CD: CRADLE OL FILTH – «Hammer Of The Witches»

0

cradle-of-filth-hammer-of-the-witchesLo han vuelto hacer. Desde el año 2004 CRADLE OF FITLH no colocaba en el mercado un disco digno de su trayectoria….

Artista: CRADLE OF FILTH
Álbum: Hammer of the witches
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 11 Julio 2015
Nota: 9’8/10

cradle-of-filth-hammer-of-the-witches

 

 

Lo han vuelto hacer. Desde el año 2004 CRADLE OF FITLH no colocaba en el mercado un disco digno de su trayectoria. Con aquel “Nymphetamine”, su último buen disco, parecía que se acababan los buenos lanzamientos de la banda. Once años y cinco larga duración después, la banda de Suffolk vuelve a sacar un disco a la altura de sus grandes producciones. Es imposible que CRADLE OF FILTH regrese a ese listón que se pusieron con discos como “Dusk And Her Embrace”, “Cruelty And The Best”, “Midian” o “Damnation And A Day”; sin embargo este duodécimo álbum de estudio titulado “Hammer Of The Witches” tiene la calidad más que suficiente para introducirse entre los grandes discos de la banda. CRADLE OF FILTH se presenta en él con esa fuerza de antaño, con ese Extreme Gothic capaz de mostrarnos los sublimes cambios de ritmo que solo esta banda sabe hacer, y que tanto se echaba de menos. En definitiva, este disco vuelve a tener en sus albores la esencia más pura de la banda, ese sello de identidad que colocó en su día al grupo en la primera posición de su género y que hoy, once años después, viene a reivindicar lo que es suyo. Entremos y analicemos este “Hammer Of The Witches”.

Walpurgis Eve” es el nombre de la clásica intro encargada de abrirnos el telón. Una pieza instrumental de un minuto y medio que nos pone en sobre aviso y nos prepara para adentrarnos en el oscuro mundo del disco. Típica pieza inicial en los discos de COF de melodía suave e inspiradora, breve pasaje atmosférico a base de fríos teclados y violines que le abre el camino a la primera canción del álbum.

Yours Immortally” entra con una fuerza descomunal, baterías rompedoras y el típico grito agudo de Dani Filth para dar comienzo a una composición rápida y brutal. Las guitarras de Shaw y Ashok vienen a aportar esa potencia que se echaba en falta en la banda, y a demostrar que COF puede seguir adelante sin Paul Allende. Impresionante bajo de Daniel Firth, instrumento que brillaba por su ausencia en los anteriores trabajo y que aquí vuelve a tener protagonismo. Gran inicio del disco.

La siguiente es la impresionante “Enshrined In Crematoria”, de las composiciones que más me han sorprendido del actual disco. Y es que estamos ante una canción que suena a la época dorada de la banda. Inicio muy gótico a base de ritmos animados y bailable. Me recuerda mucho a ciertos temas del “Damnation And A Day”. Ese compás sinfónico que acompaña de forma magistral a las velocidades que salen desde los bombos y platillos de Martin Skaroupka. Canción que se muestra lenta y pausada por momentos, pero que tiene como bandera esos ritmos contundentes de los viejos tiempos. Guitarras armónicas que le dan ese toque melódico que casi que no se veía desde el “Midian”, pero con un añadido casi nuevo, ciertos punteos increíbles que le dan ese toque metalero al disco. Impresionante tema.

Seguimos con “Deflowering The Maidenhead Displeasuring The Goddes”. El principio del tema se nos presenta con una buena base orquestal para dejarnos ese estilo propio de la banda, es decir, baterías con fuerzas y Dani dejándose lo que le queda de voz para comandar un tema muy de la casa. Lindsay Schoolcraft se deja ver desde su teclado curvo como una parte fundamental del tema, y es que la teclista de CRADLE OF FILTH es la mejor en su puesto desde que dejó la banda el excelente Lecter allá por el año 1998. Canción que de haber estado en el tracklist del fabuloso “Damanation And A Day” no hubiera desentonado en absoluto. Volvemos a vivir punteos rápidos de las seis cuerdas en un tema bañado por las sinfonías atmosféricas del mejor Extreme Gothic, y vivimos un enorme cambio de ritmo en la parte central de la composición, un cambio de ritmo que nos sumerge en la época del “Cruelty And The Best”. En definitiva, un tema que pasará a la memoria de los seguidores de CRADLE OF FILTH.

Le llega el turno a “Blackest Magick In Practice”, tema que en su inicio rompe con todo y entra de forma calmada a base de violín y el coro femenino de Lindsay, para dejar paso a un ritmo muy sinfónico y una suave voz de Dani Filth, ritmo que se destroza con la batería dura y rápida para transformar la entrada en un tema típico de COF, pero sin perder de vista ese fondo profundo a base de guitarras algo más suaves, que se van metiendo en distorsión e ir acelerando su tempo al mismo tiempo que nuestros corazones. Una canción que se acerca a los ritmos del Gothic Metal pero con esa marca de Extreme que siempre le ha puesto la formación inglesa. A destacar la labor del impresionante bajo que es capaz de llevarnos a aquel sonido espectacular de la inmensa “Beneath The Howling Stars”. Parte brutal y salvaje en la parte central del tema sin dejar atrás esos cambios de ritmo que hacen que las canciones sean totalmente impredecibles.

Nos tomamos un respiro en este camino para deleitarnos con “The Monstrous Sabbat (Summoning The Coven)” una suave intro de casi dos minutos. Una pequeña pieza instrumental donde la señorita Schoolcraft nos introduce en su mundo mágico y hermosamente oscuro procedente de las teclas de su fabuloso teclado. Pieza melancólica, fría y con un sugerente aroma de ese miedo que todos sentimos en ocasiones. Magnífico exordio que nos prepara para la parte final del álbum.

Y llegamos a la canción que da nombre al disco. “Hammer Of The Witches” Tiene una entrada de guitarras que marcan un ritmo entrecortado envueltos en una gran atmósfera orquestal. Tema muy sinfónico y con un Dani fuera de sí para recordarnos al maravilloso lanzamiento del 2002. Lindsay se muestra con unas narraciones a base de una voz apagada muy al estilo de canciones como el himno “Cruelty Brought Thee Orchids” o la fabulosa “The Twisted Nails Of Faith”. Impresionantes seis cuerdas en la parte central del tema junto a una batería muy a lo Black Metal, todo esto endulzado en la magnífica sinfonía de los ritmos góticos que salen desde el teclado. Enorme composición de seis minutos y medio, la cual tiene un final donde el cuatro cuerdas vuelve a lucir con una excelencia mortal.

Right Wing Of The Garden Triptych” se atreve a iniciarse con una leve base electrónica y la dulce voz femenina recordándonos a temas como “Death Of Love”, aunque por suerte se aleja de eso…ya que el tema enseguida se introduce en ritmos oscuros y extremos. Tema rociado de sinfonías armónicas con mucha presencia de teclados que le dan ese aroma de Gothic a las composiciones de COF. Pero como en todo tema de esta banda, la canción se mete en esos pasajes de velocidad y agresividad donde destaca como siempre los alaridos agudos de Dani Filth, gritos desgarradores que salen de lo más profundo de su (gastada) garganta. Esta séptima entrada, por sus partes sinfónicas me recuerda a la gran “Thank God For The Suffering”. Muy buenos coros de Lindsay, que sin llegar a la enorme Sarah Jezebel Deva, nos recuerda a aquella magnífica era. Impresionante cambio de ritmo en el último tercio de tema para dejarnos unos muy buenos seis minutos de canción.

La octava (novena contando la intro) es la más corta del disco, “The Vampyre At My Side” comienza lenta, a base de piano, principio por lo tanto melancólico, triste, apagado, sentimental. La voz de Dani se presenta profunda, casi rozando el Doom, y todo acompañado de unos tenebrosos violines. Pero termina pronto y nos volvemos a sumergir en el Extreme Gothic rápido y contundente, entrando en dicha velocidad con la marca más característica de la banda, el grito agudo de su cantante. Tema que volvemos a pasar de ritmos extremos a pasajes sinfónicos donde destaca esa esencia orquestal procedente de las teclas. En las partes duras nos encontramos con guitarras potentes y una batería que juega con los ritmos del Black Metal. Punteos de guitarras casi rozando los sonidos chillones del Heavy, técnica que se instaló en COF a partir del “Thornography”, en realidad estamos ante el tema más variado del presente disco. Donde en su parte final podemos vivir recuerdos de aquellos CRADLE de 1998.

Y llegamos a la (casi) última canción del disco. “Onward Christian Soldiers” es la composición más larga con un total de siete minutos. El tema comienza con melodías típicas del Symphonic, teclados solemnes y coros angelicales, pero eso solo dura medio minuto, ya que el tema cambia de forma radical y nos lleva por ese sendero de Black Metal con base armoniosa que tanto disfrutamos en los viejos CRADLE. La pieza juega con ese brutal ritmo a la par que con sonidos de otros estilos, e incluso del Heavy. En líneas generales estamos ante una sucesión de acordes bañados en la oscuridad musical muy bien acoplados a las atmósferas orquestales. Velocidad y sinfonía sería la etiqueta más adecuada para este tema. Los dos registros vocales del señor Filth juegan como lo hacía en antaño, grave y agudo vuelven a brillar con luz propia. El final del tema se trata de una hermosa melodía instrumental que se une con la última entrada del álbum.

Y es que “Blooding The Hounds Of Hell” comienza sin haber un stop con su antecesora. Y es que esta intro instrumental de dos minutos se inicia con la misma melodía que el final del tema anterior. Esta pieza despide de forma increíble los cincuenta y seis minutos del impresionante trabajo musical que CRADLE OF FILTH nos han dejado con este nuevo lanzamiento. Como decía esta última pieza es una mezcla de coros femeninos y sobre todo de tranquilidad sacada desde las teclas del instrumento de Lindsay. Un final de disco épico, casi de banda sonora cinematográfica. Alucinante final para toda una maravilla de disco.

¿Final?, no, aun no, y es que el formato digipack del “Hammer Of The Witches” cuenta con dos bonus track. Ambos extras son dos composiciones de casi seis minutos y medio. La primera de ellas es “King Of The Woods” que de principio a fin es una brutalidad. Esencia oscura a base de buena melodía y potencia desde sus instrumentos. Pasajes lentos que nos introduce en el más bello Gothic, para golpearnos con fuerza en su parte más extrema. Muy buenas partes cantadas a la vez por voz masculina y femenina. Volvemos a sentir la fuerza de la banda en su época de más auge. El segundo de los bonus track es “Misericord” con la que aparte de seguir sintiendo la fuerza del lado más extremo de la banda, podemos muy sutilmente recordar esa frialdad del inolvidable “Dusk And Her Embrace”, tema contundente y muy bueno, la verdad es que ambos bonus hacen que valga la pena hacerse con el digipack.

En conclusión, con este “Hammer Of The Witches” CRADLE OF FILTH ha recuperado la fe perdida en sus seguidores, ha mandado a callar a sus detractores (que siempre están con las uñas afiladas) y vuelven a poner en el mercado un disco a la altura de sus grandes obras. Este nuevo disco de los ingleses ha hecho renacer a una banda que llevaba mucho tiempo en letargo, y que ya era hora de que despertasen, pues cuando hacen discos como el presente, demuestran que siguen teniendo su lugar de preferencia dentro del Extreme Gothic, posición que perdieron a base de malos discos, pero que han recuperado con un trabajo impresionante, muy serio, y que a los que han seguido a esta banda desde sus inicios podrán, años después, volver a las sensaciones que está banda ofrecía a finales de los noventa. CRADLE OF FILTH han vuelto y ojalá sea para quedarse.

Nota: 9’8/10
Review realizada por: Santi Machin

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies