no está mal del todo, pero tampoco será recordado. Un trabajo que entra con fuerza y sabe crear la expectativa justa para despertar la atención del oyente, pero que por desgracia va cayendo en la monotonía y aburrimiento. Un disco muy repetitivo y que llega en los últimos minutos a rozar el tedio. Una lástima porque la idea era buena, pero han abusado de ella.

Nota: 5’2/10
Review realizada por: Santi Machin

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies