BODEGA ROCK: CRÓNICA E IMAGENES DE SU XIV EDICIÓN CON JOSE ANDREA, ANKHARA, TAKEN, SYLVANIA Y DAWNLIGHT

0

XIV EDICIÓN – 17 AGOSTO 2019
JOSE ANDRËA – ANKHARA – TAKEN – SYLVANIA – DAWNLIGHT

Un año más, con esta edición ya van 14, el pasado 17 de agosto se celebró en la localidad de Hornillos de Eresma (Valladolid), una nueva edición del BODEGA ROCK. Un festival luchador, de esos que llamamos humildes solo por el echo de no congregar a miles de personas pero, con una profesionalidad organizativa y una atención, tanto a bandas, como a prensa, o público, esto último nunca visto en los festis de Metal, que ya quisieran más de uno de esos que se hacen llamar macro-festivales.

Este año BODEGA ROCK ha pasado por muchos problemas antes de realizarse. A penas un mes antes de la fecha de edición, estaba colgando de un hilo tan fino que estuvo a punto de caer al vacío. Tras una lucha titánica por parte de los implicados, finalmente el festival se realizaría, y no de cualquier manera, sino mejor que años anteriores, ya que para esta edición, BODEGA ROCK contó, además de con un elenco de bandas que estuvieron a un nivel superior, con un escenario de 12 metros de ancho, o lo que es lo mismo, el remolque de un trailer convertido en escenario, dándole al festival una subida de infraestructura y categoría absoluta.

Tras dos años donde la banda principal era de carácter extranjero, este año, y debido a los problemas mencionados anteriormente, no hubo tiempo real de tratar con bandas “guiris”, y se decidió por el producto nacional, y que producto señor@s…Las cinco bandas que se subieron al escenario del BODEGA ROCK, realizaron unos shows estupendos y todo salió a pedir de boca pero…mejor lo separamos por partes…

(Podéis ver una amplia galería de imágenes al termino de las crónicas)

La noche comenzó con la actuación de los locales DAWNLIGHT, una banda que practica un power metal elegante y lleno de detalles. Si bien el público en ese momento no era todo el deseado – aún pegaba el calor a esas horas-, los que allí estuvieron pudieron ver un buen show de los vallisoletanos, que dejaron claro con temas como “Men in the Shadow”, que abrió el show tras una pequeña intro, “Old Path”, o para mi, la estupenda “White Wolf”, que fue uno de los cortes que más me sorprendió, que tienen mucho que decir.

Uno de los momentos más altos de su actuación fue cuando tocaron “Mirror, Mirror”, el extra-conocido tema de BLIND GUARDIAN, que a pesar de encontrarle algún desajuste, puso en órbita a los que había y a los que llegaban a la plaza mayor de Hornillos de Eresma.

EL show termino con “After War” y una poderosa “Eternity”. Buen sabor de boca nos dejo DAWNLIGHT, quienes lanzaran el próximo mes de octubre su nuevo trabajo discográfico, el cual esperamos con ganas.

Apuntar que la banda lleva a otro miembro más que sale en momentos puntuales disfrazo de la temática del tema para animar y darle un toque más a un show que estuvo rozando el notable.

Texto: Miguel Egun
Fotos: Joseph Draven

 

La segunda banda en salir a escena en esta XIV edición del Bodega Rock venía desde Valencia. Sylvania fueron los encargados de seguir caldeando el ambiente en esta calurosa tarde de agosto en Hornillos de Eresma. Formados en Valencia en el año 2007, tuvieron una formación estable hasta el año 2013, cuando empezaron a llegar los cambios a la banda, editando en este lapso de tiempo su primer disco, “Lazos de Sangre”. Tras los cambios, en el año 2016 editan, a través del sello Black Haven, su segundo disco “Recuerdos del Mañana”, con Alfonso Arróniz a la voz, Álvaro Chillarón al bajo, Alberto Tramoyeres a la guitarra y Sergio Pinar a la batería.

Entrando en su concierto, dieron un buen repaso a su trayectoria musical, anunciando que tienen un disco a punto de caramelo para ver el mercado, y dieron un muy buen show, haciendo disfrutar al respetable con canciones como “Transylvania” o “Testigos de las Estrellas”.

Es difícil destacar una canción que les supusiera una ovación mayor que otra ya que si hubo una constante en este show es que tras cada tema el público le dedicaba un buen aplauso a la banda, recompensando también su esfuerzo ya que el derroche de energía que ofrecieron fue indiscutible, resaltando además el vocalista como detalle que su guitarrista estuviese allí pocos días después de fallecer su padre.

Un gran concierto para seguir alimentando las ganas de coger a los grandes, pasándole el testigo a una banda que prometía seguir subiendo los decibelios a lo grande como Taken.

Para cerrar este breve repaso a un gran espectáculo de la formación valenciana decir que este día, quienes aún no les conocían, quedaron muy satisfechos de lo visto sobre las tablas, por lo que sin ninguna duda se puede afirmar que después de su paso por el escenario del Bodega Rock sumaron unos cuantos nuevos fans a la causa, muestra también de que, aunque aún se les pueda considerar una banda emergente, el futuro que tienen ante ellos es más que brillante.

Su set-list fue:
Sangre, sudor y lágrimas
Transylvania
La princesa prometida
La maldición de Dabria
El reino de los sueños
Testigos de las estrellas
Luna quebrada
Vivo en tu memoria

Texto y fotos: Joseph Draven

 

Turno ahora para esa banda que desde pusiera su debut discográfico en 2016 bajo su propio nombre , no ha hecho más que ascender a base de un trabajo y calidad enormes. Era el turno de los navarros TAKEN, quienes repetía festival, ya que en 2017 presentó allí con su debut, y este año, con su segunda larga duración, la organización no dudo en tenerles de nuevo y como era de esperar, su show fue de 10.

La banda tiene un sonido muy engranado y nítido. Eso, junto a las fantásticas tesituras vocales de David, que de nuevo se metió a la gente e el bolsillo con sus interplanetarios agudos, consiguen una conjunción de una calidad envidiable.

Taken venían con muchas ganas, es un festival que les encanta y prueba de ello es que decidieron antes de salir que, esta vez se hablaría menos entre tema y tema, para que entrará al menos, una canción más en el set y ofrecer más contenido a los asistentes al show, que a esa hora, ya llenaban la plaza Mayor de Hornillos.

Así fue como tras la intro de rigor, y tras unos pequeños ajustes de sonido en “Back to zero”, tema que abrió el show, la banda comenzó a disparar una metralla de puro power metal con balas del calibre de “A Thunder in the Storm” o “Wormy Brains”, esta última haciendo las delicias del respetable, quien no dejo de corearla de principio a fin.

También hubo tiempo para dejarnos una deliciosa pieza de su primer trabajo, “Afterlife”, un tema envolvente lleno de matices que la banda traslada al directo de manera formidable, o cerrar el show con una precisa “Distant Shores”, con bandera takenian incluida ondeando encima del escenario en manos de David.

Una nueva demostración de calidad a caro de estos navarros que siguen sumando grandes criticas desde nacieran.

Texto: Miguel Egun
Fotos: Joseph Draven

 


Si alguna banda resaltó el pasado 17 de agosto por encima de todas, esa fue ANKHARA. ANKHARA es una de esas bandas que guardo con mucho cariño en mi corazón. Una banda que desde que volviera en 2013 no ha hecho más que mejorar, y prueba de ello fue el sobresaliente show que Pacho, Alberto, Cecilio, Sergio y Matt se marcaron en la decimocuarta edición del BODEGA ROCK.

ANKHARA sonó como los ángeles, nítidos, potentes y con un set list ganador, y es que ANKHARA es una banda con tantos hits, que toquen lo que toquen, tienes la fiesta asegurada. Fueron los que literalmente levantaron el festival. El público estuvo “a muerte” con la banda desde el minuto 1 y la banda realizó uno de los mejores shows que un servidor recuerda de los madrileños.

Al termino del concierto, fui al backstage a felicitar a la banda por el show, y los comentarios entre los propios músicos madrileños eran de plena satisfacción, llegándome a comentar que posiblemente había sido el mejor y el más cómodo concierto que habían realizado desde hacía mucho tiempo. Desde estas lineas, lo confirmamos, ya que finalmente, el show de ANKHARA fue simplemente perfecto.

Toda la banda encima del escenario a excepción de Pacho, quien recibiera una ardiente ovación nada pisar las tablas. Antes incluso de soltar cualquier sonido vocal, el público ya reconoció el cariño que procesa a los madrileños. “Te toca sufrir” fue el encargado de abrir su concierto tras una intro expectante. Basto un tema más, “Demasiado tarde”, para poner patas arriba definitivamente la plaza Mayor de Hornillos. Uno de los aspectos positivos que note rápidamente fue la calidad que la banda ha conseguido en los coros de los temas. Se lo dije a todos allí y me reitero aquí. !ANKHARA ha conseguido una subida de nivel superior al trabajar los coros como lo esta haciendo ahora!!, dándole a los temas una presencia y potencia en las partes elegidas estupenda. Más aún cuando ANKHARA se caracteriza por estribillos pegajosos y caladores. Gran trabajo de Alberto, Cecilio y Sergio en este aspecto.

Sueña”, ese tema cañón de su último lanzamiento, con un Pacho espectacular, continuaba la tralla con la que ANKHARA había comenzado el concierto, donde las guitarras de Alberto y Cecilio eran matadoras, con un sonido Heavy potentisimo. Continuaríamos de la misma manera con la querida “3:40” y “Jamás”, ese temazo de su segundo álbum que volvió a subir el termómetro en Hornillos.

Sin duda, uno de los temas más emblemáticos de su última obra no podía faltar. La pegadiza “Sigo en Pie” fue un autentico misil. Es increíble como Pacho se encuentra actualmente vocal y fisicamente, no es que haya perdido agudos, es que los ha ganado. Se nota que lleva muchos años trabajando su voz, y actualmente, me atrevería a decir que esta en el mejor momento de su carrera. Incluso salto del escenario y se subió en la especie de fuente (no recuerdo si era fuente o simplemente un pequeño monumento) a cantar con el personal. Soberbio.

Océanos de lágrimas”, “No digas nunca” y la memorable “No mires atrás”, coreada por todo Hornillos y pueblos de alrededores, sirvió para entrar en la parte final del estupendo show que ANKHARA estaba realizando.

La metálica “Ayúdame”, con una fuerza descomunal a cargo de la base rítmica de Matt y Sergio, con ese estribillo cremoso que posee, y una emotiva “Hasta el fin”, teletrasportandonos al comienzo del milenio con otro estribillo fantástico (que os voy a contar), dejo paso al termino del concierto de ANKHARA con, como no, “Acordes Mágicos”, cerrando una fiesta total.

Un 10 alto para ANKHARA, que siguen demostrando que son una banda capaz de medirse a cualquiera sin ningún tipo de perjuicio y que de lejos, fue la banda estrella para un servidor de la pasada edición del BODEGA ROCK.

Texto: Miguel Egun
Fotos: Joseph Draven

 

Los encargados de poner el broche de oro a lo que ha sido una magnífica edición de este festival es una formación que, desde la edición de su último trabajo, están dando y mucho de qué hablar; como no podía ser de otra forma hablamos de José Andrëa y sus Uróboros, que en esta ocasión se presentaron sin José Rubio,  (tocaron a una sola guitarra, aunque la enorme habilidad de Chino a las seis cuerdas hizo las delicias del respetable) y, aunque el comienzo de su concierto tuvo algún que otro problema de sonido, finalmente lo resolvieron antes de finalizar “Matar al Rey”, sonando ya como se espera de ellos (como anécdota, después del concierto pude comentar esto con Chino, guitarrista de la banda, comentándome a modo jocoso, “no es que se solucionase, es que el oído se acostumbra”, afirmar esto se lo dejaremos al público).

En esta ocasión, a diferencia del concierto que dieron en la sala Cool de Madrid (también reseñado en esta web), la presencia de canciones de Mägo de Oz fue algo mayor, pero esto no desmereció en absoluto en concierto que ofrecieron, mostrando una noche más que se encuentran en un gran estado de forma, que la compenetración que hay entre toda la banda es envidiable y, sobre todo, que la aportación de Fernando Ponce de León (Sor Ponce de León en este concierto, broma fruto del atuendo del flautista, ya que iba completamente de negro y, como broma, salió con un alzacuellos al inicio del espectáculo) y del incombustible e impresionante Santiago Vokram al violín, que le dan ese toque diferente a su sonido sin caer en el folk metal propiamente dicho, y sirva como muestra de esto el segundo corte que tocaron, “Una fábula de mí y yo”.

Una vez más, a los músicos se les veía disfrutar sobre las tablas, y esto se contagiaba al público, logrando así un feedback que hacía que el concierto fuese el broche de oro perfecto para este festival. Tuvimos incluso un momento para los más nostálgicos, ya que el gran Pacho Brea subió a las tablas, aunque no tocaron “Hasta que el cuerpo aguante” (la tocaron más tarde, pero según pude saber después del concierto Pacho no podía esperar a este corte), sino que su voz sonó junto a la de José Andrëa en “El que quiera entender que entienda”, haciéndonos volver a todos al año 2000, cuando el “Finisterra”, el original, vio la luz y pudimos disfrutar de estos dos portentos vocales juntos.

Siguieron así desgranando un setlist con varios puntos álgidos, como “Mala Estrella” (canción que cuanto más escucho más me gusta) o un Medley de algo más de diez minutos de Mägo, en el que sonaron “Réquiem”, “Jesús de Chamberí” y “Astaroth”, rescatando así del olvido algunas canciones que son historia del nuestro heavy metal (nos guste más o menos, es así).

El cierre fue el binomio que parece que es habitual, y son dos grandes canciones, “Para que nunca amanezca”, una de esas canciones que pasa desapercibida muchas veces pero que es una verdadera maravilla, y por supuesto, “Bienvenidos al Medievo”, donde la presentación incluyó una crítica a los acontecimientos recientes en lo que a censura musical se refiere en Madrid (Def Con Dos, Luis Pastor…), palabras con las que, quien les escribe, está muy de acuerdo, ya que José Andrëa citó estos conciertos diciendo “los siguientes seremos nosotros, ¿no vamos a hacer nada?”.

Un gran espectáculo para cerrar una edición espectacular de un festival que, con humildad, esfuerzo y, sobre todo, pasión por el trabajo, logró un resultado muy destacable, y bajo mi punto de vista es de destacar ya no sólo el resultado, también lograr montar el cartel que han montado en esta edición, ya que al fin y al cabo hablamos de un festival gratuito en un pueblo coqueto y pequeño en mitad del campo vallisoletano, y lograr un resultado como este es, al menos bajo mi punto de vista, para quitarse el sombrero con la organización, por lo que quiero cerrar estas líneas felicitándoles y reconociendo el titánico trabajo realizado, esperando que el año que viene la gente pueda disfrutar de una XV edición del Bodega Rock, como mínimo, igual de buena que la de este año.

El set-list de Uróboros fue:
Matar al Rey
Una fábula de mí y yo
El que quiera entender que entienda (con Pacho Brea)
Allá donde estés tú
La vanidad
Ocaso
Mala estrella
La mujer lobo
Hasta que el cuerpo aguante
Medley Mägo de Oz (Réquiem, Jesús de Chamberí, Astaroth)
Agua y fuego
El último Jincho
Para que nunca amanezca
Bienvenidos al medievo

Texto y fotos: Joseph Draven

Nota sobre la falta de JOSE RUBIO en el show de Jose Andrea y Uroboros:

Debido a mi manía por informar, nada más enterarme de la noticia de que Jose Rubio no estaría formando parte del line up de Jose Andrea esa noche, y debido a la amistad que me une con el guitarrista andaluz, me puse en contacto con Jose Rubio ipso facto desde el mismo backstage del festival para que me contará del porque de su ausencia. Tras una pequeña charla con jose,  por deferencia, tanto al propio Jose Rubio como a la banda Jose Andrëa Uroboros, no seremos nosotros los que tiremos la caña para crear polémica, ya se encargaran las partes implicadas en dar alguna explicación por su falta, o al menos eso esperamos.

Miguel Egun

MÁS FOTOS

 

 

 

 

 

Share.

About Author

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies