CD: GLENN HUGHES – “Resonate”

0

“Resonate”, es una apuesta con cierto toque arriesgado, logrando de esta manera, el disco más pesado de la carrera de GLENN HUGHES

 

Artista: GLENN HUGHES
Album: Resonate
Sello: Frontiers Music
Fecha: 04 noviembre 2016
Nota: 7’5/10

Hacía 8 años que el mítico Glenn Hughes no sacaba algo de material bajo su propio nombre en formato larga duración. Conocido por haber sido bajista de un hito del rock como Deep Purple y haber colaborado con otro mito como Tony Iommi, en este año 2016 vuelve dispuesto a demostrar que la edad no es ningún hándicap para hacer un disco lleno de buenas melodías y rock duro, seguramente lo más duro de la carrera de Hughes; a veces incluso cercano al heavy, pero es de destacar que en ningún momento nos encontramos ante un disco de heavy como tal.

“Resonate” es un disco donde nos podremos sorprender con un sonido pesado, quizá el disco con el sonido más pesado de la carrera del músico británico, y sin duda se puede decir que este es uno de los elementos más sorprendentes del disco; digo que esto es destacable porque destacar la calidad musical de un disco firmado por Glenn Hughes es redundar en algo que se presupone, aunque sólo sea por quien firma el trabajo.

De esta forma, y como se destacaba previamente, nos vamos a encontrar con canciones que tiene mucha fuerza y ese timbre tan característico del británico, y un buen ejemplo de esto es el tema que abre el disco, “Heavy”, un tema muy directo, contundente y que resulta ser un buen resumen de lo que vamos a ver en este disco. Un trabajo directo, potente, hecho por un rockero sólo para rockeros con un buen oído, ya que detrás de toda esa contundencia se encuentra la elegancia y la indiscutible calidad de un clásico del rock como es Glenn Hughes. En el estilo de esta primera canción a lo largo del disco nos vamos a encontrar alguna más, como es el caso de “How Long”.

Sin embargo, un músico de este calibre no es un artista que haga un disco lineal, donde se limite a hacer lo mismo canción tras canción, así podemos ir viendo una auténtica montaña rusa de sonidos, jugando con la distorsión del sonido y logrando así en ocasiones temas más agresivos, en otras temas menos agresivos, más o menos contundentes, pero todos unidos por un denominador común, y es que todos en conjunto forman un muy buen trabajo. Buen ejemplo de estas variaciones son “My Town” o “Steady”, dos canciones que mantienen muy alto el nivel pero que entre sí tienen bastantes diferencias, siendo la primera una canción con fuerza, con un rollo muy cercano al hard rock (menos distorsionada que “Heavy”) y la segunda casi jugando con el Rock n’ Roll, sigue siendo un tema con fuerza, pero con menos distorsión, un sonido más claro y más melódico que las otras dos citadas.

“Flow” podría ser otro buen ejemplo de lo que venimos comentando, ya que además de ese carrusel de sonidos tiene un solo de guitarra excepcional, que aporta ese plus de potencia que el tema demanda, ya que en cuanto a ritmo es relativamente lento, muy pesado también en cuanto a sonido, dejando ya definida por completo la apuesta de Glenn Hughes a nivel musical en este trabajo; y algo similar pasa con temas como “Let It Shine” o “God Of Money”.

Y por supuesto, no podía faltar el tema que funciona a modo de balada, con ritmos relajados, sonidos muy limpios, donde predomina la melodía por encima de todo, y en este caso se titula “When I Fall”, un tema donde apenas vamos a poder escuchar esas guitarras tan afiladas que hemos visto durante el resto del trabajo, una balada de rock en estado puro.

También es llamativo, “Landmines”, ya que es un tema que no se acerca al rock n’ roll, es un tema de rock n’ roll en toda regla, con juego de sonidos de lo más interesante, sin tener la distorsión o la fuerza de las anteriores pero con ese juego de guitarras y teclado tan bien trabajado que hacen la base perfecta para tener uno de los temas más interesantes de este disco sin duda alguna.

En definitiva, nos vamos a encontrar con un disco que si bien es cierto que se mueve dentro del complejo musical donde más cómodo se siente el músico británico, dentro de este estilo muestra una buena variedad de ritmos y sonidos, jugando a su antojo con la distorsión y la contundencia de las canciones, logrando así un disco tremendamente interesante de escuchar, ya que cada canción es como una pequeña caja de sorpresas. Una apuesta con cierto toque arriesgado, logrando de esta manera, y tal y como comentaba al principio, el disco más pesado de la carrera del británico, un disco que por momentos parece coquetear con el heavy sin llegar a ser heavy como tal, lo que da una idea aproximada de los derroteros por los que se maneja el sonido del álbum. Un disco creado con una sola idea en mente, o al menos esa es la sensación que ha predominado durante toda la escucha, y no es otra que la idea de que se trata de un disco creado para ser puesto sobre un escenario en lugar de dentro de un reproductor de audio, momento donde estos temas terminarán de ganar esa grandeza tan propia de un mito, por lo tanto, y como conclusión, me quedo con esa idea, este “Resonate” es un disco directo creado para ser tocado en directo.

7’5/10
Joseph Draven

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies